Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.

c

o

n

c

i

e

r

t

o

s
HOMENAJE a RAMONES  

12/12/05

Ramones, road to ruin

GABBA GABBA HEY

El próximo viernes 16 de diciembre tendrá lugar en la sala La Nave Espacio Joven, de Puente Tocinos, la segunda fiesta de homenaje a los Ramones. Una iniciativa ideada el pasado año por Alfonso Zaplana, responsable del fanzine digital MMAMM, que fue tomando cuerpo en el foro de este portal y que finalmente se saldó con un rotundo éxito. De modo que se decidió convertirla en cita anual.

La idea es tan sencilla como eficaz: diversos grupos murcianos adaptando el repertorio de la legendaria banda neoyorkina al grito unánime de Gabba Gabba Hey!

San Ramone Lonely Hearts Club Band, grupo formado expresamente para el homenaje del año pasado, es el único que repite. Se trata de una banda dedicada a realizar versiones de punk y garage, con un repertorio que abarca desde los Sonics hasta Reverend Horton Heat, pasando por Dr. Feelgood, Motörhead y por supuesto los Ramones. Suelen caracterizarse para salir a escena -el bajista alienígena impone- y más que ir desgranando canciones realizan auténticos performances de las mismas.

Son de algún modo el grupo-emblema de esta fiesta que se completará con las actuaciones de Cherry and The Clouds, interesante grupo de rock experimental de ese triángulo de las bermudas sonoro que hay entre Alhama y Totana; el prometedor combo de indierock Inevitable; el punk-pop femenino de The Clockwork Ladies, con la que fuera vocalista de Transilravnia Alicia T al frente, completando el cartel los hasta ahora desconocidos Black Chicken.

HEY HO, LET’S GO
Pero si cualquier momento es bueno para homenajear a Ramones, ahora que está a punto de cumplirse el trigésimo aniversario de su primer disco, la ocasión pinta especialmente propicia. Efectivamente, en mayo de 1976 y simultaneado con el single “Blitzkrieg bop” / “Havana affair”, vio la luz “Ramones”, no sólo el primer elepé de la que se convertiría en una de las formaciones más influyentes de la historia de la música popular, sino también el primer álbum de punk-rock.

Pese a que en Estados Unidos se pueden encontrar antecedentes tan decisivos como los de New York Dolls, Richard Hell & The Voidoids, Television o Patti Smith -y hasta la Velvet Underground y The Stooges, si nos ponemos-, el punk-rock fue un fenómeno eminentemente británico. Casi diría que londinense. Los que montaron el verdadero pollo fueron Sex Pistols, The Clash, The Boys, The Damned, The Adverts, The Vibrators y compañía. La explosión aconteció allí y entonces (1977 fue el año clave), pero la primera banda de punk-rock llegó desde el neoyorkino barrio de Queens y su formación original de 1974 estaba formada por Jeffrey Hyman (Joey Ramone), John Cummings (Johnny Ramone) y Douglas Colvin (Dee Dee Ramone).

¿Que quién tocaba la batería, entonces? Pues inicialmente lo hacía Joey, simultaneando con su faceta vocal, hasta que entró Tommy, posteriormente sustituido por Marky, quien venía de tocar con Richard Hell, Johnny Thunders y Wayne County & The Electric Chairs.

De modo que aceptamos explosión punk como fenómeno fundamentalmente inglés, pero a Ramones como los padres del género, además de la banda más decisiva del estilo. De hecho dos meses después de la publicación de su primer elepé -que sólo costó 6.000 dólares-, esto es en julio de 1976, su gira por Inglaterra fue la definitiva espoleta del punk. En las primeras filas de sus conciertos-revelaciones estaban todos: Mick Jones y Paul Simonon, Matt Dangerfield y el chaval Kid Reid, Sid Vicious y Rat Scabies, Johnny Rotten…

Nacía un nuevo modo de hacer música. Directo, melódico, agresivo, rápido, esencial, por la cara. La canción más larga de las 14 que conforman “Ramones” es “I Don’t wanna go down to the basement”, que dura exactamente dos minutos y 38 segundos. El resto, entre los 1:32 de “Judy is a punk” y los 2:31 de “Beat on the brat”. Pinchas el disco, suena el consabido grito de ’Hey ho, let’s go!” y ahí lo tienen: el nacimiento del punk.

ROMPE TUS TEJANOS
Por supuesto no tengo la menor intención de repasar los 20 años de trayectoria ramoniana. Hay suficiente bibliografía al respecto, siendo bastante recomendable “Ramones. Retrato de familia punk”, la amena e ilustrativa guía de Eduardo Guillot publicada por la revista Efe Eme. Seguro que aún puede conseguirse por un módico precio.

De modo que me limitaré a señalar que los siguientes cuatro álbumes de la banda de cuya imagen mayor número de camisetas se ha vendido son sencillamente excepcionales. Hasta imprescindibles, diría, si no fuese porque me parece un adjetivo inapropiado para calificar disco alguno. “Leave home” (1977), “Rocket to Russia” (1977), “Road to ruin” (1978) y el demoledor directo “It’s alive” (1979), como ven todos fechados en los setenta, son la bomba.

La resultante de una banda capaz de hacer dinamita mezclando bubblegum, surf y 60s girl-group con rock motosierra y actitud callejera. Rompe tus tejanos por las rodillas, vamos a homenajear a Ramones.

--------------------------------------------------------------------------------------------

- San Ramone Lonely Hearts Club Band, Inevitable, Cherry and The Clouds, Black Chicken y The Clockwork Ladies homenajean en concierto a Ramones. Viernes 16 diciembre de 2005. Sala La Nave, Puente Tocinos. 21 horas. Entrada libre.