Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.vuelves al índice de entrevistas

e

n

t

r

e

v

i

s

t

a

s
CARROTS  

22/05/02

Carrots es una de las bandas que encabezan el boom del pop psicodélico español

PSICODELIA Y VEGETALES

No me pregunten por qué, pero los nombres de frutas y vegetales se llevan bien con la psicodelia. Y si hay uno que sea especialmente atractivo (ahí es donde el lector debe encogerse de hombros) es la cebolla. Montones de canciones y grupos con la palabreja Onion en su dietario. Pero hete aquí que cuando nuestros protagonistas buscaron enunciado se decantaron por Carrots (zanahoria).

Y en menos de cinco años se convirtieron en uno de los principales referentes del pop independiente nacional. Carrots fields forever! "No es cierto que el nombre lo tomáramos de un pub londinense, no recuerdo donde colé este bulo, pero no es cierto. La verdad es que nos queríamos llamar Onion, pero existía y existe un grupo llamado así. Seguimos buscando hortalizas y las más psicodélicas de todas ellas son las zanahorias. Para colmo, soy alérgico a ellas y al mismo tiempo me encantan. O sea, que tengo un problema".

Un problema y un grupo de moda, es lo que tiene Willy Macià, nuestro interlocutor, además de guitarrista y cantante de un grupo que se completa con Roberto Castellanos (bajo, voz), Freddy Forner (piano, órgano) y el baterista argentino Matías Segovia. Recuerdo que Axel, de su grupo hermano Sidonie, me comentaba hace tres años la existencia de una mini escena barcelonesa de pop y psicodelia. Parece haber cuajado. "En Barcelona siempre ha habido grupos de psicodelia, pero grupos como Sidonie o nosotros es algo más que una escena. Somos dos grupos con una personalidad muy acusada y que ofrecemos algo realmente nuevo".

No sé si nuevo es el adjetivo más apropiado para calificar su música, pero en todo caso sí que es actual. Donde un día estuvo el indie-noise y posteriormente el pop colajet, hoy lo más plus de la escena independiente parece el pop psicodélico, encarnado en grupos como los citados Sidonie, Deluxe, Zinedines, Phila, los murcianos Ross y por supuesto Carrots. ¿Hicieron un pacto con Brian Wilson, acaso? "Sí, yo también creo que las preferencias del público menos estandarizado están yendo por ahí. Es que creo que estos grupos hemos dado con una fórmula infalible: buenas canciones, personalidad, un universo propio, buen directo... En definitiva, el típico grupo que te lo crees y te enganchas a él".

¿Qué opinión le merece a Willy Macià la propuesta de Ross, uno de los iniciadores en nuestro país del pop de filiación psicodélica? "No sólo me gusta, sino que opino que son de lo mejor de este país. A mí me cuesta emocionarme en un directo y con ellos se me ponen los pelos de punta. Sus canciones son deliciosas y "Rossland" es un disco básico para cualquier persona que quiera disfrutar de un pop psicodélico de lujo".


DE LA PSICODELIA (POP) AL POP (PSICODÉLICO)


Carrots
se formaron en 1997 y apenas seis meses después ya estaban firmados por una de las compañías independientes más prestigiosas de nuestro país, Grabaciones en el Mar. Tras incluir un par de temas en recopilatorios y en el disco de tributo a Love llegó su primer largo, Saving chocolate coins. Un buen número de actuaciones, su participación en otro disco de homenaje, en esta ocasión a George Harrison ("Harrisongs") y la composición de los 10 fragmentos instrumentales que sirven de hilo conductor del recopilatorio "Un viaje a la Luna" nos llevan hasta este Sunshine, un disco brillante y mucho más luminoso que su álbum anterior. ¿Estás de acuerdo, a qué se debe esta mayor pulsión pop? "Estoy totalmente de acuerdo, "Sunshine" está mucho más cercano al pop que a la psicodelia. En Carrots los cambios no son premeditados, quizás se deba a que durante la fase de composición escuchábamos más a grupos como Beach Boys o Beatles, pero también es cierto que nos limitamos a seguir nuestra propia fórmula: construir canciones a partir de arreglos muy concretos, los cuales se convierten en la columna vertebral de la canción, a la que añadimos melodías lo más perfectas que podemos".

Vale, pues donde se leía Soft Machine y Pink Floyd ponemos a Wilson y los Fab Four y donde venía el etiquetado de psicodelia (pop) lo sustituimos por el de pop (psicodélico). "No hemos abandonado el espíritu del primer disco y es posible que retomemos de nuevo el lado más psicodélico. O no. Lo que está claro es que necesitábamos llegar a la gente de una manera más directa, sin perder la dignidad. Sinceramente, creo que lo hemos logrado".

Desde luego títulos como Writing again, la propia Sunshine, 7000 ideas (la más cercana al sonido en espiral) o incluso ese apunte bailable que es Cinema hablan mejor que bien de Carrots y su solvencia a la hora de escribir notables canciones. ¿Les interesa el lado 'dance' de la nueva psicodelia? "Nos gusta mucho Air, Super Furry Animals e incluso Daft Punk. Nos gusta lo que está bien hecho y si para que un tema mejore o se acerque más a la visión que teníamos de él tenemos que rodearnos de máquinas, no lo dudaremos ni un segundo".

Bien, pues para terminar. Tengo entendido que teníais cierto temor a que la producción de Paco Loco (el productor del indie-noise por excelencia en este país) os hiciera sonar indie. ¿Detestáis este sonido, toda la escena? "No lo detestamos, nos gusta. Pero llegó a unos límites, donde todo valía, que fue en contra de la propia movida. Me quedo con Australian Blonde, El Inquilino Comunista, El Niño Gusano, Penélope Trip... El miedo era debido a que Paco nunca había producido a ningún grupo parecido al nuestro, pero todo fue estupendamente. No sólo no perdimos nuestro sello sino que crecimos como grupo".