Afro Cubism: "Esto es música para el mundo"

Rocío González | 09.07.2010 - 05:18 | Conciertos

AfroCubism, ensayo general en Cartagena [Foto:Antonio Gil]«Cuándo llegaré... cuándo llegaré al bohío...». Han tenido que pasar catorce años para que esa pregunta encuentre la respuesta. El cantante guajiro Eliades Ochoa no esperaba tardar tanto en reunirse con sus compañeros malienses. Pero después de algún tiempo, una amplia sonrisa se dibujaba ayer en el rostro del cubano mientras entonaba los versos de 'Al vaivén de mi carreta' en el escenario del Teatro Circo de Cartagena.


Acompañado de su guitarra y también de su ya conocido sombrero negro, la energía que transmitía la voz del músico de 64 años incitaba al aplauso del público. Él no esperaba conseguir el éxito, ya que sólo era un ensayo. El plato fuerte llega esta noche a las 23.00. AfroCubism abrirá el festival La Mar de Músicas.

¿Qué hacen juntos cantando un cubano y tres malienses? Afrocubism es un proyecto fuera de lo común. Tenía que haberse estrenado en 1996 pero lo hará catorce años más tarde y en La Mar de Músicas. «La idea original era la colaboración de músicos del este de Cuba y de los del este de África. Viajamos hasta Cuba y cuando ya estábamos allí, nos informaron de que los pasaportes de los músicos de Malí estaban retenidos esperando un visado de Cuba, por lo que grabamos pero con Compay Segundo, Ibrahim Ferrer, Elíades Ochoa...», recordó el dueño de Worl Circuit, Nick Gold. «Ahora hemos logrado grabar con los músicos que desde un principio teníamos previsto», matizó.

La grabación de 1996 fue un éxito a pesar de los contratiempos. Ahora es por fin cuando el proyecto inicial se ha hecho realidad para ellos. Las caras de Toumani Diabaté, Bassekou Kouyaté, Kasse Mady Diabaté y Elíades Ochoa, los integrantes del grupo, hablan por sí solas. Ayer en Cartagena, durante el ensayo general, se mostraron pletóricos, exultantes y con mucho ritmo en el cuerpo para abrir la XVI edición del festival La Mar de Músicas.

Fusión de ritmos

Se iban turnando, según la canción, pero al final se apoyaban para hacer los coros. Cuando Elíades no cantaba en español, lo hacía Mady en francés. Aparte de la potente voz de este último, también bailaba. Al principio con cierta timidez, pero según Nick Gold dirigía al grupo, Mady se bamboleaba con mayor desenvoltura e incluso invitaba a sus compañeros a contornearse en su sitio.

«Esta música es una fusión de ritmos que hoy hago con más fuerza. Deseo hacer algo bien hecho, algo que merece el público. Algo que espera la gente desde 1996. Esto es música para el mundo», aseguró más tarde Elíades Ochoa.
La mezcla de estilos musicales de la que hacen hincapié el cantante cubano y el resto de los músicos malienses se observa en la variedad de instrumentos que portan. Trompetas, el n'goni (el instrumento de cuerdas más antiguo de Malí, utilizado en celebraciones familiares), el balafón (un xilófono africano) y la guitarra, entre otros de percusión. «¡Eh!», interpelaba al resto Mady, mientras se movía con ritmo.

«Trabajar con música africana ha sido una experiencia tremenda. Malí y Cuba son dos formas de ver la música muy importantes a nivel mundial. Este grupo tiene una acción particular que puede representar este tipo de música de una manera más exacta de como lo hizo en 1996 Buena Vista Social Club», manifestó Elíades Ochoa mientras palmeaba la rodilla de Bassekou, que toca el n'goni.

La impresión de Elíades la comparte el resto de los integrantes del grupo. Además, incluso alguno se atrevió a bromear durante la charla con los periodistas. «Cuando me encontré ayer con Elíades, me ha parecido que estaba más joven que antes», bromeó Toumani Diabaté. «Pero si le he visto joven es porque para él es muy importante lo que está pasando», añadió para orgullo de su compañero.

¿Dificultades? Ninguna

Es la primera vez que este peculiar cuarteto actúa junto. Llevan meses y meses de preparación. Las canciones que en unas horas deleitarán los oídos de los espectadores se han grabado en un disco. En una primera fase se grabaron en cinco días diecisiete canciones. Meses después regresaron al estudio y compusieron nueve más. El disco saldrá a la venta en septiembre, según el productor.

Aunque proceden de países situados a miles de kilómetros de distancia, dicen que la música es el lenguaje universal. «Nos hemos entendido a la perfección desde el primer momento. Todos hemos propuesto canciones. Ha sido como trabajar en un grupo de seis directores. Así se ha demostrado que la música no tiene fronteras. El resultado de la mezcla de la música cubana y la nuestra, la africana, ha quedado muy bien», se mostró satisfecho Toumani Diabatè.

El director del festival La Mar de Músicas, Francisco Martín, también se encontraba en el patio de butacas del Teatro Circo de Cartagena. Mientras los músicos respondían con calma a las preguntas que se les hicieron sobre su trabajo, Martín se mostraba satisfecho de conseguir que el estreno mundial y el único concierto que se realizará en España de AfroCubism sea en Cartagena. Asimismo, el director de La Mar de Músicas se encargó de poner a disposición de africanos y cubanos las herramientas técnicas que necesitaban.

Tras veinte minutos de descanso, los cuatro músicos continuaron ensayando para que el estreno mundial de su obra sea un éxito. Esta noche les veremos en concierto y escucharemos el fruto de un proyecto que llevaba catorce años aletargado y casi en el olvido.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...