Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.vuelves al índice de entrevistas

e

n

t

r

e

v

i

s

t

a

s
JET LAG  

28/02/03

Jet Lag, la nueva realidad del rock-pop 'made in spain'

"HEMOS TENIDO PROBLEMAS CON ALGUNA GRAN SUPERFICIE PORQUE SE NEGABA A VENDER BARATOS NUESTROS DISCOS"

La publicación de su segundo largo, Beautiful scars ha convertido definitivamente a Jet Lag en una de las puntas de lanza del nuevo rock español. No debe hablarse pues de grupo revelación de 2002 tanto como de grupo confirmación, como prueba su inclusión en las lista de los mejor del año en prácticamente todos los medios especializados, ya fueran de corte rockero, indiepop o cool-tendencioso.

Cierto que sus inicios ya presagiaban los mejores augurios: participaron en aquel recopilatorio "The power of Dolores" del sello de las hermanas Dover, fueron uno de los escasísimos grupos que han logrado participar en el prestigioso Festival de Benicásim antes de publicar disco y la procedencia de alguno de sus componentes, como es el caso del guitarrista Juan Santaner (ex Vancouvers), le allanaba el camino.

Sin embargo su debut-álbum, Amplifier supuso para quien esto escribe una pequeña decepción, por más que todos los medios lo alabasen sin recato. Un disco correcto, sin más, que ahora superan ampliamente con Beautiful scars, tanto en sonido, como en variedad, elaboración, influencias (REM, Dream Sindycate, Matthew Sweet, Wilco) y especialmente en calidad compositiva. Línea directa con Juan Santaner.

Sois un grupo madrileño formado por mallorquines o algo así. Cosa extraña, ésta.
- Bueno, en realidad el grupo se formó en Madrid y todos vivimos allí, aunque Pablo y yo seamos de Palma.

Hablemos de Pablo García (el hermano pequeño de Jaime, el cantante y líder de Sexy Sadie). Menudo descubrimiento. ¿De dónde lo sacaste?
- Pues es curioso. Yo era amigo de Jaime, pero a él lo conocía sólo de haberlo visto en conciertos de Vancouvers. Un día me lo encontré en un avión viniendo de Palma, hace como unos cuatro o cinco años. Iba con una guitarra y me dijo que se venía a estudiar a Madrid y que tocaba y también cantaba. Y una tarde quedé con él y me dije 'coño, pues sí que canta'. Y así empezó todo.

¿Qué recuerdos tienes de Vancouvers y en todo caso, qué conexiones crees que hay con Jet Lag?
- Supongo que como primera conexión el gusto por las canciones. Todo lo demás es accesorio. Es lo que más me preocupaba tanto en Vancouvers como en Jet Lag. Y también el concepto grupo, el trabajo en equipo. Cuando monté Jet Lag no quería que fuese mi grupo, sino que todos compusiéramos, que todos participáramos. ¿Recuerdos? Pues creo que fuimos un buen grupo que apareció en el momento incorrecto. Nadie supo donde ubicarnos. Surgimos cuando la irrupción del noise-pop y se nos alineó con aquello, pero en realidad teníamos muy poco que ver.

Una de vuestras canciones, Don't forget the clock es la banda sonorta de un spot televisivo, habéis sido elegidos recientemente Talento FNAC y además tenéis a toda la crítica comiendo de vuestra mano. ¿Te sorprende todo esto?
- Sí, me ha sorprendido. Porque no sabía si la gente iba a entender lo que estamos buscando. Estamos un poco fuera de modas y también queríamos huir un poco de la etiqueta que nos habían puesto con "Amplifier" de grupo de pop inmediato o power pop. Queríamos dar un salto, lo que pasa es que estábamos un poco temerosos porque lo que queremos hacer es un espacio que no lo ocupa nadie en España: el sitio de REM, el de Wilco... Es decir, pop en el buen sentido de la palabra, pero independiente también en el buen sentido de la palabra.

Y sin embargo ha funcionado, temores ahuyentados, pues.
- Creo que el disco tiene más lecturas de lo que la gente hubiera podido pensar. Eso nos enorgullece y nos reconforta. Pero también queremos hacer canciones que pueda escuchar mucha gente, canciones reconocibles, con estribillo, sencillas... No somos suficientemente raros para estar en unos sitios, pero somos demasiado independientes para estar en otros. Y sin embargo ha funcionado, todo el mundo parece haberlo entendido.

Y, hablando en plan prosaico, ¿en qué se traduce esto? Quiero decir, porque aquí lo que es vender, no nos engañemos, el pop para adolescentes y poco más.
- Bueno, todo el mundo parece coincidir al calificarlo como 'disco de proyección internacional'. Y es un poco lo que estamos buscando todos. Porque en España, no sé por que, pues la gente se dedica a comprar otras cosas. Pero empieza a haber una nueva generación de grupos, grupos con uno o dos discos y con bastante que decir y a ver si somos capaces de reactivar la escena. En cuanto a lo de la proyección exterior, puede parecer una tontería, pero a lo mejor el hecho de vender 1.000 copias en Japón te salva un disco. Hemos cuidado mucho el sonido y la pronunciación. Pablo canta en un buen inglés.

¿Qué opinión te merece la piratería, crees que afecta mucho a la música independiente?
- Sí. No nos afecta el top manta, pero sí la copia casera. El perfil de la gente que va a nuestros conciertos, que compra revistas de música, que escucha Radio 3... es gente de ciudad, con estudios superiores, que maneja internet y que sabe cómo descargarse todo y cómo copiar un CD. No es la señora que compra el disco de Nuria Fergó.

El sello Rock Indiana ha puesto precio único a todos sus lanzamientos: 5 euros. ¿Crees que es sostenible?
- No, es un suicidio. Los discos de Bittersweet, nuestra compañía, están de 9 a 11 euros y estamos totalmente en el límite. Y de hecho hemos tenido problemas con alguna gran superficie porque se negaban a venderlo tan barato. No es cierta esa idea tan extendida de que las compañías (independientes) roban con los discos. Joder, pues piensa el porcentaje de beneficios de unos pantalones vaqueros o un coche. Lo que les cuesta y por lo que lo venden. En este sentido, a mí todo lo que les pase a las multis me encanta, porque se lo merecen. Pero claro, extender eso a todo, que la música es un robo, pues no puedo estar de acuerdo.

Observo que en la mayoría de críticas hacia Jet Lag, para alabaros, se utiliza la táctica del derribo por comparación. ¿Tan triste pinta la escena independiente actual?
- Hace unos años sí, pero ahora ya te digo que empieza a haber una serie de grupos nuevos, con uno o dos discos publicados, que son realmente interesantes. ¿Nombres? Standstill, Aina, Carrots, Deluxe, Sexy Sadie -aunque sean más veteranos-, A Room With A View, Sidonie…

Por cierto, en una de vuestras canciones, Rain, seguramente mi preferida junto con Shine on, canta la estupenda Muni Camón (ex Maddening Flames).
- Sí. En casi todos los discos que produce Paco Loco, como es su mujer, todo el mundo le pide que haga unos coros y tal. Pero yo escribí una canción para que la cantara ella. Y te contaré un secreto: estamos a ver si la convencemos para que grabe un disco.

Sería una gran noticia, sin duda.