El lamento eterno [crítica Ana Moura]

Jam Albarracín | 21.07.2011 - 11:06 | Críticas

Ana Moura en La Mar de MúsicasMe bajó el ánimo, el azúcar, la tensión, la bilirrubina y hasta la confianza en el ser humano. Buena señal, teniendo en cuenta que hablamos de fado, un estilo musical eminentemente 'down', y que Ana Moura es una joven intérprete de fado tradicional. Fado clásico, escueto, sobrio y esencial. Ese lamento eterno que mira al Atlántico y entre sus olas sólo encuentra añoranza. Que es más triste que la soledad porque lleva implícita la ausencia. La doliente saudade se transforma en canción y si quien la canta lo hace con la solvencia de Ana Moura, la moral le baja hasta a los del Alcoyano. Habíamos venido a eso. O sea, bien.

Misión cumplida y cumplida con la buena nota de su gran voz. Y es que, insisto, el fado se desarrolla justo en ese terreno del lamento y las venas a medio cortar. No se enoja, no pasa página, no finge superar la tristeza de la ausencia. Tampoco ejerce a modo de catarsis, ni muerde la copa rota del tango. Lo que cuenta es el proceso, ese sentir la saudade, ese enredarse en melancolía para saborear su belleza. Ana Moura, tremendo vestido negro mil brillos, lo sabe. Y, suavemente nos mata con su canción, inicia -iba a escribir ataca, pero todo es tan suave que no ha lugar- a capella con 'Marceneiro' para continuar, ya en compañía, por 'Fado vestido de fado', 'Fado das aguas' y 'Fado da procura'. ¿Queda claro el estilo?

La estampa es una y diez veces la misma. Melodías crepusculares cinceladas por una bella voz, de canto extremadamente preciso, tanto como clásico. Los músicos sentados en sillas y el vestido de Ana Moura brillando cual diente de oro de Pedro Navaja, ese que iba alumbrando 'toa' la avenida. La Avenida de la Melancolía, cuyo nº 10 se trasladó la noche del martes a Cartagena. Cuando regresé no tenía ganas ni de acostarme, de puro bajón. Pero como asustarse en un filme de terror: misión cumplida.

POPPIEFOLK
Por la tarde en la Plaza del Ayuntamiento, los mallorquines Antònia Font debían mostrar las conclusiones que les han convertido en uno de los grupos del momento -como Vetusta Morla, Manel o Love of Lesbian, gustan por igual a adolescentes y veteranos-, 14 años y seis álbumes después de su formación. Lo lograron sólo en parte porque el escenario está ubicado por algún enemigo del sonido (¡una pared enfrente!), lo que provocaba un cierto 'sonido bola'. Sólo girándolo 45 grados estaría solucionado.

Lo de Antònia Font es un agradable e inocuo híbrido entre folk balear, melodías superpopies hasta bordear lo naíf, verbenilla de luxe y letras... ¿surrealistas, impresionistas, equilibristas? La de 'Islas Baleares', de su última entrega, es directamente de juzgado, acaso de guardia, tal vez de ironía: “Todos diferentes / no hay dos iguales / un montón de gentes / Islas Baleares'. Vamos, casi como el 'Agua para todos' de Por Herencia pero con coartada indie. Es lo que tiene el pop neohippie: barbas, camisetas del mercado, buena ondita y algunas canciones ciertamente interesantes.

 

LA MAR DE MÚSICAS 2011
Conciertos: Ana Moura / Antònia Font. Formación: Ana Moura (voz), José Neto (guitarra portuguesa), José Elmiro Nunes (guitarra portuguesa) y Filipe Larsen (bajo acústico). Lugar: Patio de Armas / Plaza del Ayuntamiento. Calificación: Interesantes.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...