Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.

c

o

n

c

i

e

r

t

o

s
TRIBUTO  

21/04/06

La Frontera

80 POP

Una única palabra para englobar un concepto que suena a pop-rock: Tributo. Este es el enunciado que reunirá esta noche en la Plaza de Toros de Murcia a cinco grupos de brillante pasado, en una suerte de lección de historia de la música nacional: La Guardia, Danza Invisible, La Frontera, Seguridad Social y La Unión, por orden de actuación.

Formaciones cuyo mapa actual es cierto que presenta nubosidad variable, pese a lo cual no serán necesarios los paraguas de precaución, pues está pactado que su repertorio se base en su soleado historial. ¿Te imaginas 15 superhits en una misma velada? Pues en la de Tributo sonarán bastante más.

Los años ochenta pueden -y deben- ser discutibles en cuanto a su aportación musical, pero resulta innegable que en esa época se concretó una manera de hacer música, un modo de escribir canciones, que hoy, además de ser totalmente reconocible, es un punto de referencia a menudo imitado o que sirve como punto de partida para numerosos nuevos artistas o modos de expresión. Es así. Aquellas canciones, etiquetadas entonces como pop-rock, han pasado a formar parte del legado sonoro nacional. Forman parte de nuestra historia y ya se sabe que quien desconoce la historia está condenado a repetirla. Pero más tarde y peor.

De todos modos, resulta del todo improbable no reconocer canciones como "Lobo-hombre en París", "Pobre tahúr", "Mil calles llevan hacia ti", "Sabor de amor" o "Chiquilla", incluso para quienes en aquella etapa aún calzaban biberón. Para los que bordean la frontera de los 40 años, a uno u otro lado, huelga decir que estas canciones conformaron la banda sonora de su juventud y, por tanto, han dejado huella indeleble en su apartado emocional. Pero hay otras perspectivas, igualmente interesantes, desde las que enfocar este Tributo.

Recordar y reconocer nuestra historia musical es una de ellas, está claro, pero escuchar estas canciones hoy también viene a ser un modo de comprobar cómo han aguantado esa espada de Damocles conocida como paso del tiempo. No olvidemos que la mayoría de discos de pop español de los ochenta adolecen de una producción francamente mejorable -esas baterías disparadas, uh-, de manera que escucharlas ahora, en las mejores condiciones acústicas, puede resultar ilustrativo. Su valor documental, histórico, está fuera de toda duda. Su calidad le corresponde juzgarla a usted, estimado lector. Hagamos un somero repaso a los cinco magníficos de Tributo.

LA UNIÓN
"Love sessions" es el título del nuevo álbum del grupo encabezado por Rafa Sánchez y, aunque he advertido de que no hablaría de actualidad, en este caso lo hago porque se trata del enésimo recopilatorio, esta vez en clave bailable, de un grupo que no tiene pudor alguno en estirar la goma de los beneficios de sus viejas canciones. La Unión tiene más recopilatorios que morro un elefante, pero oiga, si su moral se lo permite, yo me limitaré a reseñarlo. Curiosamente, es el grupo con más tirón del festival, pese a ser el que probablemente menor número de canciones inolvidables pueda presentar.

SEGURIDAD SOCIAL
Bien diferente es el caso de la banda valenciana liderada por José Manuel Casañ. Sus comienzos como punk-rock-band aún se recuerdan por canciones como "Eres una estúpida" o "Comerranas", pero si cabe aún más por un impactante directo que siempre ha sido seña de identidad. Ya finalizando los ochenta publicaron dos muy buenos elepés, "Vino, tabaco y caramelos" e "Introglicerina" -producido, atención, por Andy Wallace, ingeniero de sonido del "Nevermind" de Nirvana-, con temazos como "Acción", "Que te voy a dar" o "Camisa de once varas". Los noventa les saludaron con su momento más exitoso. "Que no se extinga la llama" no sólo era un gran disco, sino también la constatación de su voluntad por ir un paso más allá. Así, de la latinización de su sonido, sin perder nunca su esencia rock, nacieron canciones en su momento muy novedosas como "Chiquilla". Su siguiente álbum es su cumbre creativa, pese a un título tan poco acertado como "Furia latina" -con una cabeza de toro en portada, ay- y el mejor tema de toda su discografía: "El viajero".

LA FRONTERA
Cuando La Frontera irrumpió en el panorama del rock español lo hizo con gran energía y frescura. Su sonido y estética era muy claro y hasta estereotipado, pero Javier Andréu -gran voz-, Tony Marmota y los más 'destroyer' Jose Batagglio y Toti Árboles (ex Parálisis Permanente) tenían una puesta en escena arrolladora. Tahúres, duelos al sol, tragos, banjos y tugurios de señoritas de mala vida, trenes de medianoche y lagartos en portada. Cuando se pusieron un poquito más serios -¿la madurez?- entregaron un gran disco como es "Rosa de los vientos", que sería el principio de su ostracismo, apenas tres años más tarde.

LA GUARDIA / DANZA INVISIBLE
Los primeros, de Granada y a lomos de su pop asilvestrado y bucólico y los segundos, de Málaga y con una propuesta inicialmente cercana a la de grupos de pop oscuro británico como Simple Mind, fueron de las bandas más representativas de Andalucía durante los ochenta. Ambos vendieron cantidades industriales de discos y mientras los segundos siempre han seguido aproximadamente en la brecha -ojo, que los rumores de separación se dispararon hace pocos meses-, los primeros tuvieron una vida razonablemente corta, antes de regresar hace pocos años, con proceso judicial incluido. Manuel España, cantante y fundador de La Guardia, se salió con la suya ante la demanda interpuesta por supuesta apropiación indebida de nombre por parte del guitarrista original Quini Almendros. Cuando brille el sol te recordaré si no estás aquí. Pero no de este modo, hombre.

------------------------------------------------------------------------------

- TRIBUTO (La Guardia, Danza Invisible, La Frontera, Seguridad Social y La Unión -por orden de salida-) actúan el viernes 21 de abril de 2006 en la Plaza de Toros de Murcia. A partir de las 21 horas. Precio: 22/24 euros.

--------------------------------------------------------------------------------------------