Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.vuelves al índice de entrevistas

e

n

t

r

e

v

i

s

t

a

s
PARADE  

15/02/07

Antonio Galvañ

ASTRONOMÍA RAZONABLE

Cuando a final de 2006 me dispuse a listar los mejores discos de artistas murcianos (ver), no me cupo atisbo de duda de cual ocuparía el nº 1: Todas las estrellas, el cuarto álbum de Parade. También las publicaciones nacionales especializadas, en mayor medida cuanto más ‘arties’ o elitistas, lo eligieron en lugar destacado. Por fin lo presenta en directo para el público murciano.

Así que dirijo el satélite hacia Yecla, patria chica de Antonio Galvañ, el comandante en jefe de la estación espacial Parade. Un lugar donde el tiempo se detiene. Allí me lo encuentro, dibujando ternura entre elfos y brujas melancólicas.

Me cuesta redactar entrevistas contigo, amigo. No sé si es porque ya te he hecho muchas o porque me obliga a sumergirme en el universo Parade y eso supone ensimismarme escuchando tus canciones, perder un día completo, dos, no puedo hacer otra cosa. Me ha vuelto a ocurrir.
- Pues eso está muy bien. Eso es que la vieja magia funciona, que después de unos cuantos años aún quedan cosas que contar. Ya no se puede hablar de un efecto sorpresa, este disco es parte de una discografía, tiene detrás algunos años haciendo canciones, un modo concreto de contar las cosas. Por otra parte, es un disco muy accesible y perfecto para iniciarse en la música que hago.

Simplificando, Parade era la inocencia, casi el pudor amateur; Consecuencias… fue más pretendidamente rítmico, pegadizo; Inteligencia artificial sonó más arreglado, más denso. ¿Cómo es Todas las estrellas?
- Creo que este es un disco muy sencillo y acústico, muy para todos los públicos. Es un disco en el que no quiero sonar a nadie ni que se me noten unas influencias concretas. Digamos que me siento seguro siendo como soy, con todas mis imperfecciones, y que no pretendo nada más que hacer las mejores canciones que pueda.

¿Cómo sienta que tus discos sean elegidos entre lo mejor del año por los especialistas y que en círculos minoritarios se te considere poco menos que un genio… Y que luego en casa te llegues a sentir como el protagonista de ¿Y usted qué sabe hacer?
- Pues que la vida es así. Me lo tomo con tranquilidad, pretendo ir muy poco a poco, haciendo lo que me apetece, y llegar al máximo de gente posible sin fingir lo que no soy. Hay que tener en cuenta que Spicnic es una discográfica pequeñita y que no se puede gastar millonadas en promoción, que es lo que te hace conocido a ojos del gran público
.

Pero este disco está funcionando muy bien. O razonablemente bien, al menos.
- Así es, sobre todo por el boca a boca, por la cantidad de gente que lo está recomendando, y porque cualquier persona con un mínimo de sensibilidad musical cuando lo escucha dice: ‘pues, oye, esto está muy bien, ¿como es que no lo conocía?’. Y muchos, después de habérselo bajado, lo compran y además lo recomiendan a sus amigos.

TODAS LAS ESTRELLAS
En algún sitio leí un titular sobre tu música que rezaba: "Cuentos de tristeza y fantasía". ¿Lo aceptas como válido?
- Es un buen eslogan, pero como todos, peca de excesivamente simple. Como introducción vale, pero pienso que hay mucho mas que tristeza y fantasía. Lo que intento es escribir canciones sobre temas universales -el amor, la soledad, por ejemplo- de una manera inusual, que a primera vista te llame la atención, te extrañe, pero con la que, sin embargo, te puedas sentir identificado. ¿Quien no se ha sentido alguna vez como el último hombre vivo, rodeado de zombis?

En Estación espacial hay un sample, un guiño musical, a Bowie en este caso. Te gusta hacer estas travesuras, me consta. ¿Por qué?
- Es que esa canción, conforme la iba haciendo, lo iba pidiendo cada vez más. La atmósfera es muy deudora de ‘Space Oditty’, y llegado el momento, me dije: ¿por qué no hacerlo verdaderamente explícito?

Hay que estar muy seguro de uno mismo, de su propia personalidad sonora, para hacer estos homenajes sin pudor.
- Me gusta homenajear en mis canciones a los grupos que admiro, es algo muy divertido y que crea una gran complicidad con el que escucha, en especial en directo, donde fusilamos a los Ramones, a Sigue-Sigue Sputnik o a los Beach Boys. Tanto me gusta hacer estas travesuras que he montado un directo con fragmentos y loops de grupos fetiches míos de siempre. Estos loops los adapto a mis canciones y las reconstruyo. Es mi 'Directo Frankenstein'. En Murcia lo volveré a presentar en el Archivo Sonoro, en marzo.

¡En Todas las estrellas -el disco- hay guitarras! De hecho creo que es tu álbum menos tecno, menos electrónico. ¿Sí? ¿Por qué?
- Porque me apetecía hacer algo menos tecno, quizá estaba saturado de todo el electro-clash de la época, o porque desde hace un tiempo llevo escuchando mucha música acústica de los setenta, tipo Jimmy Webb... yo que sé. Simplemente salió así. Llame a mi amigo Paco Tamarit -del maravilloso grupo Serpentina- y le propuse que me acompañara para darle el toque de guitarra acústica que las canciones necesitaban. El aceptó encantado y creo que ha quedado muy bien. Le da un brillo especial al disco que ayuda a diferenciarlo de los demás.

¿Y si afirmo que también es tu álbum menos melancólico, me equivoco?
- No, tienes razón, aunque hay de todo. Hay algunas canciones vitalistas como "Cuando besó a la cosa del pantano", " ¿Qué sabe usted hacer?" o "Miskatonic Universidad" y otras más intimistas como "Flora Rostrobruno" o "Determinista".

SOLEDAD Y AURORAS BOREALES
Te has atrevido a salir del armario de Intonarumore [nota: su propio estudio casero] para echarte en los brazos de Dani Cardona y su Estudio 54? ¿Fue una buena experiencia, repetirás aventura foránea?
- Siempre que pueda y me lo permita el presupuesto. Dani Cardona es el primer ingeniero de sonido con el que me he sentido realmente cómodo, y eso es raro. Entendía lo que yo pretendía conseguir y se adaptaba a ello, haciendo su trabajo de una manera muy profesional. Una maravilla. De todos modos, en Estudio 54 se grabó solamente lo que necesitaba micro -guitarra y voces-. Lo demás ya lo llevaba grabado de casa. Así que Intonarumore también tiene su papel en "Todas las estrellas".

El último hombre vivo es, tal vez, la canción de crítica social más clara que hayas escrito.
- Para mí es la canción que define la adolescencia, relata una situación de completa extrañeza con los zombis (los adultos), con el mundo de los adultos y sus reglas. El protagonista es ese adolescente que jura que nunca se convertirá en un zombi.

Lo cierto es que el protagonista de Estación espacial puede llegar a dar envidia. Pero, ¿no acabará aburriéndose? ¿Qué hay de la acción?
- En este caso, esta persona ya ha tenido mucha acción en su vida y lo que necesita es una especie de retiro, un ‘alejarse para enfriarse’, que se dice. Y lo lleva a cabo refugiándose en la MIR, convirtiéndose en observador de auroras boreales.

¿Crees en el determinismo, como el protagonista de la canción (Determinista)?
- No, yo no me río del libre albedrío, como se dice en esa canción. Esta persona usa el determinismo como excusa para no echarse la culpa de sus fracasos. Diciendo ‘está todo escrito’ se libera de ser parte activa en la relación rota de la que se lamenta. El determinista de esta canción es un cobarde.

Cuando besó a la cosa del pantano me parece magnífica, pero creo que Flora Rostrobruno es la mejor canción del disco, pese a que sabes que tu faceta más acústica, aún gustándome mucho, no es mi preferida. Pero mira, una vez sí y otra también, me eriza la piel.
- Es mi canción favorita del disco. Por su arreglo -sólo piano y voz- y por la historia/ cuento sobre la desdichada bruja a la que le asaltan un mal día los sentimientos maternales. Quizá siendo mala hubiera durado más, pero no le tendríamos tanto cariño.

¡Miskatonic Universidad es Parade haciendo doo-wop! ¿Te gusta ese estilo? ¿Grabaste tú todas las voces?
- El doo wop es el único género. Soy muy fan de grupos como los Moonglows, Dion & the Belmonts, The Skyliners y un largo etcétera. Esta canción es un homenaje, un pequeño juego que rinde tributo de una forma muy humilde a lo que muchos grupos de doo-wop consiguieron hace ya 50 años. Intenté que un grupo español del género la cantara pero no pudo ser, así que la dejé tal cual, haciendo 'overdubbing' y cantando todas las voces.

Verás, mientras estoy enfrascado con la entrevista, me llaman para cerrar otra con Squizoo, por e-mail me recuerdan que no me cuelgue con la de Sr Chinarro y esta mañana le he hecho una a Le Punk. Como eres medio mago, te pediré consejo: ¿tienes algún remedio para evitar mi cada día más inminente esquizofrenia sonora?
- Un retiro a la Estación Espacial Internacional. Aunque tal como están las cosas últimamente, con astronautas asesinas por amor, no sé si te hubiera servido de mucho.

--------------------------------------------------------------------------------------------

- Todas las estrellas está publicado por Spicnic.

--------------------------------------------------------------------------------------------