Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.vuelves al índice de entrevistas

e

n

t

r

e

v

i

s

t

a

s
JOSELE SANTIAGO  

29/07/04

Josele Santiago, rock de autor

"ME ABURRE EL ROCK SIN ROLL"

Cuando Las golondrinas etcétera obtuvo el galardón como mejor disco de la temporada 2003-2004, otorgado por la asociación de Periodistas Especializados en Música, Ocio y Cultura (PEMOC), muchos esgrimimos una espontánea sonrisa de satisfacción. Porque su autor, Josele Santiago, merecía un reconocimiento que ha ido cincelando a golpes de rock, pasión y escenarios -con su anterior banda, Los Enemigos- y sobre todo porque el premio no podía ser más justo.

Si las expectativas depositadas ante su debú en solitario eran elevadas, creo que nadie llegó a imaginar a un Josele tan pletórico e inspirado.

"He pintado mi chabola / con música de jazz / con pastillas juanolas / rechupeteás / He sellado las ventanas / con artistas disecás / con fines de semana / y compresas usás / Y he desarmao el tejado / para hacerme un xilofón / la lluvia me lo ha afinado / para que él despeje el sol / Y, mira, yo al mundo de arriba / y al mundo alrededor / los he mandao de gira / con un grupo de rock / Y están ya muy lejos / ole papa / guarda el catalejo / y tira el mapa".

De semejante guisa abre su espléndido primer álbum en solitario Josele Santiago y cualquiera diría que esos versos esconden mucho más que unas frases resultonas. ¿Un perchero donde colgar el pasado? ¿Un exorcismo con el que dar pasaporte a sus viejos fantasmas? Sea como fuere, una invitación a entrar en el universo rotundamente personal -castizo, brillante, de marco reconocible e inspirado a partes iguales en la imaginación y los avatares cotidianos- de un autor maduro, sincero y esencial.

Santiago ha vivido tan intensamente el rock, con sus grandezas y miserias, ha pasado tantas horas en camerinos y escenarios, que puede permitirse prescindir de patrones y estilos, abrazar cuantos le plazca y largarlos al minuto siguiente. Pero por encima de todo puede permitirse el lujo de dejar que las vivencias le fluyan, sin atender a la forma, centrándose en la intensidad y la textura. Sabe tanto el diablo por viejo como por talentoso.

"Las canciones no dejan de ser como puzzles", señala Josele. "Piezas que vas montando y desmontando, pero que cuando ya empiezan a tener vida propia tienes que saber escucharlas. Por ejemplo, "Mi prima y sus pinceles" parte de un riff en re abierto, que es un tipo de acorde que me enseñó Miguel Bañón, de Los Marañones y que al parecer utiliza Neil Young. Me gustaba mucho ese riff, pero cuando voy al local me encuentro con que Nacho (Mastretta) había sacado un fraseo de piano que era impresionante. Y yo, que estaba orgulloso de mi riff, pues tuve que aceptar que el suyo era mucho mejor, así que mandé el mío a tomar viento. Esto es más fácil contarlo que aceptarlo, eh, hay que ser capaz de tener esa visión objetiva, de tirar algo que te gusta mucho, pero es la canción la que manda".

OLE PAPA
El disco está producido por el gran Nacho Mastretta, como Josele, un habitual del madrileño barrio de Malasaña, que dirige en estudio a la banda de una manera nada ortodoxa, casi al modo de un director de orquesta. No eran colegas, sin embargo. "Pues no, la verdad es que nos conocíamos sólo de una colaboración que hicimos para un disco de homenaje". "Pero un día -continúa Josele- Pablo (Novoa, guitarrista) me invitó a la grabación de un disco suyo, instrumental, y allí estaba Mastretta, dirigiendo de esa forma tan inusual. Me gustó tanto que entablé contacto con Nacho y a partir de ahí y después de que él escuchase la maqueta con las canciones y tras varias conversaciones, llegamos al acuerdo de hacer mi disco también de ese modo, todos en directo y dirigidos por él. Creo que fue un gran acierto".

El disco y el repertorio de Josele siguen teniendo un marcado poso de rock, si no de manera evidente, si subyaciendo en el espíritu de las canciones. Como subyace en las de, pongamos, Tom Waits. "Me sigue gustando mucho el rock and roll, lo que pasa es que poco a poco ha ido perdiendo el 'and roll' y se ha ido quedando en rock a secas, una cosa bastante lineal. A mí por ejemplo el jazz, cuando se pierde en virtuosismos instrumentales, me aburre bastante, pero cuando entra en las partes melódicas me gusta, porque pasan cosas. Eso es lo que he buscado para mis canciones, que pasaran cosas".

¿Y lo de "ole papa"? Es una expresión muy de Malasaña. "Totalmente. Lo que pasa es que llegó un momento en que a todo se contestaba con esa frase. Alguien te invitaba a una casa: "ole papa"; que el sábado tocamos no sé donde: "ole papa"; pasaba una chica guapa por la calle: "ole papa". Vamos, que ya llegó un punto en que había que hacer esfuerzos para no decirlo. Pero bueno, quería hacer una canción con eso que me parecía tan popular y tan nuestro".

Pues me temo que sólo me queda una opción para resumir la propuesta de Josele Santiago. Dos palabras: Ole papa.

-------------------------------------------------------------------------------------------

- Las golondrinas etcétera está publicado por Virgin.