Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.

c

o

n

c

i

e

r

t

o

s
NADA SURF  

17/04/06

Daniel, Matthew e Ira: Nada Surf

NEW YORK INDIE

Lo podríamos resumir tal que así: grupo debutante que consigue un superhit que es machacado por MTV, lo que les procura un contrato multinacional que les asfixia, la necesidad de escapar plasmada en un disco lleno de rabia y al fin el retorno a la independencia saldado con su mejor disco.

Toma capacidad de síntesis: diez años en cuatro líneas para resumir la carrera de Nada Surf, la banda neoyorkina que visita el Club Camelot. Vale, ¿y ahora cómo completo el artículo?

Hay mil modos, por supuesto, así que elegiré el más sensato: empezar por el final, como con las revistas en la peluquería. Sobre todo porque The weight is a gift, publicado en septiembre de 2005 es un gran álbum. No hay truco cuando el idioma es el rock y el grupo traza en formato trío: te la juegas con las canciones. Y las de este disco son muy buenas, realmente inspiradas.

Matthew Caws, Daniel Lorca e Ira Elliott dan en el clavo en la práctica totalidad de un trabajo que se abre con la magnífica Concrete bed, una canción rebosante de frescura, con una melodía brillante y con una tensión que se mantiene alta desde el primero al último segundo de sus dos minutos y medio.

No es un caso comparable al de Popular, aquel primer single que les encumbró como la nueva sensación del indierock o el punk-pop neoyorkino. Daniel, madrileño fan de la nueva ola (Parálisis Permanente, Gabinete Caligari...) aunque residente en la ciudad de Woody Allen, había conseguido deslizar una maqueta del grupo en el bolsillo de Ric Okasec, el ex líder de The Cars y productor del momento tras ascender a la gloria a Weezer con su primer álbum. Lo sorprendente es que Okasec, no sólo la escuchó, sino que le telefoneó a la semana interesado en producirles. El resto es conocido.

Decía que no son casos comparables porque High/Low, que así se tituló su debut-álbum no mantenía el nivel, pese a tratarse de un disco no obstante bien interesante. En cambio The weight is a gift continúa con la notable Do it again, que navega sobre una estupenda línea de bajo, y a continuación viene Always love, otra pieza tremendamente adictiva y de melodía fantástica. Y el disco continúa por similares derroteros.

Sin deudas emocionales que saldar -su paso por Elektra resultó frustrante, lo que con toda probabilidad se refleja en la acidez de su anterior largo, Let go, buen disco a la sazón-, sin hambrientas multinacionales detrás mirando cada mes con mala cara la cuenta de beneficios, sin otro interés que el de escribir buenas canciones, a su bola. De hecho el disco se grabó en numerosas sesiones, durante algo más de un año, producido por su amigo Chris Walla, de Death Cab For Cutie. Nada Surf en su mejor momento.

------------------------------------------------------------------------------

- Nada Surf actúa el sábado 22 de abril de 2006 en el Club Camelot de Santa Pola. A partir de la medianoche. Precio: 15 / 20 euros.

--------------------------------------------------------------------------------------------