Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.

c

o

n

c

i

e

r

t

o

s
MATTHEW SWEET  

20/12/04

Matthew Sweet, el as del guitar pop

EL ALQUIMISTA DE LA MELODÍA

El estadounidense Matthew Sweet es una de las figuras esenciales del pop de guitarras de los últimos 15 años. Mentar su nombre y provocar loas de admiración entre los amantes del powerpop es todo uno. El autor de Girlfriend (1991) y 100% Fun (1995) viene para presentar su nuevo álbum, Living things y lo hace acompañado nada menos que de Matt Sharp (ex Weezer, ex Rentals). Empieza bien el 2005.

La carrera de Matthew Sweet -insisto, palabras mayores cuando se habla de guitar pop- presenta una singular animadversión hacia el éxito. O hacia la presión que éste conlleva. Cada paso hacia la popularidad que ha dado, y su currículo presenta un par de discos de oro, ha estado seguido de un oscurecimiento de su sonido, cuando no de una reclusión en sí mismo.

Pero por ceñirme a los dictados de Cronos, diré que sus primeros pasos en el mundillo musical los dio colaborando con Oh-OK, grupo menor encabezado por Lynda Stipe, la hermana del líder de REM. Hasta Georgia se había trasladado nuestro héroe, dejando atrás su fría Nebraska natal. Después formaría su propia banda, Buzz of Delight, con la que tampoco cambiaría precisamente el rumbo del pop, si bien sí que sirvió para llamar la atención acerca de su talento a los capos de la industria. Nos vamos a Nueva York, entonces.

Pero las esperanzas se tornan en promesas rotas, cuando tras sus dos primeros álbumes ya como Matthew Sweet -Inside (1986) y Earth (1989)- es despedido consecutivamente de las dos multis que lo cobijaron. ¿Otro proyecto de ángel caído? Nada más lejos de la realidad. Su paso a la independencia se saldaría con su primer gran éxito, su tercer largo Girlfriend (1991) alcanzaría una repercusión importante, pasando de las college-radios a las emisoras mainstream y haciéndole alcanzar un estatus, no de superstar, pero sí de autor reconocido. Gracias a canciones tan arrebatadoras como Divine intervention, Evangeline o la propia Girlfriend.

Las guitarras crudas de Richard Lloyd (Television) y Robert Quine (Richard Hell & The Voidoids, además de figura clave de la No-Wave neoyorkina), ya presentes en el disco anterior, ejercieron como contrapunto idóneo para la alquimia melódica del Sweet más inspirado hasta entonces. En lugar de celebrarlo como un vanidoso mortal más, la presión sobrepasó a un recién divorciado Matthew Sweet, quien encontró cobijo en el hermetismo y en el alcohol.

Es así como llegamos a Altered beast (1993), un disco enojado, oscuro y menos accesible, que para algunos de sus fans es poco menos que la cima de su carrera, pero al que el público general optó por dar la espalda. Los títulos hablan por sí solos: Devil with the green eyes, Life without you, The ugly truth... Notorio mal rollo.

Pero como todo lo que baja tiende después a subir -o eso dicen esos malvados seres llamados físicos-, el ánimo de nuestro amigo se recuperó con el tiempo y así el rencor y las tinieblas tornaron en sonrisas, positivismo y escenas luminosas en su siguiente entrega, 100 Fun. De modo que el éxito volvió a sonreírle, alcanzando su segundo disco de oro en Estados Unidos y logrando el mayor hit-single de su carrera: Sick of myself.

Suponer que la experiencia adquirida le habría hecho invulnerable al éxito, es mucho suponer, pues su siguiente álbum, Blue sky from mars, ya sin Lloyd y Quine, es seguramente el más flojo de su carrera. Y ahora sí, su definitivo asentamiento dentro de la escena independiente. Al mainstream no se le da la espalda dos veces y además, seamos francos, es en la segunda división donde Sweet siempre se ha sentido más cómodo. Como el Murcia, vamos.

De modo que desde entonces encontramos tres álbumes más en su abultada mochila -In reverse (1999), el impronunciable Kimi Ga Suki * Raifu -editado sólo en Japón- y su flamante nuevo álbum recién publicado, distribuido en España por Bittersweet y titulado Living things. Un disco en el que colabora Van Dyke Parks y que, con alguna salvedad -la poderosa Dandelion- vuelve a mostrar la faceta más melódica y soleada de Matthew Sweet, el alquimista de la melodía.

---------------------------------------------------------------------------------------------

- Matthew Sweet y Matt Sharp & Goldenboy actúan el martes 18 de enero de 2005 en el Auditorio Víctor Villegas (Av. Primero de Mayo, Murcia). A partir de las 21 horas. Precio: 15 euros.

- Reservas: 968 343080