Ética y cosmética [Crítica B-Side Festival]

Jam Albarracín | 13.09.2010 - 02:52 | Críticas

Desde que una espuma de limón dejó de ser un postre para convertirse en una deconstrucción, el término resulta ciertamente irritante. Pero, vaya por Dios, eso es exactamente lo que hacen Jon Spencer [en la imagen, original de Inma Gómez] y Matt Verta-Ray: deconstruir el rock'n'roll para llegar a su misma esencia y desde ahí ofrecer un discurso primitivo, salvaje, underground y poco equilibrado. Heavy Trash ofreció el mejor -al tiempo que el menos amable y jaleado- concierto de la sexta edición del B-Side, el festival indierock patrocinado por La Verdad.

La de Molina se ha convertido en una cita de lo más agradable. Es un festival de segundo nivel, pero que siempre trae a alguna banda muy interesante y que se disfruta con agrado sobre el verde césped del campo de fútbol. El pistoletazo de salida de cada nueva temporada apostó en esta ocasión por valores seguros -Love of Lesbian, We Are Standard y L.A. no por repetidos dejan de generar expectación-, con el añadido de la minoritaria delicatessen de Heavy Trash y la presencia estelar de unos The Ting Tings que, con su segundo álbum casi listo, amenazan con volver a copar las portadas de los magazines musicales como ocurriera hace un par de años.

Su concierto resultó divertido, bailable y ameno, tanto como poco sustancioso. The Ting Tings fueron el extremo opuesto a Heavy Trash: sus (bonitas) canciones son pura cosmética. Como tal se disfrutan, es su propuesta y nada hay que objetar, si bien esa aparente intención de añadir componente orgánico a su sonido eminentemente sintético no acaba puntuando a favor. Llevan unos figurantes que igual simulan tocar metales (en 'We started nothing') que sacan unos letreros (work / dance)  en la coreografía de 'Hands', su muy ochentero nuevo single, además del momento álgido del show.

Soltaron 'Great DJ' a las primeras de cambio y por supuesto tampoco faltó la estupenda 'That's not my name', así como la práctica totalidad de su único largo, sazonado con unos divertidos guiños a Aerosmith, Queen y la BSO de 'Cazafantasmas'. La música de The Ting Tings no soporta bien el análisis, ni falta que hace. Jules de Martino y Katie White quieren que te dejes llevar y engrases el esqueleto y eso lo logran sin dificultad. Así que a quién le importa que hasta las guitarras y segundas voces estuvieran pregrabadas.

La élite del indie nacional mantuvo su estatus. Los mallorquines L.A. demostraron por qué se han convertido en la gran revelación de la pasada temporada. Luis Alberto Segura es un magnífico compositor de pop luminoso y rock americano de espacios abiertos y su directo no muestra flancos débiles. Abrieron una velada que cerró We Are Standard con su conocido y enérgico post-punk bailable, mientras que Love of Lesbian, en la hora central, ofreció el concierto más apoyado del festival.

Comenzaron con 'Club de fans de John Boy' y su pop sencillo, bien esgrimido y no exento de pedantería caló como de costumbre. Love of Lesbian son la misma antiestética -vaqueros, camisas normaleras y barbas sin afeitar-, pero quizá ese descubrir que el vecino puede hacer buenas canciones les añada un plus para la mayoría.

Es, no obstante, evocando a Jon Spencer (Heavy Trash) cantando cual poseso 'Gee, i really i love you', cuando uno recuerda el B-Side como un festival valioso.


B-SIDE Festival
Conciertos (por orden de actuación): L.A., Heavy Trash, Love of Lesbian, The Ting Tings y We Are Standard. Lugar: Estadio Sánchez Cánovas, Molina de Segura, 11 de septiembre de 2010. Calificación: Interesante. 


Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...