Nuevo Portal www.murciarock.com
Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.

c

o

n

c

i

e

r

t

o

s
CREAMFIELDS ANDALUCÍA  

06/08/04

La sensual Miss Kittin estará en el Creamfields Andalucía

OCÉANO ELECTRÓNICO

Si saltas con ímpetu desde Águilas llegas hasta la bella playa de Villaricos, ya en el término municipal de Cuevas de Almanzora, donde tendrá lugar el Creamfields Andalucía, un evento musical de 12 horas de duración que se celebrará la noche del sábado 14 de agosto. Un entorno idílico para un festival de ensueño sintético, en el que no faltarán cabezas de cartel de la talla de Massive Attack, Goldfrapp, Jeff Mills, The Orb, Miss Kittin o Fatboy Slim.

¿Contarán ovejitas electrónicas los robots? Pregunta improcedente, lo que corresponde es bailar mientras el cuerpo aguante, acariciado por la brisa marina, y cuando decidas descansar sobre la arena hacerle caso al bueno de John Paul Jones. Ya sabes: "Love is in the air (of the Creamfields Fest)".

SIGLO XVI: 10 A.M.
Una breve pinceladilla histórica, no para pedir la anexión, sino para recordar que fueron unas 200 familias murcianas las que repoblaron Cuevas de Almanzora tras la expulsión de los moriscos a finales del siglo XVI, bajo el régimen señorial del Marqués de los Vélez, menudo crack.

Bien, pues ahora pedimos prestada la máquina del tiempo a HG Wells y nos trasladamos hasta Liverpool, en 1992. Justo allí y entonces nace el Cream, uno de los clubes decisivos en el resurgir de la música electrónica en los noventa, cuando la irrupción del denominado 'intelligent techno', una auténtica revolución sonora que reivindicaba la música electrónica desde una óptica bailable pero con la calidad como bandera.

Música apta para el baile y para la escucha, para la pista y el sofá.
Las fiestas del Cream alcanzaron tal grado de relevancia que sus propietarios comenzaron a exportarlas. Primero por el Reino Unido. Después atravesando fronteras: Japón, Australia, Argentina, Suráfrica, Grecia, Perú, Nueva Zelanda, Turquía, Eslovaquia, Filipinas, Estados Unidos, Egipto, Rusia, Polonia, República Checa... ¡Y ya estaba bien, también España! Concretamente, y como ya sabes, Playa de Villaricos, Almería. Vale, pues ahora echemos un vistazo a los artistas en cartel.

LA ACADEMIA DE BRISTOL
Considerados por buena parte de la crítica como el grupo más influyente de la década de los noventa, no cabe duda de que los británicos de Bristol MASSIVE ATTACK fueron pioneros en la creación de un sonido que, algunos años más tarde, sería etiquetado como trip-hop.

En realidad lo que el combo formado por el ex pintor de graffiti 3D (Robert del Naja) y sus compinches Mushroom (Andrew Vowles) y Daddy G (Grant Marshall) creó con su primer single Daydreaming (1990) y muy especialmente con su debut-álbum Blue lines (1991) fue un sonido nuevo, inicialmente denominado 'Sonido Bristol', que partiendo del hip-hop estadounidense lo pasaba por el filtro de la club-music británica, agregándole una atmósfera de oscuridad inquietante y altamente sensual, entre la seducción bailable y una sofisticada hipnosis rítmica, deudora del dub. Una selección de 'samples', bien escogidos y disparados en el momento oportuno, ponía el toque final.

Resultó tan novedoso en su momento que nadie supo exactamente como clasificarlo o en qué cubetas colocar el disco, si en las del hip-hop, en las del dance o en las del pop. Un precedente del que bebieron fue Soul II Soul, no en vano Nellee Hooper fue colaborador activo de los Massive en sus primeros años. ¿Seguidores? Pues por no hacer un listado interminable (todo el trip-hop, sin ir más lejos), señalar que artistas como Tricky, Nicolette, Beth Orton o Portishead siguieron el camino previamente allanado por Massive Attack. Algunos de ellos incluso participaron directamente en sus primeros trabajos.

Las siguientes entregas de este grupo no excesivamente prolífico -aunque sus singles y remezclas forman un submundo en sí mismo- fueron Protection (1994) y a continuación No Protection (1995), éste en realidad el mismo que aquél desde la perspectiva remezcladora de Mad Profesor. Su segunda obra maestra, no obstante, llegaría con Mezzanine (1998), uno de los discos más ensoñadores y elegantes de la historia de la música pop. Tengo amigos que se compraron aquella lujosa edición de todas las canciones en maxi, tan bonita como cara. Por mi parte, me limité a disfrutar de noches de ingravidez con cortes como Angel, Risingson, Teardrop, Inertia creeps... Carambolas, he citado las cuatro primeras del disco. Mejor lo dejo, entonces, antes de resultar demasiado previsible. Un disco de pura seda electrónica.

A raíz de las diferencias surgidas en las giras subsiguientes, Mushroom abandonó el grupo, descontento con el rumbo musical que estaba tomando, y algún tiempo después también lo dejó Daddy G, en su caso de manera temporal y para poder dedicarse a su familia. De este modo, 100th window, su último álbum -cinco largos años después- está dirigido en exclusiva por 3D. Sigue siendo un buen disco, sigue siendo un gran grupo. De aquellos de exclamar: señoras y señores, estamos flotando en el espacio. De Villaricos, claro.

XTC
Precisamente en "Maxinquaye" (1995), el extraordinario primer álbum del más aventajado de los discípulos de Massive Attack, el turbador Tricky, fue donde se registró por vez primera la voz de Allison Goldfrapp. Se trataba de una hoy reconocida cantante, teclista y compositora, entonces estudiante de arte, que solía aunar en sus instalaciones música, visuales y performances. Cinco años más tarde, GOLDFRAPP conquistó a críticos y público con Felt mountain, un álbum de ambientes cinemáticos y ensoñadores, en donde la poesía se deslizaba por toboganes de melancolía y sutileza pop.
Pero para su segundo largo, Black cherry (2003), la bella Goldfrapp decidió cambiar el algodón de las nubes por el suelo de la pista de baile, el terciopelo por plástico ochentero y el onirismo por bolas de espejos y glamour deudor de Donna Summer y el disco-funk. Singles como Train o Strict machine han causado ya estragos en los dancefloors de medio planeta.

Claro que si de baile hablamos, entonces dejen paso a FATBOY SLIM, el auténtico rey de las carpas dance con permiso de los Hermanos Químicos. Resulta curioso que Norman Cook, nombre real del delgado hombre gordo, comenzase su andadura a mediados de los ochenta con The Housemartins, grupo de indiepop con el que registró el bonito "London 0 Hull 4" -pues sí, como buen británico le gusta el fútbol y huelga decir que es de Hull-, un disco adorado por los seguidores del pop blandito. Algún tipo de abducción debió acontecerle para un buen día despertarse como Fatboy Slim, un hombre con una misión en el mundo: hacerte bailar hasta reventar. Sin concesiones y a lomos de eso que se denominó 'big beat' y que él ha llevado hasta sus cotas más populares.

Bien diferente es lo de MISS KITTIN, sí hombre, esta chica con aspecto de glamour de las 11 de la mañana -tras haber pasado toda la noche en el discoclub, quiero decir- que cantara con acento despreocupado aquello de Frank Sinatra (kiss my ass) sobre despeinadas cajas de ritmos manejadas por The Hacker. Su maxi de debut fue Champagne EP, producido por International Deejay Gigolos, habiendo trabajado después para sellos como tan prestigiosos como Emperor Norton o finalmente Novamute, con quien ha publicado su último larga duración de provocador enunciado: I com. Pues sí, hay que decir que Miss Kittin ha sido una de las puntas de lanza de ese movimiento denominado electroclash, que rodeado de un glamour muy particular, ofrece tecnopop despendolado y con mucho morro y ganas de diversión.

LOS PIONEROS PRIMERO
Claro, es que ahora llega el turno de JEFF MILLS y, aseguran los technoheads, al mentar su nombre hay que ponerse en pie. Para bailar, pero también para reverenciar a una de las figuras indiscutidas del Detroit-house, estilo que ha exportado a todo el mundo en sus cotizadísimas sesiones. Dicen que es el DJ más caro del mundo. Creador, productor y director de dos sellos tan esenciales como Axis (techno high-quality) y Purpose Maker (techno-house tribal y espiritual), Mills es todo un referente de la mejor música dance de los últimos 15 años.

Otro tanto cabe decir de THE ORB, igualmente pioneros, ahora desde Londres, del ambient-dub y el techno inteligente ya desde su formación en 1989. Adventures beyond the ultraworld (1991) fue el primero de sus 15 álbumes publicados, a los que hay que añadir el innumerable número de remezclas realizadas para artistas de rock y pop, como Depeche Mode, Erasure, Primal Scream o la plana mayor del brit-pop de los noventa. Siempre rodeados de un halo de psicodelia que les ha valido el sobrenombre de los Pink Floyd (con Syd Barret, claro) electrónicos.

No me extiendo más. Sólo recordaros que habrá cerca de 40 shows, entre sesiones y actuaciones en directo. Que no conviene olvidarse de nombres como el renombrado Paul Oakenfold o los demoledores DJs Are Not Rockstars, el dúo formado por Alexander Technique y Princess Superstar y su mirada entre el vandalismo y el vanguardismo, capaces de hacer sonar a un timpo a The Rapture con Beastie Boys o a Black Sabbath con Salt'n'Pepa. Y claro, que cuando el DJ te empiece a abrasar o simplemente te apetezca un poco de descanso, tienes la playa a exactamente un minuto y 45 segundos. ¿Increíble? Pero cierto.

---------------------------------------------------------------------------------------------

- El Creamfields Andalucía tendrá lugar el sábado 14 de agosto de 2004 en la Playa de Villaricos (Cuevas de Almanzora, Almería). Apertura puertas: 18 horas. Precio: 40/ 50 euros (anticipada/taquilla).

- Más info en la web del Creamfields Andalucía.