Patti Smith: "El rock and roll sigue siendo necesario"

Jam Albarracín | 16.11.2012 - 07:53 | Conciertos

Patti Smith“Jesús murió por los pecados de alguien, pero no por los míos”. Tal que así reza la primera estrofa de la primera canción ('Gloria') del primer álbum ('Horses', 1975) de Patti Smith. Se ha escrito de ella que es la mujer más influyente de la historia del rock y, cuando uno se pone a repasar nombres (Janis Joplin, Joni Mitchell, Deborah Harry, PJ Harvey...), concluye que es cierto.

Patti es un mito, pero a diferencia de tantos otros iconos, su corazón y su obra -seguramente lo mismo- laten tan fuertes como los de un impulsivo advenedizo. Patti Smith es poesía y es rock. Sus pies pisan la tierra, su cabeza da vueltas por universos mejores. Hace dos años ofreció en Cartagena el mayor máster de rock que recuerdo, ahora regresa con (magnífico) nuevo disco, 'Banga'. En el mundo, a veces, pasan cosas buenas. Una de ellas se llama Patti Smith.

Quizá la mayor aportación de Patti Smith, además de su propia personalidad única, haya sido la de ser capaz de adaptar el sonido y el formato de sus canciones a su propia poesía. Haber sido capaz de utilizar la música, el rock, como el vehículo sobre el que expresar sus intenciones literarias. Para ello, de modo intuitivo, acabó creando una propuesta sonora única, una suerte de punk antes del punk, radicalmente libre en las formas. Tan libre como solo antes habían osado Bob Dylan y The Velvet Underground.

Con una infancia enfermiza e imaginativa y una adolescencia complicada, Patti siempre supo que quería ser artista y pronto encontró en la poesía de Arthur Rimbaud -cuyo libro 'Iluminaciones' sustrajo en un kiosko de la terminal de autobuses de Filadelfia al no disponer de los 99 centavos que costaba- su mejor aliado. “Poseía una inteligencia irreverente que me estimulaba y lo adopté como compañero, pariente e incluso amor secreto. Rimbaud tenía las llaves de un lenguaje místico que yo devoraba pese a no poder descifrarlo del todo. Por Rimbaud escribí y soñé. Se convirtió en mi arcángel y me salvó del horror de la tediosa vida obrera. Sus manos habían cincelado un manual del paraíso y yo las asía con fuerza. Escaparíamos juntos”. La frase pertenece a 'Just kids' ('Éramos unos niños'), una autobiografía publicada en 2010, de la que poseo  con orgullo un ejemplar firmado. Está publicado por Lumen (Random House Mondadori) y merece mucho la pena.

El rock and roll fue su otro punto de (in)estabilidad emocional, música en la que se sigue expresando, si bien con esa citada libertad expresiva marca de la casa, y una música sobre la que sigue teniendo una opinión positiva. “El rock and roll sigue siendo muy necesario hoy. Hay pocas formas de arte tan accesibles, sencillas y directas. El rock and roll supo aunar diversión, revolución, sexualidad... Me siento muy orgullosa de que se me asocie con el movimiento del punk-rock, porque fue una fuerza muy poderosa”, ha declarado en entrevista publicada por 20 minutos.

Su visión sobre el feminismo, movimiento que siempre ha defendido y del que se la ha llegado a hacer emblema, demuestra una vez más que su condición de icono no le impide conocer y vivir el mundo  actual. “La mujer ha tenido que luchar mucho por conquistar sus derechos, pero las luchas tienen que renovarse. Actualmente las chicas jóvenes tienen otro tipo de dificultades diferentes a las que yo tenía en mi juventud. La lucha más importante hoy es la humanista y, especialmente, la de cuidar nuestro medio ambiente”.

PEOPLE HAVE THE POWER
Nacida un lunes, en el North Side de Chicago durante la gran nevada de 1946, educada en los derechos civiles pero bajo una fuerte influencia religiosa -ya saben, en su casa podía faltar el pan, pero nunca el maná- y criada en un pueblo de Nueva Jersey, la larguirucha Smith pasó su infancia ideando mundos paralelos antes de abandonar la universidad a causa de un embarazo no deseado apenas cumplidos los 20 años. Tras encontrar un trabajo en una cadena de montaje, unas monedas y los versos de Rimbaud fueron sus acompañantes en su huída a Nueva York, donde tras dormir unas cuantas noches en el metro y sustentarse gracias a los buenos augurios de la generación beat, conocería al más tarde célebre fotógrafo Robert Mapplethorpe, quien pese a su revelada tendencia gay se convertiría en su pareja, además de en su mayor mentor. El Hotel Chelsea, el CBGB, la poesía maldita, su primer grupo y su amistad con Tom Verlaine (Television) sin saber que estaban sentando las bases del punk-rock más poético, su primer álbum 'Horses'... Se empezaba a escribir una importante página de la historia del rock.

Patti Smith publicó cuatro álbumes en cuatro años -'Horses' (1975), 'Radio Ethiopia' (1976), 'Easter' (1978) y 'Wave' (1979)- antes de contraer matrimonio en 1980 con el legendario guitarrista de MC5 Fred 'Sonic' Smith e ir retirándose paulatinamente de la escena para dedicarse de lleno a sus dos hijos: Jackson, nacido en 1982, y la pequeña Jesse, en 1987. Pese a ello, en 1988 publicó un nuevo álbum, 'Dream of life', que trascendería más tarde gracias a contener lo que posteriormente se convertiría en todo un estandarte de la lucha por la ecología y los derechos humanos: 'People have the power'. Michael Stipe (REM), quien en alguna ocasión ha afirmado que decidió dedicarse al rock cuando a los 15 años escuchó el disco 'Horses' de Patti Smith, tuvo bastante que ver en la popularización de este himno (“Estaba soñando en mi sueño / con un punto de vista brillante y justo / y mi sueño se evaporó / pero mi ideal se quedó conmigo / en forma de valles brillantes / donde se reconoce el aire puro / y mis sentidos volvieron a abrirse / y desperté con este grito: / el pueblo tiene el poder”).

LA SEGUNDA PARADA ES JÚPITER
El pasado mes de junio Patti Smith publicó 'Banga', su undécimo álbum de estudio y el primero de composiciones propias desde la edición hace ocho años de 'Trampin''. Durante este intervalo la 'madrina del punk' ha estado girando, montando instalaciones de arte, publicando un disco de versiones ('Twelve', 2007), reuniendo su colección de fotografías para una exposición mundial, recogiendo premios como el prestigioso Polar Prize -algo así como el Nobel de la música- y publicando la estupenda biografía, mencionada al inicio, 'Éramos unos niños'. Justo ahora, la misma editorial acaba de editar 'El mar de coral', poemas e imágenes sobre la vida de Robert Mapplethorpe en realidad escritos antes que el texto de 'Just kids'. “Justo antes de morir, Robert me preguntó si algún día contaría la historia de nuestra relación. Me llevó años decidirme y finalmente publiqué 'Éramos unos niños'. Pero antes escribí 'El mar de coral', un viaje a través del dolor, y allí puse todo lo que sabía de él, concentrándolo en este libro de poemas en prosa que hablan de su amor por el arte”.

Pero la gran última noticia es la publicación de 'Banga', un disco en el que Patti Smith vuelve a mostrar de manera esplendorosa su manera de entender el rock, desde parámetros que entroncan directamente con la libertad y con la poesía. En el disco, que debe su nombre al perro de 'El maestro y Margarita' -la novela satírica del escritor ruso Mijaíl Bulgákov, publicada por su esposa 26 años después de su muerte-, Patti acude a las referencias y a esos homenajes que tanto le gustan. Así, 'This is the girl' es una balada dedicada a Amy Winehouse y 'Nine' está compuesta para el cumpleaños de su amigo Johnny Depp. La nuevaolera 'April fool' está inspirada en la vida y la obra del escritor ruso Nikolai Gogol, mientras que la poéticamente inquietante -muy en la línea de 'Horses'- ‘Tarkovsky (The second stop is Jupiter)‘, además de estar basada en el cineasta del mismo nombre, la coautoría corresponde nada menos que a Sun Ra. En el disco versiona a Neil Young ('After the gold rush') y participa su colega Tom Verlaine, quien lógicamente no estará en Cartagena, pero sí su banda habitual, en la que destacan los miembros del Patti Smith Group original, Jay Dee Daugherty y Lenny Kaye.

Todo lo escrito anteriormente se puede resumir en cuatro palabras: Viene Patti Smith, brindemos.

 

Patti Smith actúa el viernes 16 de noviembre de 2012 en el Auditorio El Batel, dentro del programa del festival Cartagena Jazz. 21.30 horas. 30 / 20 euros (según localidad).

 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...