Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.

c

o

n

c

i

e

r

t

o

s
ELEFANTES  

18/10/05

¿A qué huelen las nubes?

BIENVENIDA UNIVERSITARIA

“¡Eh, tú! ¿Dónde guardas tu ilusión en este inmenso mar lleno de prisa y confusión? Tu sonrisa y tu emoción de la mano al andar en dirección a Ciudad Paz”. Así, de este modo tan filosofía zen, se abre la canción que da título a Somos nubes blancas, el cuarto larga duración de Elefantes. Completan el concierto de la SBU (Semana de Bienvenida Universitaria) Pereza, Miranda Warning, Belén Arjona y Despistaos.

Un disco que vio la luz en primavera de 2005 y que ya presentaron en la capital murciana, por más que este dato sea poco relevante, pues el grupo zaragozano goza en estas latitudes de un impresionante número de seguidores, como prueba que al menos las tres últimas veces que han actuado en Murcia hayan agotado el papel en taquilla. ¿Hay motivos, cualitativamente hablando, para semejante grado de expectación? Vaya, me alegra que me haga esta pregunta.

Comencemos por el final, esto es, por la actualidad del grupo encabezado por Shuarma. ¿Encabezado solamente? Bueno, tan solo canta, ejerce como frontman, compone todas las canciones y es la indiscutible imagen de la banda, a la que aporta carisma con su actitud poco acomodaticia y con esos ojos ‘azul formentera’ que ejercen a modo de flauta de Hammelin.

Lo más reciente ha sido su participación en un disco de homenaje a Duncan Dhu, en el que llevan de manera lograda a su terreno el clásico del dúo donostiarra “En algún lugar”. Previamente habían participado en otro disco de tributo, en esta ocasión a la música mexicana -así, en genérico-, adaptando el inmortal bolero “Sabor a mí”. Además, y después de su breve experiencia con Bunbury en el proyecto Bushido, mantiene el grupo paralelo La Media Luna, en el que su chica Susu es quien lleva las riendas.

Como señalaba antes, Shuarma es una persona con inquietudes espirituales. Se desprende de muchas de sus canciones, pero también de su actitud. Hace años viajó a India y, como tantos otros, regresó existencialmente impactado. Recientemente se ha involucrado en el proyecto ‘Comercio con justicia’, de Intermón-Oxfam, viajando hasta Burkina-Faso. A su regreso declaró, a modo de contundente conclusión: “Nuestro vertedero está allí”.

Bien, Somos nubes blancas entró en su primera semana de publicación en el nº 4 de la lista de discos más vendidos (Afyve) y la repercusión mediática que tuvo incluso sorprendió al propio grupo, según afirman en su página web. Elefantes en la cresta de la ola. Pero no siempre fue así.

De hecho su EP de debut, publicado en 1996, autoeditado y titulado con el nombre del grupo, no se comió un rosco -como habitualmente suele ocurrir con los EPs de debut, por otra parte-, pero a ellos les sirvió para conseguir un contrato discográfico con una compañía menor. Mira por donde su siguiente trabajo, todo un larga duración titulado El hombre pez incidió en la misma tónica. No vendieron, no sonaron y nadie habló con excesivo entusiasmo de su música.

Carambolas, se dirán ustedes, pues en este mundo del éxito rápido o muerte segura, ¿cómo es que Elefantes no pasaron a la fosa común de los sin tierra? Pues porque aunque no confirmen regla alguna, las excepciones son como las meigas: haberlas, haylas. Eso o también que un buen día, durante un concierto en Zaragoza, el ex cantante de El Fantástico Hombre Bala, Morti, convenció a su amigo Enrique Bunbury para que fuese a verlos: “es un grupo que te va a gustar”, le dijo. Y hasta qué punto le gustarían que de inmediato se convirtió en su valedor, su padrino y finalmente en el productor de su siguiente largo, Azul, finalmente ya publicado por una multinacional.

Lo demás ha venido tan rodado como ellos mismos han sido capaces de hacerlo rodar, claro. Azul se convirtió en un auténtico disco-revelación que entusiasmó a la crítica y conquistó a un considerable número de público. Canciones de formato pop convencional -entendido al modo de los ochenta-, con un componente de rumba, de pasión, de música española con raíces, altamente melódico y que incide, acaso demasiado, en los medios tiempos y las baladitas. Todo ello bien esgrimido, bien elaborado, resultón, con interesantes dosis de originalidad y con el portavoz adecuado: el sin par Shuarma.

--------------------------------------------------------------------------------------------

- Elefantes, Pereza, Miranda Warning, Belén Arjona y Despistaos actúan el jueves 24 de octubre de 2005 en el Recinto de la FICA (junto al Auditorio). Será a partir de las 20.30 horas.

--------------------------------------------------------------------------------------------