Murcia Sound - Lorquí Independiente

Jam Albarracín | 20.06.2008 - 13:26 | Conciertos

The Psychedelic Furs estarán en el Murcia SoundDurante los días de hoy y mañana tendrá lugar en el Campo de Fútbol de Lorquí el Murcia Sound, de algún modo el festival que le faltaba a Murcia. Me explico: desde luego que nuestra Región puede presumir de festivales de personalidad y peso, con La Mar de Músicas (world music), Jazz San Javier (jazz-blues), Cante de las Minas (flamenco), Espirelia (miscelánea) y el debutante SOS 4.8 (música + arte) como adalides. Pero Murcia Sound es... otra historia.


Tampoco faltan los festivales de pop independiente, pero tanto el Lemon Pop (urbano y de formato progresivo) como el B-Side (velada única) no responden al patrón festivalero indie de pro: el evento de más de un día, con su zona de acampada, sus conciertos hasta la madrugada y, bueno, todas las vivencias que ello conlleva. Hay hasta canciones que hablan de esto. Una sensación conocida ya para varias generaciones, las que van desde mediados de los noventa hasta hoy. Bien, pues el frotar se va a acabar: ha llegado el Murcia Sound.

Dos veladas que comenzarán a las 6 de la tarde y cuyo final no está previsto para antes de las 7 de la mañana. En un cuidado campo de fútbol de césped -uh, cómo se agradece esto, la tierra para quien la trabaje pero no para un festival- y con lo más granado del indie nacional -el también etiquetado como indiemainstream-, además de una buena representación internacional -con el importante añadido de que ninguno ha pasado antes por Murcia-, unos cabezas de cartel relevantes, las habituales revelaciones inesperadas y algunos conciertos a priori estelares.

CUERO Y PSICODELIA
Es el caso de The Psychedelic Furs (viernes, 23.50 horas), una de las más grandes bandas de los ochenta, al tiempo que una de las que mejor supo interpretar el desolado escenario que había dejado el punk. De hecho su primer álbum, de título homónimo y fechado en 1980, aún muestra ecos del movimiento nihilista que cambió el rumbo de la música, pero ya se aprecian las señas de identidad que los convertiría en un icono de su década: ambientación oscura, gotas de psicodelia, unos gramos de épica y las excelsas melodías de voz rota de Richard Butler, un adictivo brebaje que los llevó a las listas y al corazón. Además de convertirlos en uno de los grupos más imitados (¿alguien recuerda a Inmaculate Fools?).

Su áspero y brillante primer álbum llegó al Top 20 en el Reino Unido y prácticamente hasta su adiós en 1991 siempre se mantuvieron en un mismo tono: grandes elogios de la crítica, álbumes y singles en los charts pero sin podio y buena acogida en el mercado estadounidense. “Talk, talk, talk” (1981), “Forever now” (1982) y “Mirror moves” (1984) acentuaron su popularidad sin hacerles perder un ápice de credibilidad, aunque fue la regrabación -sin modificaciones importantes- de “Pretty in pink”, una canción que ya se extrajo como single de “Talk talk talk”, la que les puso en el vértice de la pirámide gracias al filme (y a la banda sonora) del mismo título estrenado en 1986 por John Hughes, una de esas películas rabiosamente ochenteras de niñas con mofletes rosados, tipos con pelos cardados y abundancia de boogies y chaquetas cruzadas. Oiga, pues en su momento fue un ‘must’.

Después, la presión. Columbia les mete prisa para aprovechar el tirón pero el grupo, por entonces reducido a trío (Richard Butler, Tim Butler, John Ashton), no pasaba por su mejor momento. Así su “Midnight to midnight” (1987), un disco que trajo buenas ventas y críticas menores y que más tarde sería calificado por Richard Butler como “un disco débil y hueco”, marcaría el punto de no retorno. En el 91 dijeron chao. Y a comienzos de la presente década, volvieron a saludar desde escena.

Y es así como llegamos al momento ‘me, myself and i’ del artículo: era un auténtico überfan cuando vi a The Psychedelic Furs en el Pabellón del Real Madrid en el 84 (¿o fue el 85?) con “Mirror moves” y aunque flipé menos de lo que esperaba, resultó un gran concierto, la cita del año. Hace mucho menos, en 2004, volví a verlos, esta vez en San Francisco. Entonces acudí con mi camisa de iconoclasta y, albricias y otras exclamaciones, me convencieron plenamente. Espero que esa misma grandeza sea la que muestren esta noche en Murcia Sound.

MÁS MADERA
Será el momento más esperado del Murcia Sound, pero evidentemente no sólo de Pieles Psicodélicas vivirá este festival de 18 conciertos y seis sesiones DJ. Otras actuaciones para no perderse serán las de Kula Shaker (sábado, 23.50 horas), el grupo encabezado por Crispian Mills que ha protagonizado otro de los retornos más esperados, tras su separación en el año 2000. Su mezcla de rock clásico, indian grooves y neo psicodelia, así como la condición de bocazas de su cantante Crispian Mills, les granjeó tantos elogios y burlas como a Oasis, y sólo un poco menos de popularidad. Muchos fueron los que se quedaron con ganas de verlos en nuestro país, deuda que quedará saldada en Murcia Sound.

De entre las bandas de nueva hornada que más tinta han hecho correr en las publicaciones especializadas, el festival de Lorquí presentará a tres. Por un lado, 1990s (sábado, 1.20 madrugada), uno de esos grupos que hace apelar a la justicia (juas) de la música a los ‘auténticos’. Con sólo seis conciertos los fichó Rough Trade, Franz Ferdinand los eligió como teloneros de su gira y el ex Suede Bernard Butler les produjo su único disco, “Cookies” (2007). Mientras tanto, el trío de Glasgow formado por dos ex Yummy Fur se lo pasa bomba haciendo rock desprejuiciado y con ese aroma a libertad del que tiene el viento de su lado. “¿Hype? Nosotros no hacemos de eso, nosotros hacemos canciones y nos lo pasamos de puta madre tocándolas. ¿Algún problema?”. Ninguno, al menos por mi parte.

The Teenagers
 (viernes, 1.20 madrugada) son un grupo ‘generación myspace’ total. Con una actitud medio indolente, como si la cosa no fuera con ellos, comenzaron colgando unos temas en su myspace y, con los comentarios que les iban llegando, iban escribiendo las letras de sus nuevas canciones. Pero es lo que tiene esta generación que tanto odia Teddy: además de elogios y exabruptos, también les llegaron ofertas discográficas. Y en un pispás, hala, a la MTV. Su sonido, deudor del espíritu de la new wave pero de actitud netamente actual, justifica su pase a cuartos.

Bien, reclamo atención igualmente para los suecos The Mary Onettes (sábado, 19.45 horas) y su revitalización del sonido de New Order, The Smiths y Echo & The Bunnymen; así como para los también nórdicos Speedmarket Avenue (viernes, 19.45 horas). De los españoles, pues casi todos son recomendables, desde La Casa Azul y Love of Lesbian a nuestros Ross, Noise Box y Second, así que mira el apartado de horarios y a pasarlo bien. Por fin tenemos un festival indiepop en Murcia con todas las de la ley.


OPTIMIZAR EL MURCIA SOUND

CUÁNDO / DÓNDE
Hoy y mañana, desde las 18.30 horas y hasta las 10 de la mañana. En el Campo de Fútbol de césped de Lorquí.

PRECIOS
Abono dos días: 60 euros; entrada de un día: 35 euros. Descuento para registrados en Myspace (50 – 30 euros).

ESCENARIOS
Tres. Escenario myspace.com, escenario laverdad.es y carpa Fly Music. Ningún concierto se solapa. Cuando finaliza en un escenario, comienza en otro.

ZONA DE ACAMPADA
Muy cercana al recinto de conciertos. Se accede con la pulsera que se facilita con la entrada. Aseos, duchas y otros servicios.

AUTOBUSES / APARCAMIENTO
Habrá servicio de autobuses gratuito y continuo. Cada hora saldrán desde la Plaza Circular, en Murcia. Si accedes en tu propio vehículo, se han habilitado amplias zonas de parking gratuitas y cercanas al recinto.

SERVICIOS
Los habituales: bares, diferentes puestos de comida, aseos, mercadillo de ropa y complementos, stands de música, sanidad (Cruz Roja), seguridad, ONGs… 

- Consulta los horarios

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...