Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.vuelves al índice de entrevistas

e

n

t

r

e

v

i

s

t

a

s
TARIK Y LA FÁBRICA DE COLORES  

23/01/08

Álvaro Muñoz es Tarik


ARTE Y ENTRETENIMIENTO

El cordobés Álvaro Muñoz es Tarik, creador de una Fábrica de Colores que produce en formato de canciones pop. Más que un músico con pretensiones artísticas, se trata de un artista que eligió la música -aunque también pinta- como modo de expresión.

Un tipo singular, escurridizo, elegante y sensible, que entiende que ética y estética deben conformar un todo indisoluble. El hueso y la carne es el título de su última entrega discográfica, que vio la luz hace apenas tres meses y que recién comienza a presentar en directo.

Notable nuevo álbum, "El hueso y la carne". ¿Cuáles son las variaciones más significativas respecto de "Sequentialee" (2005)?
- "Sequentialee" era un disco más preciosista, más limpio y cristalino. Aún así, estoy en la misma disposición que hace un par de años: hacer singles. Esa es la historia del pop. Otra cosa es el sabor que les das a tus caramelos y el papel con que los envuelves. Pero esta vez queríamos mostrar la belleza de lo orgánico y, consiguientemente, de lo imperfecto. Ahora que todos los discos suenan a Pro Tools, había que volver a un sonido honesto, crudo y sencillo. Quisimos asumir el reto de grabar tocando todos a la vez.

"Todo proceso de creación lleva implícita una dosis de sufrimiento". Me suena haberte leído decir esto. ¿Lo sigues pensando? ¿Te ha costado mucho "El hueso y la carne"?
- Siempre que te impliques con cierto ímpetu y seriedad en un proceso creativo, persiguiendo cotas altas de calidad, vas a sufrir. Y cuando digo proceso creativo me puedo referir también a la preparación de un plato de comida o a la fabricación de una estantería de madera. En ese sentido tengo un concepto bastante humilde del arte. El caso es que durante la producción de "El hueso y la carne" sufrí un frenesí creativo y no quería parar de grabar, así que me dio un 'yuyu' y hubo que interrumpir la grabación varios días. Además no tenía hambre y, mientras los técnicos se iban a comer, yo me quedaba allí probando guitarras y amplificadores, ensayando acordes. Así horas y horas, un día tras otro. Luego, por las noches, no podía dormir; toda la música me retumbaba en la cabeza, por lo que tuve que ir a un psiquiatra par poder conseguir somníferos.

Te tengo por un artista, en el sentido amplio del término. ¿Cómo se siente un artista en este mundo prosaico?
- Involucrarse en actividades artísticas -por primitivas que sean, como en el caso del pop- es un truco para escapar de la realidad aplastante, de la monotonía o de los aspectos más sórdidos de la vida. Eso se puede conseguir más fácilmente como espectador, pero el creador asume una responsabilidad que acaso acaba atormentándole: hacer que el oyente disfrute o se emocione con tu trabajo como a ti te ocurrió con el de otros.

ESPONTÁNEO, ORGÁNICO, REBELDE
En gran parte del disco -y no sólo de éste- aprecio un aire sixties. ¿Premeditado, acaso inevitable?
- Siempre me han gustado las melodías de las bandas británicas de los 60, y me confieso consumidor devoto de northern soul, música que contiene la esencia del pop: canciones directas, sentidas, con una melodía clara e intemporal. No obstante, probablemente pase más tiempo oyendo cosas más actuales. Me encanta descubrir bandas y artistas que no conocía y estar siempre abierto a nuevas sorpresas. Un vistazo a mi colección de discos bastaría para apreciar que no tengo límites. Si vamos hacia atrás, pasaríamos por el jazz de los 40 y así hasta llegar al barroco, que también me apasiona.

¿Cómo concibes tus canciones? ¿Con una visión plástica, como obras de arte tal vez?
- No soy nada pretencioso en ese sentido. Creo que el pop es una manifestación artística muy espontánea y primitiva. Intuitiva, la mayoría de las veces, por lo que carece de la preparación y la planificación metódica de otras artes. Es entretenimiento bruto, lo que, por eso mismo, hace que pueda penetrar como una flecha en las fibras emocionales del oyente.


Hay una canción, "Antes de la niebla", cuyo riff me recuerda mucho a algún viejo tema que no logro descifrar. ¿Flipo o estoy en lo cierto?
- No es el caso de "Antes de la niebla", pero sí es cierto que canciones como "Tiene que pasar" y "Anticipo" tienen guiños descarados -sendos riffs- que rinden pleitesía a bandas como The Who o Velvet Underground. Me gusta jugar con eso. En "Sequentialee" metí unos coros inmediatamente reconocibles a lo Beach Boys en "A balón parado" y una instrumentación a lo Henry Mancini en "Un apartamento en Père Lachaise". En "On The Radio" [nota: su segundo álbum, fechado en 1997] imité descaradamente la voz de Bowie en algunos temas

¿Perteneces a SGAE? ¿Te sientes representado-defendido en su lucha por los derechos de autor?
- Sólo me siento 'administrado' por la SGAE. Bueno, más bien mi propiedad intelectual es la que está administrada por la SGAE, pero tampoco soy de los que denuncian sistemáticamente su actuación, porque creo que alguien tiene que velar por los derechos de los autores. Lo que ocurre es que en España también se hace necesaria la creación de una unión de músicos o un sindicato de creadores y ejecutantes que, a su vez, vigile la gestión de la SGAE. No me trago, por cierto, el oportunismo de Rajoy con respecto al canon digital. Pura improvisación, electoralismo basura.


Un cierto aroma a libertad. También me invade esta sensación al escuchar "El hueso y la carne".
- Es espontáneo, orgánico, rebelde y también contiene grandes dosis de mala leche. Es una batalla a brochazo limpio contra los colores grises que nos quieren imponer desde los poderes fácticos.

¿Cómo ves la escena jazz en la Región de Murcia, podemos esperar frutos jugosos próximamente?
- La cosa promete y mucho. Existe hoy por hoy un Taller de Música Moderna y Jazz en la Alberca con más de ochenta alumnos y alumnas, tres festivales importantes en la Región, casi una decena de locales que programan de forma estable jazz y una cantera de músicos más que interesante. Falta proyección y, desde mi punto de vista, salir de la interpretación para pasar a la composición, arriesgar más en las propuestas.

Mis favoritas, a dís de hoy, son la citada "Antes de la niebla" y "Agosto por ejemplo". No es una pregunta, sino una afirmación. Pero bien, por si quieres señalar algo al respecto.
- Prefiero no destrozarte la imagen que te has hecho de ellas, explicándote algo que, a lo mejor, no tiene mucho que ver ni siquiera con lo que yo estaba pensando en el momento de escribirlas. Muchas gracias, Jam.


--------------------------------------------------------------------------------------------

- Tarik y La Fábrica de Colores en la red:
- www.mushroompillow.com/es/tarik_y_la_fabrica_de_colores


--------------------------------------------------------------------------------------------