Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.vuelves al índice de entrevistas

e

n

t

r

e

v

i

s

t

a

s
SANTI CAMPOS  

29/04/05

Santi Campos

MADRID, TEXAS

A finales de 2002 Santi Campos, ex líder de Malconsejo, se descolgó con un precioso disco de debut en solitario, Pequeños Incendios. Dos años y medio más tarde llega su continuación, mejorada y ampliada, bajo el título de Amigos imaginarios, un disco intenso, elegante, íntimo, brillante y seductor. Todo lo que cabía esperar y un poco más de uno de los más certeros autores de nuestro país. Lo presenta en Murcia.

Santi tiene esa cualidad, tan escasa, de permitir que el alma se le desborde por las costuras de sus canciones. Composiciones, por otra parte, zurzidas con el tenue hilo de la emoción. No son palabras gratuitas: el sentimiento es tan abrumadoramente real que puede olerse. Aroma de café en la madrugada. Diez canciones como diez soles -en el crepúsculo o justo cuando empieza a amanecer- que engrandecen a su autor y, por extensión, al rock-pop español. Santi Campos al habla, un 'americana' en Madrid.

"Amigos Imaginarios" me parece un gran disco. Pero aunque estilísticamente no me llegara -que no es el caso- te felicitaría igual. Porque hay dos cosas que siempre me parecen admirables: la pasión y la sinceridad. Resbaladizo asunto este de la sinceridad aplicada a la música, excepto en casos tan abrumadoramente evidentes como el tuyo.
- Gracias por la felicitación, la verdad es que estoy muy contento de cómo ha quedado el disco. Sobre lo de la sinceridad, pues no sé que responderte... Me gusta la música que hago, y hago la música que me gusta, y las letras hablan de cosas que siento. No soy muy cerebral en ninguna faceta de mi vida. No sé si lo mío es sinceridad o inconsciencia.

A diferencia del disco anterior, cuya grabación fue intencionadamente 'poco ensayada', rápida, con arreglos sobre la marcha; en esta ocasión el proceso de grabación fue bien diferente, mucho más elaborado. ¿Por qué?
- Bueno, todo va por fases, o por impulsos. Siempre que acabas algo es bueno plantearte el siguiente proyecto de manera distinta, pues en caso contrario corres el peligro de quedarte estancado. En todos los discos que había grabado, después de algún tiempo, me quedaba un sabor agridulce, una sensación de que podía haberlo hecho mejor... No quería que me volviera a pasar, y quise ser más cuidadoso con el proceso. Ha habido mucha improvisación, y muchos arreglos han sido sobre la marcha también en este disco, pero a diferencia del anterior, he grabado muchas pistas, para luego en la mezcla seleccionar lo que más me satisfacía.

Han pasado casi tres años desde "Pequeños incendios" y me consta que entonces tu intención era publicar rápido. ¿Qué ha ocurrido?
- No lo sé muy bien, supongo que tengo una vida más complicada de lo que me gustaría. De todas formas, ahora que el disco está en la calle, me alegro de no haberlo sacado hace dos años, pues habría sido sensiblemente inferior, ya que he aprendido bastantes cosas en los últimos tiempos, sobre todo gracias a no parar de tocar y grabar cosas con Nominees y Shannons. Ahora soy mejor guitarrista y cantante. Otro valor añadido es que los músicos con los que ahora toco y grabo tienen una visión de la música muy cercana a la mía.

Incides en la intimidad, la confesión, la calidez, la cercanía, el secreto desvelado. Casi de un modo obsesivo. Son tus armas (o tu escudo).
- No me interesa lo que pasa en el mundo, me interesan las personas como individuos, no como parte de algo más grande. Hablo de mí como individuo y mis problemas para comunicarme con otros. Y de mis éxitos y fracasos en este sentido.

Ahora es cuando te pregunto por el título del disco. ¿Quién son los amigos imaginarios? ¿A qué alude el título?
- Es el título de una canción de Ron Sexmith. También son algunas personas que me han defraudado, que al final no resultaron ser amigos reales. También alude a la infancia, un tema al que acudo con frecuencia en este disco. Además, me gusta cómo suena, y hasta la foto que está en el interior del disco se podría titular así.

Si en "Pequeños incendios" la búsqueda era el eje central, ahora quizá sea la comunicación, las relaciones... Aunque no estoy muy seguro, porque ante todo me parecen reflexiones personales.
- En varias canciones hablo de relaciones personales, de fracasos en el caso de "Tres veces tiempo" o "Fin de fiesta", de posibles éxitos "Despiértame". También está el paso del tiempo en "De qué sirve", "Tras el silencio", "Tiovivo" o "Superman" que, en líneas generales, hablan de los antiguos y los nuevos miedos y lo mucho que se parecen en el fondo. "Mejor dormir" es un ultimátum: deja de quejarte y vive de una vez, o si no, mejor dormir. Por último, "Vendiendo arena" es una especie de juego, estoy diciendo que aunque la canción no tenga ninguna interpretación, alguien le encontrará un significado.

La voz (1). Cuando "Pequeños incendios", me comentaste que la voz era tu asignatura pendiente. ¿Sigues pensando igual?
- Sí, pero menos. Digamos que, mientras al resto del disco le pondría buena nota, la voz aprobaría por los pelos. En el caso del álbum anterior, directamente un suspenso.

La voz (2). Porque a mí, no es ya que me parezca aceptable, sino que me parece lo mejor del disco. El vehículo idóneo para tus canciones. Y al diablo con la ortodoxia, estoy hablando de arte y de emoción.
- Me está empezando a gustar mi forma de cantar, estoy encontrando mi voz. Es posible que esta sea la primera vez que me he preocupado más por comunicar que por trabajarla desde un aspecto técnico.

¿Qué te ha parecido la producción de Pablo Sbaraglia? ¿Satisfecho, cuál ha sido su mayor aportación?
- Estoy encantado con el trabajo de Pablo, ha sido fundamental. Además de poseer unos conocimientos de sonido muy por encima de la media, ha entendido a la perfección hacia dónde quería yo llevar el disco. Además es un gran psicólogo, y gran parte de la culpa de que me haya sentido lo suficientemente confortable a la hora de cantar ha sido suya.

Trabajas en la 'suicida' Rock Indiana de los discos a cinco euros. Han pasado unos años y seguís vivos y produciendo discos de calidad. ¿No estabais tan locos?
- Al parecer no, a pesar de que muchos de los medios especializados no nos lo ponen muy fácil. He llegado a leer que Rock Indiana no pagaba las grabaciones de los discos que edita y falsedades parecidas. Vamos a nuestro aire y no nos metemos con nadie.

--------------------------------------------------------------------------------------------

- Amigos imaginarios está publicado por Rock Indiana, a un precio de 5 euros.