Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.vuelves al índice de entrevistas

e

n

t

r

e

v

i

s

t

a

s
SERGIO MAKAROFF  

12/03/02

Sergio Makaroff, un hombre audaz

UN HOMBRE LÚCIDO

Argentino de nacimiento, español de residencia, ruso de apellido y apátrida de corazón, Sergio Makaroff es uno de aquellos compositores que brillan por su audaz talento, su fina y corrosiva ironía y, claro, por sus buenas canciones. ¿Sabían que de su pluma brotaron El rock del ascensor, El ahorcado o la increíble Todo se mueve, todas ellas interpretadas por los impresionantes Tequila?

Pues así es, ésas y otras muchas canciones de este observador-vividor que formatea en canción su peripecia vital con audacia e inteligencia. Tras su anterior Rico y famoso (98), hora presenta su flamante nuevo álbum, de título homónimo y publicado por 18 Chulos. Makaroff al habla.

Sr. Makaroff, en sus nuevas canciones vuelve a haber un alto componente de ironía y de sentido del humor. Imagino que también está presente en su forma de ver la vida. Desde luego que sí. No concibo la vida sin reirme de ella y del misterio que representa. Nadie sabe qué significa todo esto, por qué nace y por qué muere, por qué hay tanto dolor y sufrimiento. Pero sin embargo es bonito vivir, es agradable. Todo eso me parece una gran broma de Dios o del destino, una broma extraña y misteriosa que no me puedo tomar en serio. Porque si lo haces es un drama. Así que me parece que lo más natural es bromear y tomarse las cosas con humor.

Parece bien claro que es mayor su atracción hacia el corazón, hacia las cosas sinceras e íntimas, que por el lado del fasto, el brillo y el aspaviento, pese al título de su álbum precedente, Rico y famoso. Bueno, por supuesto. Aunque tampoco quiero dármelas de ser alguien especial. A mí también me gusta el lujo, pero un lujo más sutil que el de los Mercedes dorados con chófer. Pero igual me gastaría más dinero en otras cosas, como perderme durante seis meses por los parques naturales de Nueva Zelanda con mis amigos y una visa oro. No me va el lujo hortera de los millonarios ostentosos, mi visión es más opaca, menos "brillante", pero igual o más cara.

¿Se considera un cantautor? En algún momento le he oído mencionar ese término. No me gusta mucho la palabra en sí ni sus connotaciones, pero no es mala definición. No tiene sentido perderse en disquisiciones semánticas sobre esto. Evidentemente, me siento más cercano a Elvis Costello que a Víctor Manuel.

Sus discos suelen estar bien especiados (rap, bossa, disco-funk...) pero básicamente es usted un autor pop. Supongo. En realidad es lo único que sé hacer. Escribo canciones de corte clásico, con una melodía clara, con sus estrofas y estribillos. Siempre intento que la próxima canción sea muy diferente de la anterior, pero para mí este esquema todavía no se ha agotado.

Sergio Makaroff es un tipo algo tímido, sincero y romántico sin solución. ¿O se me va a hacer ahora el estrecho emocional? Sí, bueno... Y no tengo ninguna intención de cambiar ni de convertirme en neo-romántico, post-romántico, para-romántico ni proto-romántico. Soy romántico a secas y a mucha honra. El romanticismo es uno de esos valores que no hay por qué cambiar. No hay que cambiar todo, no hay que revolucionar todo, sólo lo malo.

Al referirse a usted siempre se hace mención a lo injusto del mercado discográfico. ¿No cansa ya un poquito, esto? Bueno, en el fondo es un halago. Pero el mercado discográfico es caótico, aleatorio, azaroso, cualquier cosa menos justo. Tú y yo sabemos perfectamente que Juan Perro es mucho mejor que Enrique Iglesias, pero mira, no hay manera objetiva de demostrarlo.

Sergio Makaroff actúa como artista invitado del LIPA (Liverpool Institute fot the Performing Arts) el miércoles 10 de abril de 2002 en el Salón de Espejos del Teatro Romea. Será a partir de las 20,30 horas.