Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.

c

o

n

c

i

e

r

t

o

s
TOKYO SEX DESTRUCTION  

28/10/04

Tokyo Sex Destruction: dinamita soul

EL SOUL ES PUNK

Su música es un incendiario combinado de soul-punk y Detroit-rock, con el mal llamado sistema del bienestar como diana de sus dardos con forma de canción. Un cóctel de alta graduación que añade solvencia instrumental y solidez compositiva a su conocida actitud descarada, pasión desbordante y comunicación visceral Los demoledores Tokyo Sex Destruction regresan al primer plano de la actualidad con la publicación de Black noise is the new sound! y la subsiguiente gira de presentación.

"Simplemente hablamos de las cosas que nos rodean y nos afectan en cierta medida. Sólo pretendemos dar nuestra opinión crítica con los tiempos en que nos toca vivir. Si esto es o no político es algo que no nos incumbe. No estamos aquí para convencer a nadie de nada". Con semejante contundencia explicaba el cantante RJ la actitud de la banda de Vilanova i la Geltrú a propósito de la publicación, hace dos años, de su primer largo, Le red soul communité. Un disco grabado en cuatro días, con todo el grupo tocando en directo, que vino a suponer una auténtica sacudida a la escena del rock underground en España.

Los cuatro hermanos no carnales que conforman la banda adoptaron el apellido artístico Sinclair, sin duda como homenaje a John Sinclair, el manager de MC5, una de las formaciones más excitantes del rock de los setenta, además de activista político comprometido con diversas causas, entre ellas la de los Panteras Negras. "Efectivamente, nuestros pseudónimos son nuestro pequeño homenaje a una persona que para nosotros tiene cierta importancia como es John Sinclair, activista político, manager, productor, poeta y filólogo. Una persona que aparte de activista político, consiguió que un grupo apareciera de la nada y convertirlo en todo una leyenda como fueron los MC5".

Para colmo, el disco llegó hasta sus manos y obtuvo su bendición. "Nos felicitó, sorprendido. No entendía que en un lugar como España se acordaran de él de esta forma".

ALMA NEGRA
Pero si Le red soul communité supuso un auténtico revulsivo para la escena independiente, también en parte gracias a que por fin aparecía en nuestro país alguien a quien encuadrar dentro del movimiento del nuevo rock encabezado por White Stripes o The (International) Noise Conspirancy, esa misma relevancia fue la que brindó en bandeja los motivos para la sospecha.

Aquí es que somos así. Que si no aportan nada nuevo, que si no será para tanto, que si la pose no deja ver la esencia. A los componente de Tokyo Sex Destruction todo eso les interesa entre poco y nada. "La música es algo demasiado grande como para ceñirse a etiquetas o a momentos apropiados, es algo que te acompaña durante tu vida y que aparece de forma natural. No me importa si aportamos algo nuevo o no, nuestra música no pretende ser innovadora. Sólo es música hecha con el corazón, sincera y honesta".

Sea como fuere, lo que estaba claro es que el segundo disco de Tokyo Sex Destruction iba a ser mirado con lupa. ¿Flor de un día o grupo sólido? ¿Hype o grata realidad? La reciente publicación de Black noise is the new sound! no deja resquicio a la duda: Estamos ante una de las bandas más excitantes, poderosas y apasionantes no sólo de la actualidad, sino también de los últimos 10 años en nuestro país.

Y si eres coleccionista de similitudes, mejor busca las siete diferencias entre Interpol y B-Movie; las de The Faint con el mismo grupo; las de Dogs Die In Hot Cars con Talking Heads; las de Franz Ferdinand con XTC -ésta también vale para los anteriores- o la similitud vocal del cantante de The Dears con el invisible Morrisey. Ahora encuentra tu exclamación favorita y suéltala cargado de razones. Ojo, todas las bandas citadas, en mayor o menos medida, son de mi agrado.

Bien, ¿qué ofrece Tokyo Sex Destruction en su nuevo álbum? Pues 11 nuevos trallazos de soul-punk, con el alma negra y con algunos aspectos acaso ligeramente más setenteros que en su anterior entrega, como en el caso de Two years ago -¡menuda voz se gasta Raúl!-, con demostración de sus posibilidades melódicas (Birds on the velvet roof), de lo eficaces que resultan cuando se encierran en el garage -The new sound (in the black religión) podría ser la resurrección de los Sonics- y, en definitiva, de lo bien que manejan las claves del verdadero rock and roll.

Por cierto, en mi copia del disco y supongo que en todas, una vez acaban 11 cortes, se repiten juraría que en versión mono. Es igual, lee bien estas cuatro palabras: no te los pierdas.

---------------------------------------------------------------------------------------------

- Tokyo Sex Destruction actúa el viernes 29 de octubre de 2004 en el Garaje de la Tía María. A las 23 horas. Precio único: 7/9 euros.