Ani DiFranco: Folk desde la trinchera

Jam Albarracín | 16.10.2008 - 21:43 | Conciertos

Ani DiFranco presenta en Murcia "Red letter year"“Red letter year” es el título del nuevo álbum de Ani DiFranco, la folkie con aspecto punkie que en los noventa se convirtiera en todo un emblema mundial de independencia, espíritu do-it-yourself y lucha contra el sistema mercantilista de la música. Una credibilidad que hoy se mantiene intacta gracias a su frenética actividad y a su actitud transparente. Ani DiFranco actúa en el Auditorio Víctor Villegas.

Lo de su nuevo álbum casi resulta anecdótico. No porque no se trate de un buen disco, que lo es, sino porque es tan prolífica en su producción la cantautora de Buffalo, Nueva York, que lo extraño es que pase un año sin nuevo álbum publicado. En 2000 lo hizo, pero claro, en el 99 editó tres y al año siguiente uno doble. O sea. Lo que revela una vida intensa, pues como ella misma afirma, y si hay algo de lo que no cabe dudar es de su honestidad y sinceridad, “tienes que experimentar algo antes de escribir sobre ello”.

Valiente y conmovedora, íntima o apasionada, airada o confesional, la música de Ani DiFranco es política aunque sus canciones no lo son. ¿Me puede repetir la pregunta? Mejor que la responda ella: “Me gusta hablar de política en mi música, pero no hacer canciones políticas. Es más divertido y efectivo escribir una canción sobre ti y dejar que a través de ella se reflejen tus ideas. El efecto es mucho más poderoso” (Efe Eme).

Está claro: por encima de las palabras, siempre prevalecerá la actitud. Y ésta se demuestra con hechos, los mismos que avalan a DiFranco: todos sus discos, y van 18 sin contar recopilaciones, están editados en su propio sello discográfico independiente, Righteous Babe. Un sello en el que también publica trabajos de otros artistas, como Bitch and Animal, Andrew Bird, Hamell On Trail, Toshi Reagon, Michael Meldrum, el veterano Utah Phillips, el gran Arto Lindsay o la dulce Anaïs Mitchell, a la sazón su telonera en su concierto murciano.

BICHO RARO
Un sello al que nunca ha traicionado, pese a las numerosas y muy jugosas ofertas recibidas de prácticamente todas las multinacionales, y en el que sigue publicando sus discos. Un sello que ha conseguido hacer rentable, contra el viento del capital y la marea de la prensa, que a veces echa una mano… al cuello. Sin querer, como ocurrió en 1999 cuando la revista norteamericana Ms incluyó su nombre en un listado de las mujeres con mayor futuro de cara a la nueva centuria: “21 feministas para el siglo XXI”. Lo que motivó una carta pública de Ani en la que agradecía su nombramiento, pero se quejaba de que lo hicieran no como compositora o cantante folk, sino como empresaria.

La misiva de DiFranco finalizaba tal que así: “Gracias por incluirme, de verdad, pero prometedme una cosa: si mañana caigo muerta, decidme que en mi lápida no pondrá ‘Ani D. Directora general ejecutiva’. Por favor, que se pueda leer: compositora, músico, contadora de historias, bicho raro”.

Poco después de su exitosa irrupción, y seguramente también en vista de la imposibilidad de hacerse con sus servicios, la industria musical empezó a fabricar Anis DiFranco en serie. Todas con la misma pinta de folkies contemporáneas, desgreñadas rebeldes de foto resultona y piercing nasal. Con causas diversas y textos deslenguados. Algunas con personalidad y talento, pero colocadas al rebufo de la autora de “Not a pretty girl” Y “Little plastic castle”.

Tampoco le quitó el sueño. “Nunca me preocupó demasiado, porque es algo que no puedes controlar. Es la forma de funcionar de este sistema de grandes corporaciones y venta por lotes, qué le vas a hacer. Sólo me preocupa mirarme al espejo y sentir respeto por la persona que veo reflejada”.

GRAN GUITARRISTA
Un respeto mundialmente ganado a base de buenas canciones, de grandes letras -algunas francamente explícitas y hasta radicales-, de una magnífica voz y de una actitud ejemplar. Pero también, y esto suele dejarse de lado, hablar de Ani DiFranco es hacerlo de una estupenda guitarrista.

Con una depurada técnica de mano derecha, en la que a menudo calza cinco púas con las que percute en las cuerdas, los diferentes tipos de afinación -con predilección por las abiertas- o su manera de utilizar efectos como el wah-wah o la distorsión, le confieren una personalidad como guitarrista que se complementa a la perfección con su gran expresividad vocal.

Vuelvo al principio para añadir que, además, su flamante nueva entrega discográfica, “Red letter year”, que vio la luz hace sólo dos semanas, es su producción más exuberante y compleja en cuanto a texturas sonoras en años. Quizá su traslado a Nueva Orleáns haya influido, quizá simplemente el alma le pedía una producción más frondosa. Había ganas de echarnos a Ani DiFranco a los ojos y oídos y precisamente viene con un nuevo pan debajo del brazo. Dame de comer, dame bebidas tengo sed.


Ani DiFranco actúa el sábado 18 de octubre de 2008 en Murcia. Auditorio Víctor Villegas. Como telonera actuará Anaïs Mitchell. A las 21.30 horas. Precio: 20 euros. Venta anticipada (con tarjeta): 968 343080.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...