Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.

c

o

n

c

i

e

r

t

o

s
VII LORCA ROCK  

11/08/04

El Lorca Rock alcanza su 7ª edición

MI ROLLO ES EL (LORCA) ROCK
(Rafa Llorente / Jam Albarracín)

La bandera de cuadros preparada, los bólidos con los motores en marcha, octanaje de aleación pesada. Ready, steady, go! Mañana sábado, a partir del mediodía, la Ciudad del Sol ajustará sus mallas y ondeará su melena al viento para recibir a las huestes metalizadas que darán forma a la séptima edición del Lorca Rock, sin duda uno de los más interesantes festivales de heavy-rock de cuantos se celebran en nuestro país.

Ocho bandas, todas internacionales, se encargarán de saturar el ambiente y de llenar tu cabeza de rock. Dieciséis horas de música en directo no apta para mojigatos y funcionarios emocionales. Conozcamos a los protagonistas del VII Lorca Rock. Por riguroso orden de actuación.

DREAM EVIL (13 horas) - Ejemplo de aguerrida banda prototípicamente heavy, de la escuela Judas Priest -en su etapa de finales de los ochenta-, pero con el toque del power metal actual. Su propuesta escénica es tan estereotipada que roza la autoparodia. Fundados en 2002, con tres discos ya en su haber -el último fechado en 2004, The book of heavy metal, con título que respalda lo apuntado en el primer párrafo- por el prestigioso productor Fredrik Nordstrom, quien a su vez ejerce como guitarrista. Su currículo tras la mesa de mezclas es impresionante, habiendo producido a muchos de los mejores representantes de las distintas facciones del metal escandinavo: Arch Enemy, In Flames, Dark Tranquility, Hammerfall, Opeth, Lefay, Spiritual Beggars, Dimmu Borgir... Con Dream Evil, Nordstrom se toma un respiro para poder gritar a pleno pulmón y junto a sus compañeros Niklas Isfeldt (voz), Gus G. (guitarra) y Snowy Shaw (batería) todos los tópicos del heavy más cavernícola. Fuerza y honor.

CREMATORY (14,45 horas) - Banda alemana de metal gótico con muchas concomitancias con el death, sobre todo debido a las voces guturales, las cuales utilizan con frecuencia. Toques también de metal más tecnificado a lo Rammstein, los cuales se hacen notar de manera singular en los coros de corte marcial, así como en la utilización de sintetizadotes y tecnología en general. Interesantes.


AFTER FOREVER (16,30 horas) - Uno de los platos fuertes del festival. El metal gótico, el metal más clásico e incluso los matices progresivos se aprecian en los temas de esta banda holandesa, que tiene en la maravillosa voz soprano de Floor Jansen su mayor baza. Ella es el factor 'suavizador' de su sonido, merced a su educación vocal operística. Entran de lleno en ese apartado tan en boga de las bandas oscuras con cantante femenina operística al frente, como The Gathering, Tristania, Edenbridge o los moderadamente exitosos Nightwish. Decipher (2003) es su álbum más relevante.

AXEL RUDI PELL (18,15 horas) - Comenzó a mediados de los ochenta con la banda Steeler. Como el mismo Ritchie Blackmore, el "man in black" alemán siempre viste su estilizada figura de negro. Admitida -y obvia- su devoción por la saga Deep Purple, por el hard rock de finales de los setenta y primeros ochenta y, por supuesto, por el propio Ritchie Blackmore, con cuya aura pareciera tener hilo directo. Hard rock europeo tradicional, siempre rodeado de músicos muy reputados. Últimamente destaca en sus discos la participación del excelso batería Mike Terrana. Siempre cuenta con cantantes muy valorados dentro del género como Charlie Hunh, Jeff Scott Soto, Rob Rock y actualmente el americano Johnny Gioeli.

MAGNUM (20 horas) - El grupo que por nada del mundo te debes perder, si acudes al VII Lorca Rock. Nacidos en 1975 en la industrial Birmingham, Inglaterra, desbandados en el 96 y reunidos de nuevo en 2002. Banda luchadora, personal y objeto de culto especialmente entre el rockerío británico. Su sonido a medio camino entre el hard rock y el rock sinfónico nunca fue fácilmente asimilado por el gran público, que normalmente acepta mejor las propuestas más definidas. Una banda profesional, talentosa y sobria en el más puro estilo británico.

Capitaneados por el guitarra Tony Clarkin y el cantante Bob Catley, su inclusión en el cartel es una agradable sorpresa, ya que, que yo sepa, nunca actuaron en España. Discos como On a storyteller's night (1985), Vigilante (producido por el Queen Roger Taylor en 1986) o Wings of heaven (1988) tuvieron cierta aceptación popular, de modo que su compañía intentó la conquista de América con Goodnight L.A. (1990). Se los llevó a EEUU a grabar, contrató al célebre Keith Olsen como productor y a Russ Ballard y Jim Vallance para ayudar con la composición, pretendiendo algo similar a lo que había ocurrido con Whitesnake pocos años antes.

Pero ni Magnum eran los típicos guaperas ni el 'american way of life' iba con ellos, de modo que la experiencia resultó fallida, a pesar de tener algunos videos en rotación en la MTV. Después de aquel trauma comercial americano, la banda pareció no llegar a reponerse nunca. Ellos simplemente eran un puñado de rancios rockeros ingleses acostumbrados a tocar en el Marquee o el Hammersmith y con pretensiones estrictamente musicales. Este mes de agosto se publicará su nuevo Brand new morning, un disco notable, muy en su línea, la de una banda que gusta de desarrollarse en las distancias cortas. Hard rock melódico, sinfónico y progresivo de regusto añejo y espíritu renovado.

TNT (22 horas) - Banda cimentada en la voz de alto registro del americano Tony Harnell y la pirotecnia instrumental del guitarrista Ronni Le Tekro. Comenzaron a principios de los ochenta en su Noruega natal, con un ignoto álbum cantado íntegramente en noruego por su entonces vocalista, un tal DD Dynamite. En 1984, ya con Harnell, publican Knights of the new thunder, un disco que estilizaba la entonces de moda 'New Wave Of British Heavy Metal', en el que TNT presentaban sus credenciales como banda de heavy metal buscando más el apoyo de arreglos y coros.

El éxito de formaciones como Europe promovió un serio movimiento de bandas de hard rock melódico buscando la suerte de éstos. Y TNT, con álbumes como Tell no tales (1987) y sobre todo Intuition (1988), recibieron su razonable porción de éxito, gracias a su depurada máquina de confeccionar rock duro vistoso, elegante y fácil de digerir. La participación de cada vez más músicos americanos y el declive de este tipo de productos en beneficio del incipiente grunge, dieron al traste con la banda, que durante finales de los noventa y primeros 2000, de manera muy dispersa, siguió grabando puntualmente algún disco de escasa repercusión.

TNT publican en este 2004 My religion, recibiendo buenas críticas. Parece que la estela Europe les vuelve a resultar propicia y los festivales veraniegos parecen estar revitalizando a este excelente combo de hard melódico escandinavo de puras esencias.

EUROPE (00,30 horas) - Se llevaban años escuchando rumores de una posible reunión. Sus carreras en solitario nunca fueron excesivamente fructíferas, acaso con excepción de la del guitarrista John Norum, suficientemente sólida. En solitario, el vocalista Joey Tempest se había convertido -de manera poco sorprendente, todo hay que decirlo- en un cantante casi pop. Y el resto del grupo ha estado ejerciendo como músicos de estudio y/o directo para gente como Nikolo Kotzev o Glenn Hughes.

Europe fue por supuesto el pelotazo mediático hard rockero de mediados de los ochenta, desde que en 1986 se lanzara The final countdown. Hasta entonces habían sido una banda más de hard escandinavo, con dos buenos discos en la calle -Europe y Wings of tomorrow- pero el citado single "The final countdown" significó un éxito sin parangón para una banda europea del estilo. De repente Europe se convirtió en la respuesta comercial del viejo continente frente a los americanos Bon Jovi, que arrasaban por otro lado. Esto produjo también una escisión en el mundo del metal más purista: ("Tú de quién eres, de Europe o de Metallica?").

"The Final Countdown", que dicho a modo de curiosidad, llegó a ser sintonía de Alianza Popular para unas elecciones europeas (¡!) era un buen disco en su estilo, no mejor que alguno de sus coetáneos TNT o Treat, pero con la baza ganadora del que quizá sea el single más conocido de toda la historia del heavy melódico. Luego vendría Out of this world, aprovechando la triunfal estela de su predecesor, pero con Prisioners in paradise el éxito se limitó a sonreírles desde la lejanía y, aunque siguieron manteniendo su estatus, la banda vio el ciclo cumplido y se produjo la separación.

Hoy es, junto con Judas Priest, la reunión del verano. Han seleccionado cuidadosamente sus apariciones veraniegas, recibiendo buenas críticas de su show en el Sweeden Rock Festival, por ejemplo. Todo parece apuntar a que los suecos pondrán sobre el escenario de Lorca su indiscutible profesionalidad, su adquirida y respetable experiencia, su valía como músicos y un buen número de canciones tan identificables como tarareables.

KISSEXY (03 horas) - El fin de fiesta correrá a cargo de esta singular formación italiana, compuesta íntegramente por chicas, que -el algodón no engaña- se dedican a desgranar un repertorio compuesto en su totalidad por canciones de sus adorados Kiss. Un homenaje que servirá para relajar músculos y que también tiene su presencia en la estética del grupo, maquillado al modo de Simmons, Stanley y compañía.

---------------------------------------------------------------------------------------------

- El VII Lorca Rock tendrá lugar el sábado 14 de agosto de 2004 en el Cuartel de Infantería de Lorca. A partir de las 12 horas y hasta las 04 de la madrugada. Precio: 60 euros.

- Más info en la web del Lorca Rock .