Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.

c

o

n

c

i

e

r

t

o

s
B-SIDE  

25/08/05

Patou et Jean-Philippe: Rinôçérôse

PRIMERA DIVISIÓN INDIE

Conocido es que, en España, el escalón que separa la música independiente y la comercial es mucho más grande que en otros países. Sin embargo esto ocurre más a escala de venta de discos que de afluencia de público a los conciertos. Hay evidencias rotundas. Cuando Beck o The Chemical Brothers encabezaban las listas de ventas de Estados Unidos, Inglatrerra y media Europa, aquí apenas llegaban a las 10.000 copias vendidas, pero en cambio ya eran capaces de encabezar festivales de aforo masivo.

¿Cabe hablar, pues, de una primera división indie? Rotundamente sí. Y es ahí donde encaja el flamante B-Side, un festival ambicioso tanto en presupuesto como en intención, que se celebrará el 10 de septiembre en Molina, con Rinôçérôse, Nada Surf, The Bluetones y los españoles The Sunday Drivers. Para ser de primera, lo primero es pensar de primera.

Los encargados de romper el hielo serán los toledanos THE SUNDAY DRIVERS (21.45 horas), casi unánimemente considerados como el grupo nacional independiente de 2004 por la crítica especializada. De hecho su álbum "Little Heart attacks", un buen tratado de pop refrescante y admirador de los Beach Boys, fue elegido el mejor del año por diversos medios. Su estela ha llegado hasta otros países, especialmente hasta una Francia que parecen haber conquistado tras su paso por diversos festivales galos de prestigio.

A continuación será el turno para los británicos THE BLUETONES (23.05 horas), uno de los más acertados grupos de aquella oleada del brit-pop de mediados de los noventa, que actualizaba el legado de bandas como The Kinks, Small Faces o los Beatles. Su álbum de debut, Expecting to fly (1996) -aquél del pavo real en portada- era realmente notable y contenía dos de los himnos del movimiento, Bluetonic y especialmente el brillante Slight return.

Pero tan desmesuradas fueron las alabanzas vertidas por una prensa inglesa deseosa de volver a copar el liderato mundial del rock, arrebatado por EEUU en los últimos años, que las expectativas pudieron con ellos. Y es que no resulta sencillo ser los nuevos Stone Roses, como llegaron a calificarlos.

Tras un pequeño e inevitable bache, que ya debieron intuir al titular acaso irónicamente su segundo largo como Return to the Last-Chance Saloon (1998), la banda de los hermanos Morris demostró hace años haber retomado la buena senda con certeros singles como Are you blue or are you blind? y un notable álbum como es Luxembourg (2003). Su nuevo largo llegará este próximo año.

GUITARRAS Y BAILE
La de NADA SURF (00.25 horas) es una historia que tiene algunas similitudes con la narrada. En Estados Unidos el 'hype' -encumbrar a un grupo de la nada- funciona mucho menos que en el Reino Unido, pero también los inicios del grupo neoyorkino fueron fulgurantes. A la salida de un concierto, consiguieron deslizar una maqueta en el bolsillo de Ric Okasec, ex líder de The Cars y productor del momento, quien acababa de encumbrar a Weezer con su primer álbum.

Ni ellos mismos lo esperaban, pero a la semana Okasec les estaba telefoneando, interesado en producirles. Fue así como llegó High/Low, un álbum de debú que vino precedido por el sencillo Popular, canción que se convirtió en un sonoro pelotazo en el ámbito del pop de guitarras. Ni su segundo álbum, The proximity effect (1998), ni su relación con su poderosa discográfica fueron buenos, de modo que también les tocó pasar la inevitable temporada en el infierno -en el purgatorio, mejor, que ya quisieran muchos-, antes de descolgarse con el interesante Let go (2003).

Aunque el bueno de verdad es el aún humeante -de hecho, creo que en España aún no se ha publicado- The weight is a gift, un disco brillante en sus melodías y líneas de bajo, a cargo del madrileño Daniel Lorca y una de las señas de identidad de la banda, que muestra a unos Nada Surf en su mejor momento.

Para cerrar esta primera edición del B-Side, pocos bandas se antojan más idóneas que RINÔÇÉRÔSE, el grupo de las tildes raras. Y también uno de los que mejor supieron hermanar en su momento pop, rock y dance-music. Ellos solían decir que hacían 'house con guitarras', aunque no fuera exacto. En el caso de los de Montpellier, la curiosidad viene marcada por su debut en un sello español, el madrileño Elefant, entonces muy interesado en la primera fusión de electrónica y pop, en su subsello Elefant Dance.

Lo apuntado en Retrospective -y en sus directos- era demasiado bueno y novedoso como para que no trascendiera, de modo que pronto firmaron por V2-Virgin, donde han seguido editando sus trabajos, ya convertidos en un grupo de gran reconocimiento internacional.

La delgada línea que separa el abismo entre cordura y locura es territorio grato para Jean-Philippe Freu y Patou Carrie. Ambos son psicólogos, el nombre de su grupo lo toemaron del título de un cuadro pintado por un demente y su flamante nueva entrega, recién publicada, lleva por título Schizophonic. Para su grabación han contado con una serie de invitados, desde quien fuera vocalista de Ride, Mark Gardener, hasta Jessy (Rancy), quien canta en el mejor corte del álbum, Bitch. No sé cómo lo solventarán en directo, pero seguro que con calidad y hedonismo sonoro.

---------------------------------------------------------------------------------------------

- Rinôçérôse, Nada Surf, The Bluetones y The Sunday Drivers componen el programa del B-Side Festival, que tendrá lugar el sábado 10 de septiembre de 2005 en el Recinto de Concierto de Molina de Segura (Ctra del Chorrico). A partir de las 22 horas. Precio: 8-10 euros.