SOS 4.8 - Comienza el espectáculo

Jam Albarracín | 02.05.2008 - 12:35 | Conciertos

Que el SOS 4.8 nace con voluntad de ser un festival con identidad propia es una realidad incuestionable. El hecho de aunar música, arte y pensamiento, con un concepto global como eje -la sostenibilidad, más allá de su acepción meramente medioambiental-, le añade atractivo, lo hace diferente y sienta las bases de una personalidad que, a día de hoy y con la proliferación de festivales de primavera-verano en España, se intuye necesaria, además de otorgarle crédito y una esperanza de vida larga y saludable.


Pero igual no podemos engañarnos. Se trata de una primera edición que a buen seguro mostrará costuras que zurcir. Lo señalo antes de su inicio: ventajismos dimisión. No ha habido ningún gran festival que alcanzara el cenit a las primeras de cambio. Como también señalo que, esto es así, será la música en directo la que atraiga a un mayor número de espectadores. De manera que, apuntada la introducción, me centro en las bandas que desfilarán por el escenario del SOS 4.8 esta noche y mañana.


RUBY, MY LOVE
Se vio desde el primer momento que no eran otro ‘hype’ de estética fotografiable, otra ‘next big thing’ con un par de singles resultones. Cuando Kaiser Chiefs surgió en 2004 entre el marasmo de salvadores del brit-rock, sólo había que tener los oídos afinados y libres de prejuicios. Ya hubieran merecido ovación por escribir la mejor canción rock de 2005 (¿sólo?), una demoledora “I predict a riot” que hubieran firmado sin dudar los mismísimos The Clash.

Pero, como se pudo comprobar en su primer álbum “Employment” (2005), había mucho más: actitud, imagen, talento y, claro, canciones como “Everyday i love you less and less” -premio al mejor título del año-, “Na na na na na” o la encantadoramente tierna “You can have it all”. 

Más confirmaciones: su directo arrebatador. Su primera visita a España, junto a Franz Ferdinand -menudo conciertazo en Madrid-, sus exhibiciones en los grandes festivales, donde suelen concentrar más público que los cabezas de cartel… En 2006 arrasaron en los Brit Awards (mejor directo, mejor actuación rock, mejor grupo británico) y en los NME Awards (mejor álbum, mejor imagen). La definitiva consagración llegó con su segundo álbum, un “Yours truly, angry mob” (2007) que entró directamente al Top 1 en Reino Unido, Países Bajos y Grecia -y en listas de otros siete países- y que incluye la que tiene todos los visos de convertirse en la canción de la primera edición del SOS 4.8: “Ruby”.


BAILA MIENTRAS PUEDAS
El espectáculo estelar del sábado será el que ofrezca The Chemical Brothers, aunque yo a quien le tengo ganas es a Digitalism. Dos proyectos de corte electrónico con no pocos puntos en común. Los primeros son una apuesta segura, los segundos una incógnita. Ambos aúnan en su propuesta el techno y el rock. O para ser más preciso, hacen techno orientado a oídos acostumbrados al rock y el pop.

Cuando en 1995 Ed Simons y Tom Rowlands, los hermanos químicos, publicaron “Exit planet dust”, su excelente debut-álbum que contenía la no menos magnífica “Leave home” -sí hombre, la de ‘the brothers gonna work it out’-, la que se estaba cociendo en la escena electrónica internacional era una receta revolucionaria. Uno de los clubes en donde mejor acogida tuvo todo aquello del ‘intelligent techno’ fue precisamente el murciano Ocio Bar. Uf, qué recuerdos: Renegade Soundwave, Future Sound of London, Underworld, Josh Wink, los nunca suficientemente alabados Leftfield, y por supuesto The Chemical Brothers. El gran logro de todos ellos fue hacer música electrónica de baile con espíritu pop. Su primera visita a Benicásim, en 1996 junto a Orbital, fue todo un acontecimiento independiente.

Desde entonces han venido en múltiples ocasiones, su popularidad ha crecido hasta ese infinito que se tragó a sus colegas de generación, y sus espectáculos se han consolidado como una especie de liturgia del baile. Con sus subgraves asesinos y por mucho que vayas con cara de sobrado ya-los-he-visto-tantas-veces, la receta de The Chemical Brothers sigue resultando infalible. Sólo tendrás dos opciones: bailar o bailar mucho.

Digitalism, por su parte, vienen a ser lo que Chemical Brothers o Daft Punk en los noventa. Aquel mismo presupuesto -electrónica para oídos exigentes que vayan más allá del chunda chunda- pero convenientemente personalizado y actualizado. Su álbum de debut, “Idealism” (2007), con auténticos rompepistas como “Pogo”, “Idealistic” o “Zdarlight”, les ha grangeado la admiración de la crítica y de veteranos como los citados Daft Punk, quienes han solicitado sus servicios como remezcladores.

Por si el sábado electrónico resultase poco convincente, antes podrás petardear con Fangoria y Nancys Rubias y como cierre y a partir de las 3 de la madrugada, el prestigioso Jeff Mills se encargará de taladrar lo que te quede de bulbo raquídeo con su sesión a tres manos -sí, no sé donde la oculta, pero con menos de tres manos no se puede hacer eso-.


YO SÉ SU NOMBRE: SEDUCCIÓN
Ya hemos hablado de los Kaiser Chiefs, pero la velada de esta noche tiene otros muchos puntos de interés y seducción. Empezando por Second, la banda murciana encabezada por José Ángel Frutos y muy posiblemente el mejor grupo de pop o indierock del país. Hay más de conocimiento que de chauvinismo en mi afirmación. Bien, Second tiene listo su nuevo álbum, producido por Carlos Jean, pero que no verá la luz con toda probabilidad hasta después del verano. Igual adelantan un par de temas en el SOS.

Y si de indie se habla, todos los honores para James, el grupo de Manchester que a mediados de los ochenta definió, junto a unos cuantos colegas, las bases del indie. Vale, indie no es un estilo, pero si lo fuera la foto sería de James. Tras ser una de las formaciones clave del indiepop de los noventa, la banda encabezada por Tim Booth decidió su separación en 2001, tras la publicación de un álbum de significativo titular: “Pleased to meet you”.

Como ocurre en estos casos, la ausencia aumentó el deseo y así, cada cierto tiempo, se oían rumores acerca de su posible retorno. Por fin éste tuvo lugar el año pasado, coincidiendo con la edición del doble recopilatorio “Fresh as a daisy. The singles”, disco que acaba de tener continuidad con su esperado nuevo álbum de estudio, “Hey Ma”.

¿Pensabas que no iba a hablar de Rufus Wainwright? El autor del mejor concierto del último lustro en la Región de Murcia -Jazz Cartagena, noviembre de 2007-, la personificación de la seducción, el artista que abre la boca y las moscas dejan de volar, será de la partida del SOS 4.8 aunque, esto sí, vendrá a solas.

Cuando pasó por Cartagena declaró sentirse “como el Bowie de Ziggy Stardust”, esto es, con un grandísimo show alabado por todos pero cuyo coste lo hacía poco rentable. “Todos admiraban a Ziggy mientras Bowie se iba arruinando”, exclamó Rufus. Así que, tras el lanzamiento de “Rufus Does Judy at Carnegie Hall”, uno de sus conciertos de homenaje a Judy Garland, Wainwright supongo que habrá decidido que ya es hora de recuperar unos miles y para ello nada mejor que girar en solitario. No hay otra opción, es esto o nada. Y, claro, esto es mucho.

-------------------
Horarios SOS 4.8
-------------------

VIERNES

* 19 horas – SEÑORLOBO DJ
* 20 horas - SECOND
* 21 horas – JAMES
* 22.20 horas – RUFUS WAINWRIGHT Solo
* 23.40 horas – KAISER CHIEFS
* 01.10 horas – FISCHERSPOONER DJs
* 02.50 horas – THE PINKER TONES
* 04 horas – ÁNGEL MOLINA DJ


SÁBADO

* 19 horas – MIQUI PUIG DJ
* 20 horas – THE CABRIOLETS
* 21.30 horas – FANGORIA (+ NANCYS RUBIAS)
* 23.30 horas – DIGITALISM
* 01 horas – THE CHEMICAL BROTHERS
* 03 horas – JEFF MILLS

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...