Rosendo - Loco por rockear

Jam Albarracín | 25.02.2011 - 16:36 | Conciertos

RosendoUna guitarra, un bajo, una batería y una garganta dispuesta a tensar sus cuerdas vocales: es todo lo que se necesita para hacer rock. Rock básico, directo, suburbial y con credibilidad, tal como el que esgrime Rosendo, el padre del rock urbano español y toda una leyenda viva de la música en nuestro país. En Leganés hay una calle con su nombre y en las antologías del rock nacional ocupa foto a toda página. En su último álbum afirma que 'A veces cuesta llegar al estribillo' (2010), pero donde no costará llegar será al auditorio Víctor Villegas, donde justo a las 21.30 horas sonará el primer riff de su Stratocaster del 68.

“Llevo casi 40 años de profesión y por fin me siento más o menos relajado, me siento reconocido. Pero ha costado llegar hasta aquí”, señala Rosendo mirando hacia atrás sin ira. “Recuerdo con el empeño e ilusión que pasaba las horas muertas en mi adolescencia agarrado a aquella primera guitarra, intentando sacarle algún sonido coherente, siempre soñando con el día en que me subiría a un escenario y en la posibilidad de grabar un disco con mis propias canciones”.

Desde entonces han pasado unas cuantas cositas: dos decenas de elepés, más de un centenar de canciones, varios miles de kilómetros. El rockero de Carabanchel -aunque circunstancilamente nacido en el muy pijo barrio de Salamanca- es una leyenda de carne y hueso, un mito pegado a una guitarra, un tipo por todos respetado desde sus orígenes en la música, un valor estable.

Rosendo por fin conseguiría grabar su guitarra en un disco en 1976, en el primer single de Ñu, ' Que nadie escape de la evolución' / 'Volando en sociedad'. Pero las canciones eran de José Carlos Molina y en poco tiempo Rosendo se cansó de las excentricidades de éste y de ser el Martin Barre de los Jethro Tull españoles. En una disputa entre ambos, a cuenta de los motivos por los que Molina no permitía componer a Mercado, el primero allanó sin saberlo la rampa dse salida del segundo: “Porque tus canciones son un leño”. Un año más tarde Rosendo montó su primera banda como líder precisamente llamada así: Leño.

Poco cabe añadir sobre una de las formaciones más respetadas e influyentes del rock español, pero señalaré una curiosidad. Aunque todas las biografías coinciden en señalar que el debut de Leño se produjo el 12 de febrero de 1978 en el madrileño Alcalá Palace de Madrid como teloneros de Asfalto, la realidad es que apenas una o dos semanas antes fue en Murcia, concretamente en la sala La Carroza y en compañía de los propios Asfalto y de Storm, donde canciones como 'Este Madrid' o 'El tren' sonaron por primera vez en directo.

La 'culpa' la tuvo su amistad con Toni Perea, pionero promotor murciano, que le ofreció la posibilidad de rodarse antes de su estreno oficial. Yo era un mocoso que se colaba en cualquier concierto en el que sonaran guitarras eléctricas y puedo dar fe del acontecimiento. Atrás quedaban los Jethro Tull españoles para dar la bienvenida a la Rory Gallagher Band nacional.

Leño duraría hasta 1983, seis intensos años en los que la banda de Rosendo entregaría cuatro álbumes, todos para Chapa Discos, el pionero subsello de Zafiro dirigido por el Mariscal Romero, así como un elevado número de conciertos en directo. Tanto 'Leño' (1979) como 'Más madera' (1980), 'En directo' (1981) y '¡Corre, corre!' (1982) son discos  ya legendarios, auténticos iconos del rock urbano, por más que siempre fuera un grupo de mentalidad abierta. En sus declaraciones mostraban su admiración por Joe Jackson, The Clash o The Specials, en un intencionado intento de no limitar su estilo y de abrir los oídos a sus seguidores más heavies y, de hecho, el sonido en estudio de su segundo largo  tiene una marcada influencia de la entonces incipiente new wave. Más paradojas: su disco en directo se grabó en la sala Carolina, uno de los primeros templos de la denominada Movida Madrileña.

En 1985 vio la luz 'Loco por incordiar', el primer álbum de Rosendo a título propio. Y casi diría que desde ese mismo día comenzaron a surgir los rumores -deseos, más bien- acerca de una posible reunificación de Leño que a día de hoy aún no se ha producido. Ni visos. “ No tendría ningún sentido y además el grupo sería muy distinto, cada cosa tiene su momento. No descarto hacer algún concierto puntual algún día, pero nunca un regreso como tal”, me comentaba en una pasada entrevista para este diario. Rosendo, no obstante, sabe que tiene una bala permanentemente guardada en la recámara. Más de una, en realidad, y bien ganada. El día que decida aceptar cualquiera de las ofertas de hacer un disco especial sabe que podrá contar con la práctica totalidad de la élite musical para lo que él les pida. Ya en 1997 diversas bandas nacionales, desde Los Enemigos y Extremoduro a Los Ronaldos y Siniestro Total, le obsequiaron con un disco de tributo, 'Agradecidos... Rosendo'.

Bien, desde que inició su carrera en solitario Rosendo siempre ha sido un valor seguro. Sus discos siempre han oscilado entre las 20 y las 50.000 copias vendidas y sus directos se saldan con aforos calurosos. Ha publicado 15 álbumes de estudio y otros tres en vivo y cuando sale de gira él mismo marca la intensidad de su agenda. Es un mito, una leyenda, pero sigue siendo tan normal y tan cercano, tan de carne y hueso, que se permite ser hincha del Atleti e insistir en que no tiene otra intención que la de seguir grabando discos y tocando en directo. “Cuando me jubile escribiré mis memorias, si es que para entonces me queda memoria”.


Quién: Rosendo.
Cuándo: Viernes 25 de febrero de 2011, a las 21.30 horas.
Dónde: Auditorio Víctor Villegas (Av. Primero de Mayo, Murcia).
Cuánto: 25 euros.
Venta telefónica: 968 343080.


Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...