Al Green: El Sacerdote del Soul

Jam Albarracín | 29.10.2008 - 13:48 | Conciertos

Al Green, cuando el soul es amorQue esté inmortalizado en el Rock’n’Roll Hall of Fame, que haya recibido el Lifetime Achievement Award por su trayectoria artística, que tenga más de 30 álbumes publicados y haya colocado una decena de hit-singles en el top 10 del Billboard Hot 100, que tenga un armario repleto de grammys… son sólo algunos datos que revelan una conclusión nítida: Al Green es uno de los más grandes de la historia del soul y la música negra. Viene a Murcia. ¡Alabado sea el Señor!

La de Albert Greene (Arkansas, 1946) es una de esas sabrosas historias tan particulares de la música popular de los Estados Unidos de América. Antes de acortar su enunciado artístico y con la tierna edad de nueve años comenzó a soltar gorgoritos con los Greene Brothers, junto a sus hermanos Robert, Walter y William, con la familia recién trasladada a Michigan. ¿Qué típico, verdad? No le fue tan bien como a los Jacksons, así que pronto Albert decidió sus alas en grupos adolescentes de corto vuelo (Creations, Al Greene & The Soul Mates).

Ya como Al Green fue descubierto en 1969 por Willie Mitchell, a la sazón el productor que lo llevaría a la cima. Lo haría rápido: tras un primer paso en falso, el single “Tired of being alone” (1971) alcanzaría el top 11 en la lista de ventas. La confirmación llegó al año siguiente con nada menos que cuatro sencillos en los primeros puestos del Billboard Hot 100: “Let’s stay together” (1), “I’m still in love with you” (3), “Look what you done for me” (4) y “You ought to be with me” (3). El acariciante falseto vocal de Green se había convertido en una mina de oro.


DIOS GANA
El asunto continuó por parecidos derroteros durante los dorados e intensos años siguientes. Adquirió parcela en propiedad en la lista de éxitos y su estilo se fue consolidando en esa línea que va del soul-pop radiable, al funk-disco, el rhythm’n’blues más amable y la balada de bailar agarrao eres el sol de mi vida muñeca. Su voz era la varita mágica que todo lo puede. Hasta que un día se le apareció el Señor. ¡Cáspita!

Bueno, primero vino el Diablo, en forma de pareja despechada. 18 de octubre de 1974: Mary Woodson le enseña un boceto de traje de novia y Al Green le dice que deje de flipar. A ella se le cruzan los cables y, mientras el astro toma un baño, zas, una olla de sémola hirviendo por la espalda. Al sobrevive, pero ella se encierra en una habitación y se vuela la cabeza. Hay chicas que no aceptan un no. Si a Little Richards se le apareció en un avión ondulante, a Al Green Dios le visitó en el hospital. A partir de ahora se consagrará exclusivamente al gospel.

A continuación se ordenó sacerdote en el Full Gospel Tabernacle -rollo pentescostal y cual-, se pilló una iglesia en Memphis y, hala, a predicar. Bueno, allí lo hacen cantando, así que segundo plano pero buena onda. Claro, como la tentación vive arriba, o abajo, que nunca me acuerdo, en el 77 lanzó un nuevo disco, más ambicioso y muy bien recibido por la crítica, de título “The belle album”. Pero el destino es caprichoso y en una de sus presentaciones, en Cincinnati, se cayó del escenario. Nueva hospitalización y nuevo mensaje divino. A partir de ahora espirituales nada más, lo prometo.


EL MENSAJE ES AMOR
La década de los ochenta se la pasó entre cantos de exaltación, lo que no le impidió arrasar en los grammy de gospel. ¡Ocho se llevó el pastor Green! Antes, los Talking Heads adaptaron su “Take me to the river” para convertirla en un clásico de la new wave. Y después, aún manteniendo el espíritu de alabanza, por fin retomó la apertura estilística, primero con un dueto con Annie Lennox (“Put a little love in your heart”, top 9 en 1988) y después con “The message is love” (top 38 en 1989).

Desde entonces no ha dejado de publicar, aunque manteniendo una actividad menos prolífica, si bien fue su fichaje por Blue Note lo que le ha vuelto a poner las pilas, para solaz de los buenos amantes del soul. “I can’t stop” (2003) y “Everithing’s OK” (2005) precedieron a su flamante y muy notable última entrega, “Lay it down” (2008), de sonido moderadamente modernizado -los productores son los especialistas en hip hop Ahmir Thompson y James Poyser, quienes han logrado un disco de puro soul- con la que por fin se ha decidido a hacer gira europea. Murcia es una de sus escalas.

El mensaje es amor. Quien lo canta, el Sacerdote del Soul. Oh yeah!


Al Green actúa el sábado 1 de noviembre de 2008 en Murcia. Auditorio Víctor Villegas. 21.30 horas. Precio: 38 euros. Puntos de venta: Auditorio, Tick Tack Ticket y 968 343080.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...