Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.vuelves al índice de entrevistas

e

n

t

r

e

v

i

s

t

a

s
JORGE DREXLER  

26/10/04

Jorge Drexler

"ME REBELO CONTRA EL PILOTO AUTOMÁTICO"

La música de Jorge Drexler avanza en el tiempo e incorpora las tendencias electrónicas, elementos difícilmente combinables y que en esta ocasión no marcan el puso de su trabajo Eco. Lo presentará en el Teatro Romea de Murcia, como artista invitado de la final del Creajoven'04 de Canción de Autor.

Éste es su séptimo disco, quinto en España, ¿qué peculiaridad tiene con respecto a los anteriores?
- La diferencia es que en "Eco" hay algunas canciones que han empezado por el texto y eso no me había pasado nunca antes. Me ocurrió en el caso de "Guitarra y voz" y la "Milonga del moro judío", ya tenía la letra y el resultado es distinto.

Siempre ha hecho uso de las nuevas tecnologías en sus discos -samplers, loops, cajas de ritmos, scratch-, ¿repite experiencia?
- En este disco el pulso anímico está dado por gente tocando en una habitación, no por máquinas programadas. Nos juntamos varios a tocar y luego la tecnología trabajo sobre eso, se pasó todo por las computadoras. En eso es diferente del anterior, que era más de diseño. "Eco" es más emotivo.

Tras nueve años en España y una posición más que consolidada, ¿qué balance hace de su carrera?
- No me gusta hablar de carrera. Yo hago un disco y después otro, como quien construye un collar y los discos son cuentas. Son todo partes de una misma cosa y no corro atrás de ningún premio ni tratando de salir alante de nadie. Yo no tengo una meta. Mi gran alegría es poder vivir de la música y hacer discos, y eso, para mí, ya está dado. El balance es la intensa alegría de poder vivir de lo que a uno le gusta; muy positivo.

-Hace un par de años reconocía que en Uruguay no se podía vivir de la música, ¿cómo anda la cosa por esas tierras?
- El país no ha mejorado mucho, la verdad. A mí, me va muy bien, estoy muy contento. Ahora sí podría vivir de la música en Uruguay.

Le debe a Sabina el último empujón para meterse de lleno en la música, ¿qué haría por los cantautores a los que apadrina hoy?
- Para hacer algo por algo, me tiene que gustar mucho; y creo que eso fue lo que le pasó a Sabina. Cuando algo me gusta, me entrego por completo, no tengo freno. Creo mucho en la sinceridad, en hacer las cosas de corazón. No creo en las gestiones diplomáticas.

¿Se atrevería a darles un consejo?
- No, ni doy ni recibo. El único que doy es que no escuchen los consejos y menos del mío. Haz lo que te gusta porque sí, ese es el único consejo.

¿Ve el mundo en notas musicales?
- Me considero un cancionista, ni músico ni poeta. No veo la vida a través de la música, aunque es muy importante para mí. Lo mío es juntar esa extraña alquimia entre la palabra y la música.

Cuando compone, ¿le visita su musa o es metódico?
- No soy muy metódico. Escribo una vez cada tanto, cada año y medio me siento y escribo un montón de canciones, aunque cuando me pongo soy muy trabajador, me meto muy adentro.

Y ¿qué prefiere, componer o tocar en directo?
- Las dos cosas son pasos de un mismo proceso. Lo uno es una inspiración (cerrarte y meter cosas para dentro) y lo otro es una expiración (sacar a fuera todo lo que estuviste juntando durante dos años).

¿Contra que lucha Jorge Drexler?
- Me rebelo contra la inercia y el piloto automático. Ir por la vida sin conectar con las cosas me parece un desperdicio.

[Texto: Pepa García]