Nuevo Portal www.murciarock.com
Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.

c

o

n

c

i

e

r

t

o

s
B-SIDE  

03/09/07

 
Echo & The Bunnymen encabeza el cartel del B-Side Festival

B-SAME

Con sólo tres ediciones, contando la actual, el B-Side se ha convertido, de manera indiscutida, en el mejor festival de rock-pop independiente de la Región de Murcia. Nada menos que Echo & The Bunnymen, una de las bandas más influyentes del rock británico de los últimos 25 años, encabeza el cartel.

Que se completa con los estimulantes norirlandeses Ash, los rompepistas ingleses The Freestylers, así como los nacionales Sterlin -cuyo flamante nuevo álbum ha desbordado los elogios de la crítica-, Igloo, los murcianos Noise Box -con su potente nuevo disco "Locked up in a human body" ya finalizado, pero aún inédito- y uno de los DJs más cotizados del panorama europeo: Ángel Molina.

CRUCIAL OCHO
Nombrar a Echo & The Bunnymen e invocar a la grandeza es todo uno. Los primeros 'tags' a asociar serían McCulloch, post-punk, Sergeant, Liverpool, "The killing moon", psicodelia, oscuridad, "Ocean rain"… y sí, también ochenta, década en la que grabaron cinco magníficos discos que marcaron el rumbo del rock británico, década en la que desarrollaron una trayectoria brillante y personal como pocas, presentando una novedosa propuesta que serviría de influencia a relevantes bandas posteriores.

Década en la que sacaron medio cuerpo (¿sólo?) a U2 como mejor grupo británico y década, miren por donde, para la que Ian McCulloch no tiene precisamente bonitas palabras, como declaró recientemente al portal amigo Popmadrid: "El revival de los ochenta es horrible. Fue una década nefasta, tanto en lo musical, con un montón de producciones horrorosas, como en lo político, con otro horror como fue la Tatcher en nuestro país. Había cosas buenas, pero muchas veces sucede que todo el mundo se fija en el lado equivocado y me temo que eso es lo que está pasando. Los sesenta fueron fantásticos, los setenta también estuvieron bien y en los noventa ha habido muchas cosas interesantes, pero los ochenta fueron un páramo. Definitivamente, no me gusta el número ocho".

Pero le guste o no a McCulloch, a quien la fama de provocador y bocazas siempre le ha precedido, fue en la primera mitad de los ochenta cuando Echo & The Bunnymen reinó en Inglaterra y, por extensión, destacó en el resto de Europa. Aunque para encontrar su génesis haya que remontarse a 1977, el año del punk y el año en que unos jovencísimos Julian Cope, Pete Wylie e Ian McCulloch forman en Liverpool una de las bandas más efímeras y sin embargo seminales del rock británico: The Crucial Three.

Exactamente seis semanas, entre mayo y junio, duraron juntos estos tres elementos que, como señalaba el profético enunciado, resultarían cruciales para el nuevo rock que se gestaba en las islas tras las cenizas del punk. Cope formaría The Teardrop Explodes -e iniciaría más tarde una longeva carrera en solitario que le ha convertido en un excéntrico héroe de culto-, el menos trascendente Wylie haría lo propio con Wah! y McCulloch encontraría al lugarteniente perfecto en Will Sergeant y juntos romperían los moldes con Echo & The Bunnymen. Alea jacta est.

MÁXIMA INFLUENCIA
En marzo de 1979 los Hombres-Conejo editan su primer single, "Pictures on my wall" / "Read it in books", en el pequeño sello local Zoo. La banda está formada por Ian McCulloch en las vocales, Will Sergeant a la guitarra, Les Pattinson al bajo y una caja de ritmos bautizada como Echo, extremo desmentido en alguna ocasión por el propio grupo y que, en cualquier caso, sería jubilada para la grabación de su primer álbum, "Crocodiles" (1980), y reemplazada por Pete de Freitas.

Para algunos se trata de su mejor disco, aunque yo no me atrevo a hilar tan fino pues los tres siguientes, e incluso el en su día menos valorado por motivos coyunturales -estaban al borde de la ruptura- quinto álbum de título homónimo, me parecen igualmente magníficos. Lo que sí supuso "Crocodiles" fue la sorpresa, la admiración, ante una propuesta no exenta de referentes (The Doors, la psicodelia) pero rotundamente propia, personal y diferente. Única hasta la fecha.

Pero además Echo & The Bunnymen ofrecía una estética, una actitud y unos directos no menos impactantes. Sus portadas retrato-paisajísticas, sus medias melenas cardadas con el flequillo ocultando la mirada melancólica, la permanente atmósfera de día lluvioso, esa pose escénica con las luces siempre a la contra y un McCulloch elocuentemente impasible…

Si musicalmente su influencia ha sido o es meridiana en bandas como Ride, Verve, Coldplay u otras más actuales como The Coral, British Sea Power o The Editors, su imagen y actitud escénica no ha sido menos imitada. Y si no que le pregunten a Bobby Gillespie (Primal Scream) y sobre todo a sus fans confesos Jesús & Mary Chain. Hace unos años ofrecieron un soberbio concierto en el Auditorio de Murcia en el que todas estas influencias se revelaron de manera tan nítida que la sensación de grandeza iba creciendo por momentos. Ellos fueron los maestros de un estilo muy imitado. No hay duda. Punto en boca.

>> [continúa] >> >>
>> [continúa] >> >>
>> [continúa] >> >>

--------------------------------------------------------------------------------------------

- Echo & The Bunnymen, Ash, The Freestylers, Sterlin, Noise Box, Igloo y DJ Ángel Molina conforman el programa de la tercera edición del festival B-Side, que tendrá lugar el sábado 8 de septiembre de 2007 en el Campo de fútbol Sánchez Cánovas de Molina de Segura. Desde las 19.30 horas. Precio: 20/25 euros.

--------------------------------------------------------------------------------------------