Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.vuelves al índice de entrevistas

e

n

t

r

e

v

i

s

t

a

s
PARADE  

12/04/01

PARADE. El 'Príncipe de la NOM' es al fin reconocido casi unánimemente como uno de los mayores talentos del pop español

"CONSECUENCIAS DE UN BUEN USO DEL TALENTO"

Lo volvió a hacer. Por si quedaba alguna duda tras su impresionante elepé de debut, el yeclano Antonio Galvañ entregó, desde su aeronave Parade, uno de los más brillantes álbumes del pop español. Consecuencias de un mal uso de la electricidad, que así se llama la joya de la corona, redondea las formas pero vuelve a incidir en el fondo: un universo aún habitado por esos " tiernos freaks" interdimensionales de ciencia-ficción en cuya alma nuestro JF Sebastian del pop proyecta sentimientos bien reconocibles para los humanos: soledad, deseos de evasión, comunicación con interferencias.

En formato pop de textura y sonido tan bellos como personales. "Es un disco más consistente, más arreglado, más completo. El anterior era más sutil y divagatorio, pero por lo mismo dejaba más vuelo a la imaginación, mientras que éste es más concreto. Es algo consciente, no me apetecía repetirme".

Efectivamente y frente al cuasi minimalismo de algunas de las canciones incluídas en su debut de título homónimo, en el segundo largo de Parade éstas se advierten más elaboradas, más frondosas y ricas en matices y acabado. Desde el tecnopop ochentero bailable de Asteroide o ese casi guiño a Dinarama que es Consigue un traje espacial hasta la melodía tarareable de Radio, esa especie de mini suite que es El picnic (inspirada en un relato de Ray Bradbury, el autor de ese top de la ciencia-ficción titulado "Farenheit 451"), la encantadora Mi erizo y yo (original de Federico y Terry, fugaz grupo precursor de Terry IV) o Primer contacto, bellísima canción que abre el disco con texto un tanto ambigüo ("tengo 22 años y éste es mi primer contacto") y recitados deudores de la canción romántica italiana.
"Me gusta muchísimo. Estoy atravesando una fase melódico-italiana total. La criba vendrá más adelante, pero ahora compro todo lo que cae en mis manos, estoy en esa fase de retroactividad voraz. Me gusta casi todo, desde cantautores como Paolo Conte hasta Humberto Tozzi o Franco Batiatto, pero el que me tiene completamente enamorado es Lucio Battisti, tan intenso y romántico".

Pero por encima de cualquier otra consideración, insisto en que la clave de las canciones de Parade radica en esa capacidad para traspasar hasta la más hermética de las barreras y acabar encontrando acomodo en ese huequecito sin contaminar que todo corazón posee. El lugar donde habita la pureza. Por más que los protagonistas se vistan de muerto viviente (Niño zombie), de malo malísimo (Les Luthor sha la lá) o se caigan de un fotograma de La Guerra de las Galaxias (Robot 10) o de Frankenstein (Consecuencias de un mal uso de la electricidad, la canción). Todos entrañables, todos con tara. Todos como nosotros, al fin y al cabo. ¿Aceptamos entonces 'error de fabricación' como inevitable animal de compañía del ser humano?
"Aceptamos 'soledad' como verdad más absoluta. Cuando se perfeccione la telepatía dejaremos de estar sólos. Mis canciones hablan de eso, pero no sólamente. No creo que seamos marionetas de un JF perverso, en todo caso somos marionetas de nosotros mismos"
.

Antonio Parade siempre se ha declarado defensor de la ciencia-ficción, no sólo como válvula de escape.
"Es que la ciencia-ficción refleja nuestros miedos y temores actuales, pero ubicándolos en el futuro. Siempre ha sido así. En los años 40 y 50 era recurrente el asunto de la bomba atómica y el comunismo; en los 60, la experimentación genética; en los 70 había un componente de utopía un tanto hippie y en los 80, el rollo control policial del ciberpunk. Supongo que mi forma de expresarme sigue unas coordenadas parecidas"
.

De una vez por todas, parece que hasta la crítica más reacia reconoce en Parade a un enorme y personalísimo autor, más allá de referencias a puntuales. Hoy nadie duda que estamos ante uno de los compositores más talentosos del pop español. Reconocimiento extensivo y supongo que mucho más grato recibido de autores de la talla de Ibón Errazkin o Carlos Berlanga, en cuyos discos Antonio se ha encargado de la casi totalidad de los teclados. También ha colaborado con Alpino (es el autor de la música de Parasec), Me Enveneno de Azules, Intronautas (quienes versionan Metaluna en clave punk) o su inminente colaboración con La Casa Azul, un encuentro de cuyo resultado pueden saltar chispas de talento en estado puro.
"Creo que Guille Milkyway (La Casa Azul) es la mayor esperanza del pop español. También me gusta mucho Astrud y el último de Los Fresones Rebeldes, un disco que gana a cada nueva escucha. Los grupos que se limitan a intentan imitar los sonidos de la Nueva Ola son los que se están revelando como los menos interesantes del pop colajet ".

Desde luego que no es el caso de Consecuencias de un mal uso de la electricidad, un disco tan bueno que me cuesta creer que no sea ilegal. O cuanto menos que engorde.

Discográfica: Spicnic.
Parade participa, con repertorio especial, en el III Cutre Yeyé
.