Nuevo Portal www.murciarock.com
Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.vuelves al índice de entrevistas

e

n

t

r

e

v

i

s

t

a

s
CUTILLAS Y LOS AUTÓNOMOS  

02/03/07

Jesús (i) y Pepe Cutillas

VERSATILIDAD BRUTAL

Cinco años después de su 'Trilogía Republicana' -tres álbumes: In fraganti, Piel de cangrejo y Ropa interior, cada uno de ellos con uno de los tres colores de la bandera de la República en su lomo-, por fin tenemos noticias discográficas de Jesús Cutillas.

Pero esta vez no viene solo, sino con su hermano Pepe y con el enunciado de Cutillas y Los Autónomos. Y con un disco, Por la causa, en el que dan rienda suelta a su imaginación desbordante, a su ausencia de prejuicios -si Jesús siempre ha brillado por su heterodoxia, no se pierdan a Pepe- y a su 'el talento no se vende' particular.

Igual de osado pero más sabio, igual de discordante pero más irónico, igual de autogestionario pero más escéptico. Así se presenta el nuevo Jesús Cutillas. Igual de magnético pero cinco años más viejo. "Cinco años, cinco años… ¿Si acabé un poco saturado? De grabar, no. Grabar es un placer, de lo más placentero que hay. Lo que agota es luego vender. La parte empresarial del asunto es lo jodido, es muy pesado. Si no, haría un disco cada año. De todos modos, lo de los cinco años no ha sido exactamente por eso. También por el tipo de proyecto y por un montón de circunstancias", señala Jesús mientras Pepe me escruta disimulando a ver si soy de fiar.

Una de las circunstancias tiene nombre propio: el rubio Ulises, primer hijo de Jesús, un niño que nació con la bendición del agua pura de la sierra de Yeste. Un disco, este Por la causa, que comparten al 50% los dos hermanos. "Absolutamente. Son 17 canciones de las que cada uno cantamos ocho y una va a medias". Desde el principio tenía claro que este nuevo trabajo sería con Pepe. "Sí. Me gusta el resultado de los otros tres, pero reconozco que para mí lo natural hubiera sido empezar así. Juntarme con mi hermano, con la gente que conozco… En ese sentido, este disco es como volver un poco hacia atrás, hacia el origen, hacia el punto de partida, trabajando con tranquilidad".

Pepe y Jesús, habituales de las causas justas -esta noche actúan en un concierto por una vivienda digna- y de las movilizaciones contra el ya conocido como 'ladrillismo ilustrado', presentan un disco tremendamente ameno. Variado, dinámico, entrañable, divertido, original. Narrado con un punto de escepticismo y dos de ironía, Por la causa no es un disco de canciones-denuncia, sino un álbum de canciones en las que pasan cosas que reflejan situaciones denunciables. "Es lo que vivimos y entonces se refleja en las canciones. Pero eso también lo da la experiencia, los panfletos los hacíamos con 20 años. Trabajar ocho horas diarias te quita muchos eslóganes de la cabeza. Lo expresas de un modo más sutil, con más sentido del humor, con un punto de escepticismo".

Uno de escepticismo y otro de esperanza, que la hay y no poca. "No, de esperanza, tres. No vamos a cambiar el mundo, no somos tan ingenuos, pero muchas cosas tienen solución. Otro tema es que esas soluciones no le interesen a quienes tienen el poder".

BALADAS IMPACIENTES
" Por la causa" es un disco atípico. Un disco de baladas impacientes, habaneras insumisas, jotas 'cabreás', himnos politeístas, sevillanas mínimas y otras rarezas vitales. Un disco de coherente versatilidad brutal. Toma ya. "¿Un disco atípico? Bueno, supongo. Son 17 canciones y ninguna es de amor", señala Jesús.
Pepe toma la palabra. "Las canciones de Jesús son mucho más recientes, las mías son las mejores que he escrito desde hace 15 años, porque no había grabado antes. Son canciones que coinciden con momentos significativos de la sociedad española y, además, geográficamente yo vivía en esos sitios. Por ejemplo la de ‘Jamaicano’ es de cuando mataron a esta mujer dominicana, Lucrecia, en Madrid. Yo estaba allí, estudiando en la universidad".

Una canción en la que al protagonista le pones un nombre conocido: Marley. "Sí. Porque le podía haber pasado a él, perfectamente. Es que los mitos, cuando ya son mitos, todo el mundo los ama. Pero si Bob Marley hubiera venido aquí, le hubieran llamado sudaca".

Ni Jesús ni Pepe le hacen ascos al término cantautor. "En absoluto. Yo canto y compongo mis canciones y no me ato a ningún género. Lo que menos te cataloga es precisamente la canción de autor", apunta Jesús. "Es un ejercicio de libertad que quizá alguien que haga pop o heavy no pueda permitirse. De lo que se trata es de encontrar tu propio estilo, tu propia personalidad, tus propias ideas. No limitarse a unos patrones te da variedad, riqueza, frescura. Además, te permite manejar el factor sorpresa, que es un elemento muy atractivo con el que poder jugar", afirma Pepe.

Un referente que se me ocurre es el del gran Kevin Johansen [Jesús no lo conoce, Pepe sí], no por sus similitudes formales, que no las hay, sino por su mordacidad y versatilidad. "Para mí el estilo forma parte del mensaje. Bien porque lo refuerza, bien porque le da un punto de ironía. Por ejemplo, que “La siesta” sea una sevillana es bastante irónico. O hacer una habanera, que en principio es uno de los estilos más retrógrados que hay, porque viene de las colonias y tal, para un mensaje antimilitarista. Es algo premeditado. Con el estilo también se puede decir muchas cosas", concluye Jesús.

Vamos que nos vamos. Pues para ser un disco autogestionado y autoeditado, toma libreto de 12 páginas a color. No está mal, oiga. "Es la ventaja de trabajar ocho horas diarias, que tienes dinero. Forma parte de la filosofía. Lo haces porque te gusta la música, porque es muy agradable que alguien te diga que le gusta, por comunicarte. Es por la causa, porque hay algo más que el dinero. O mejor, el dinero sirve para esto".

--------------------------------------------------------------------------------------------

- Puedes conseguir Por la causa justo aquí.

- Visita la web de AMCA.

--------------------------------------------------------------------------------------------