Fingerpickin' Mark

Jam Albarracín | 23.07.2010 - 17:10 | Conciertos

Mark KnopflerLa revista norteamericana 'Rolling Stone' lo clasificó como el vigesimoséptimo mejor guitarrista de la historia del rock; ha liderado una de las bandas más exitosas de la historia del pop británico, Dire Straits; y ha vendido, agárrense, más de 100 millones de discos. El chavalito actúa mañana en Murcia. Han hecho menos publicidad de su concierto que del mercadillo de San Andrés, pero aquí estamos nosotros para remediarlo. Ladies and gentlemen, con ustedes Mr. Mark Knopfler (gritos y otras muestras de júbilo).

Siempre que se monta una banda, las posibilidades de éxito son inopinadas. Pero en el caso de Knopfler más si cabe, como pueba el hecho de denominarla Dire Straits, algo así como Situación Desesperada. El enunciado no era gratuito: había estado recorriéndose el circuito de pubs de Londres y aunque este subestilo decisivo en la eclosión del punk británico explotaría gracias a Dr. Feelgood, a pocos más les alcanzó la onda expansiva. Desde luego no a su primer grupo Brewer's Droop, pese a grabar a las órdenes de uno de los capos del estilo, Dave Edmunds, ni a Café Racers, el germen que poco después se convertiría en Dire Straits. Y entonces, en 1978, llegó 'Sultans of swing'. Un antes y un después.

Su estilo fingerpincking -pellizcar las cuerdas de la guitarra en lugar de usar púa, para lograr un sonido a la vez rítmico y solista-, su voz calma de registro barítono y su gran capacidad melódica, que impregna de una sensación armoniosa todo lo que interpreta, ya sea blues, rock, country o folk, son algunas de las claves identificativas que han convertido a Mark Knopfler en una leyenda de la música popular. Además de discos como 'Brothers in arms' y canciones inolvidadas como 'Money for nothing', por supuesto.

Cuando en 1978 irrumpió en escena con el álbum homónimo de Dire Straits y con el megahit “Sultans of swing”, una de esas canciones que han pasado a formar parte de la memoria colectiva, la sensación fue la de estar ante algo nuevo. No lo era, aunque sí un gran disco y una propuesta tan accesible como refrescante. Tanto su técnica como su sonido estaba inspiradísimo en el de JJ Cale -no confundir con John Cale-, un guitarrista de Oklahoma a quien Clapton debe un par de éxitos y que fue quien inventó ese peculiar estilo ‘loping’ -introducir fraseos que da la sensación de que llegarán tarde o se saldrán del tempo- que con tan buena fortuna asumió Knopfler.

Cien millones de discos vendidos después -me da pudor hasta escribirlo-, el 9 de octubre de 1992 Dire Straits echó el cierre precisamente en España. Zaragoza fue testigo de su último concierto. Ya Knopfler había grabado algún disco en solitario, fundamentalmente bandas sonoras. Desde que echó el cierre a la factoría Dire Straits e inició su carrera a título propio, Mark Knopfler no ha vuelto a entregar discos gloriosos, pero sí buenos trabajos con el indudable sello propio de su autor. Un sello de alta cotización.

Su última entrega, “Get lucky”, incide en lo señalado: correctas canciones y gran interpretación. Pero su fama y personalidad no han hecho más que crecer. Es un cantante cálido, un soberbio guitarrista y una leyenda viva. Motivos que justifican los 50 euros que costará verlo.


Quién: Mark Knopfler.
Cuándo: Sábado 24 de julio de 2010, a las 22 horas.
Dónde: Plaza de Toros de Murcia.
Cuánto: 50 euros.


Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...