Wilco - American Special

Jam Albarracín | 19.10.2012 - 18:11 | Conciertos

 

WilcoTres, dos, uno... BUM. Llegó el evento más esperado, no solo del fin de semana, sino también uno de los más deseados del año en la Comunidad de Murcia: el BUM Estrella de Levante, encabezado nada menos que por los estadounidenses Wilco, una de las formaciones más emblemáticas del actual panorama del rock internacional. La banda liderada por Jeff Tweedy encabeza un programa que se completa con las actuaciones de los nacionales Lori Meyers y The Leadings y los británicos The Hazey Janes y Delorentos.
 
'We're an american band', cantaba Grand Funk Railroad en aquella famosa tonada acerca de la vida de carretera y escenario. Cuando uno piensa en Wilco corre el riesgo de caer en la misma tentación, no en vano se trata de una de las más célebres formaciones del rock americano de los últimos años. Pero no solo sería reduccionista sino también erróneo, porque la propuesta de la banda liderada por Jeff Tweedy tiene el inconfundible aroma de las barras y estrellas, pero no sabe a fritos de maíz ni a salsa barbacoa, sino a reducciones selectas y a alta cocina. Popular exquisito, american special. El grupo que puso de acuerdo a indies y a mainstream o que difuminó sus lindes. La formación que fue capaz de abrazar la tradición y al mismo tiempo subvertirla. ¿La más importante banda americana de los últimos 15 años? 

Cuando uno se enfrenta a una banda capaz de poner de acuerdo en su excelencia a todo el mundo, más allá de los matices en la valoración de sus discos, la primera tentación es la de ponerse el traje de diablillo discrepante. Pero es inútil, basta hacer un somero repaso a su discografía para rendirse a la evidencia: son demasiado buenos. Ni siquiera vale aquello de argumentar que sus mejores trabajos estén fechados hace ya más de una década -que puede ser, si aceptamos 'Summerteeth' (1999) y 'Yankee Hotel Foxtrot' (2002) como sus obras cumbre-, porque tanto el algo ensimismado 'Sky blue sky' (2007) como el revelador 'Wilco (the album)' (2009) han acabado dando paso al sensacional 'The whole love' (2011), el trabajo que los tiene girando ininterrumpidamente desde hace ya más de un año y en el que retoman el punto justo de experimentación y cierta moderada épica sobre grandes canciones de arquitectura pop. Incluso en directo -en Murcia cierran su actual gira española de cinco fechas- han sido capaces de lograr un veredicto unánime de la crítica: sublime. El problema de Wilco es... que no hay problema alguno.

Llegados a este punto, es el momento del habitual y repetido flashback, que igual ocurrió hace siete años o ayer a mediodía. Una caña en la barra y la pregunta que se repite, entre músicos y musiqueros, entre advenedizos y listillos: ¿Y tú cuándo conociste a Wilco? Debo admitir que yo lo hice, con gratísima sorpresa, en 1998 cuando publicaron su disco compartido con Billy Bragg, 'Mermaid Avenue', bastante más que un sentido homenaje a una de las figuras de la música popular americana: Woody Guthrie.
 
Cierto que dos años atrás ya habían publicado uno de sus discos clave, 'Being there', su segundo largo y el disco en el que empiezan a desmarcarse ligeramente del roots-rock y del americana, términos que evidente se le quedan pequeños a Wilco y por los que no siente especial agrado Jeff Tweedy: “Nunca he querido hacer country o folk, siempre me han gustado pero lo miro como otro tipo de texturas que pueden añadirse a la música pop. Me gusta escribir canciones melódicas, no me siento identificado con las etiquetas alt-country o americana”.

Después llegarían el sensacional 'Summerteeth' y el gran punto de inflexión en la carrera de la banda, el de la gran decisión. Y es que al discurso irónico, inteligente, poliédrico y existencial de Jeff Tweedy hay que añadirle el valioso plus de la coherencia. 'Yankee Hotel Foxtrot' añadía un componente de experimentación en un claro paso adelante de la banda de Chicago, mas sin dejar nunca de ser un álbum pop y razonablemente accesible. Pero en su compañía, Warner, lo vieron como una especie de suicidio comercial, en otro lamentable episodio -y no hay pocos- de ‘rappelismo ilustrado’ de la industria discográfica, de manera que les invitaron a moderar su audacia y a ofrecer un perfil más comercial. Solo les faltaba un escalón, ¿por qué no subirlo?

Y Wilco lo hizo, pero a su manera. A veces ahí radica la diferencia entre convertirse en una banda multiventas o en una leyenda. De modo que  Wilco no cedió a las presiones, optando finalmente por comprar las cintas y su libertad por 50.000 dólares. El resto es historia: más de medio millón de copias vendidas, nº 12 en el Billboard y la banda adquiriendo parcela en propiedad en la historia del rock. De los ejecutivos visionarios nunca más se supo. “El futuro de la música no tiene nada que ver con el futuro de la industria musical. No creo que la música corra ningún tipo de peligro si es real, vibrante y parte de la vida de la gente”, ha señalado un Tweedy que, con toda probabilidad, no conoce a José Ignacio Wert.

Durante este último año Wilco han estado de gira. Les encanta España, donde han actuado a menudo, hasta el punto de que durante una actuación en un FIB llegaron a bromear desde el escenario pidiendo que les adoptásemos. Ahora graban para su propio sello discográfico, lo que tampoco es tan de alabar -la autogestión- teniendo en cuenta su estatus. El propio Jeff Tweedy ha explicado que no les supone mucho más trabajo del que ya hacían y que el reparto del pastel es ahora mucho mayor.
 
Lo que le cuesta más es hablar sobre su música y sobre los procesos de seducción de musas. “No se puede provocar la música, es algo inexplicable para mí. Buena parte del trabajo del creador sucede cuando no crees estar trabajando, la creación no siempre es un acto consciente. Cada vez tengo menos claro dónde me van a llevar las canciones. A menudo no sé si estoy siendo demasiado escueto o divagatorio, demasiado personal o impreciso. Nunca he sido un perfeccionista, prefiero concentrarme en la emoción, en que ésta sea real”.

 

 

El BUM Estrella de Levante 2012 tendrá lugar el viernes 19 de octubre en la Plaza de Toros de Murcia. Precio: 18 euros. Horarios: The Hazey Janes (19.15), The Leadings (20), Delorentos (21), Wilco (22.15), Lori Meyers (00.15).

 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...