Nuevo Portal www.murciarock.com

   

.

c

o

n

c

i

e

r

t

o

s
2006 - TOP 25 CONCIERTOS  

30/12/06

Caetano Veloso en Espirelia, mejor concierto murciano de 2006

CUANDO LAS MUSAS SE PASAN AL ROCK

Finalizó 2006 y, pues, llega el momento de los resúmenes. Para empezar, lo haré con los 25 (+ 1) mejores conciertos acontecidos en la Región de Murcia. Vale el dicho: no están todos los que son, pero desde luego los que están protagonizaron algunos de esos momentos que nos hacen la vida más bella y agradable. Les invito a que se introduzcan conmigo en el túnel proustiano de nuestro Top 25. Y que la música siga sonando.


[ << viene de << ]
[ << viene de << ]
[ << viene de << ]



14 -
SCHWARZ (CC Puertas de Castilla, 16 marzo)
Una auténtica bacanal para los sentidos. Si ya de por sí los conciertos de Schwarz tienen el poder de alterar los estados de conciencia, en el Puertas de Castilla nos introdujeron en el interior de una nave en vuelo inquietante donde imagen y música, ambas abrumadoramente psicodélicas, parecían brotar del mismo centro de la Tierra. Como la escena final de ‘2001: A Space Odissey’ pero ahora, multiplicado por cien y con aura punk en vez de hippie.

15 - THANDISWA (La Mar de Músicas, 14 julio)
Con Thandiswa el aburrimiento ha muerto. La joven estrella del kwaito ofreció un concierto comunicativo, sensual, festivo, con un buen repertorio muy bien interpretado. Cautivador, positivo y finalmente arrollador. Un directo tremendamente infeccioso en el que jazz, soul, R&B y hasta disco-funk se entremezclan o se ceden paso, sin perder nunca el atractivo sabor de su raíz étnica africana. Xhosa, para precisar.

16 - LORDS OF ALTAMONT (Sala Stereo, 27 enero)
Nunca has visto un órgano Farfisa escupir semejante crudeza sonora mientras es maltratado de la manera más salvaje posible por unos hijos bastardos de los Stones. La frase no podría ser más resultona, pero eso no la hace incierta. Guitarras con fuzz, voces cavernosas, poses macarras y excitación a raudales. El estreno de una sala que programó con acierto y no obtuvo la respuesta esperada. Por haber, hubo hasta sangre -nada serio-.

17 - TIKEN JAH FAKOLY (La Mar de Músicas, 1 julio)
Más cercano al espíritu original, humeante, suburbial y clubber del reggae, Tiken Jah ofreció un concierto magnífico. Espectacular y lleno de estribillos coreables, pero con sonido rasposo, urbano, de bajos obesos y sin pagar peaje al mainstream, pese al contenido melódico de sus canciones. Un discurso altivo, politizado, orgulloso y elegantemente contestatario. O cuando el reggae lleva las trenzas también en el espíritu.

18 - SECOND (Sala Nuevo Garaje, 1 enero)
Quizá no fuera su mejor show de 2006, pero sí una deliciosa manera de comenzar el año tras las campanadas de rigor. Second nos obsequió con una selección de versiones que justificaron la resaca. Una gozada ver a los chicos arrancándose por The Clash (“London calling”) y Joy Division (“Love will tear us apart”), por Blur (“Girls and boys”) y Pulp (“Common people”), para acabar con pelucas y a lo loco (“Danger! High voltage”). Debería convertirse en cita anual.

19 - GALLON DRUNK (Sala Underground, 5 octubre)
Oscuridad en la ciudad. Las luces de los coches se confunden con los neones reflejados sobre el asfalto mojado del bulevar. El regreso a casa resulta entre agradable y peligroso, con esa extraña lucidez de madrugada que brota de la misma confusión. Desde alguna ventana ebria se escapan los acordes de una oscura, bella canción. Es de Gallon Drunk. James Johnston y sus chicos extrajeron energía de la misma desolación.

20 - JOSÉ IGNACIO LAPIDO (Sala Underground, 6 abril)
En directo, Lapido transmite excitación y veracidad. Sus canciones tienen la improbable virtud de arañar y curar las heridas a un tiempo. Y sus letras son extraordinarias no sólo por su calidad literaria, sino por su capacidad de síntesis y su asombroso efecto polaroid. Sin ínfulas, sin grandilocuencia vacía, sin lazos de colores y con el envoltorio único de su rock directo, preciso y visceral. O como aunar poesía y electricidad.

21 - LILA DOWNS (Auditorio de Ceutí, 17 noviembre)
Hay dos colores que dominan el lienzo sonoro tejido por Downs: el rojo de la pasión popular mexicana y el azul de mujer. Combinados lucen Lila. Un lila intenso, con marcados acentos jazzies, que vienen a dar como resultante una especie de moderno tradicionalista -¿o era tradicional modernista?-, desde el que la excelente cantante de registro de tres octavas reivindica el poder de la tradición popular. Definitivamente, Oaxaca es cool.

22 - QUEENSRYCHE (Lorca Rock, 17 junio)
Para su primera actuación en territorio español prepararon una simbiosis conceptual de su gran obra “Operation: Mindcrime” y su reciente secuela “...Mindcrime II”. Teatrales, elegantes, técnicos y tomando distancia con el público, Queensrÿche fueron la consecuencia de sí mismos. Es difícil pensar en una banda más distinguida. El pletórico Geoff Tate hacía de cada frase un ejercicio de interpretación, trascendiendo en forma de expresividad.

23 - SURFIN’ BICHOS (Lemon Pop, 8 septiembre)
Un ‘dulce mal trago’ -sólo convocaron a 400 personas, tres veces menos que en otras ciudades, el conocido gafe del Lemon-, porque el concierto cumplió con las expectativas. Buen sonido y un gran repertorio de canciones, cuya acción suele acontecer en la estación de las tormentas emocionales, inquietantes viñetas plagadas de personajes bailando en el mismo límite de la cordura. No es dramatismo, es inquietud.

24 - THE BRASLIPS (Club 12 & Medio, 31 octubre)
Manolo Gramolo, Oliver Ruiz y César Verdú, con el apoyo de Alfonso Schwarz, revivieron por una noche la caótica energía de la banda murciana más excitante e imprevisible de la Nueva Ola Murciana (NOM) de los noventa. Punk, garage, noise, psycho-rock, serie Z y gasolina de Detroit en un combinado no apto para quienes miden el rock según el nivel del pedal de distorsión. ¡Y encima, por una vez, sonaron bien!

25 - SUSHEELA RAMAN (Auditorio Víctor Villegas, 17 febrero)
Una sensibilidad extrema, una enorme intensidad en la interpretación y una sensación dominante de armonía, de paz, diré más: de espiritualidad. He aquí algunas claves del lindo concierto de la inglesa de ascendencia hindú Susheela Raman. Nada que ver con el ‘asian underground’, la fusión de la música tradicional del sur de la India es aquí con el jazz sedoso y el soul más sosegado.

Bonus - FARMACIA DE GUARDIA (Rendibú, 12 mayo)
Lo incluyo como bonus pues, aunque el pudor me invita a excluirlo, la sensatez me obliga a no pecar de falta de profesionalidad. Y es que el concierto de Farmacia, homenaje en su 25 aniversario, fue ante todo histórico. Y el marco, una velada por y para el arte por cortesía de La Verdad, inmejorable. "Cazadora de cuero", "Ella es demoledora" y una generación que creció con ellas, merecen reconocimiento. ¡Y qué diablos importa quién fuera el cantante!

--------------------------------------------------------------------------------------------