Trompetas en la tercera fase [crítica Tea For Three]

Jam Albarracín | 22.07.2011 - 11:09 | Críticas

Tea For Three en La Mar de MúsicasUna explanada desierta, apenas iluminada por el alba naciente. Se advierten tres siluetas armadas que se acercan, el encuentro será definitivo. Barba insondable uno, melena cana otro, cabello ausente el tercero. Como único blasón portan trompetas, clarines sin duda mitológicos con los que, felizmente aliados, pugnarán contra la malvada doctora Música Cosmética. Son Avishai Cohen, Enrico Rava y Dave Douglas y la película (Tea for Three) tuvo lugar en la Catedral Antigua de Cartagena donde, a ritmo de jazz y con audacia y precisión sólo posibles en el celuloide, ofrecieron su repertorio de magisterio improbable. ¿Seguro que no fue un sueño?

Considerado como el trompetista más original de su generación -nacio en 1963-, Dave Douglas es el gran “culpable” de esta exquisitez denominada Tea For Three. El capo italiano Enrico Rava y el israelí Avishai Cohen, son sus partenaires en esta especie de ONU del malabarismo con sentido completada por los estadounidenses Caine y Penn y la  australiana malaya Linda Oh, en cuyos ritmos y fraseos de contrabajo diera la impresión de estar finalizando el videojuego 'salvemos el mundo', tal es la intensidad que transmite.

En realidad este asunto, el del difícil equilibrio entre virtuosismo y honestidad, es una de las claves del Tea Para Tres. Todo lo que tocan -¡y madre mía lo que tocan!, no sabíamos que podían extraerse esos sonidos a unas simples trompetas- lo ejecutan con una esencialidad sorprendente. Jugando con las texturas del sonido tanto como con las armonías, dejándose llevar por la inspiración desde unas pautas delimitadas, interactuando cual puzzle que se va construyendo sobre la marcha y sin caer en ese peligroso onanismo nada infrecuente cuando se juntan varios monstruos. Rava, Cohen y Douglas lo son pero a Narciso, corte de mangas.

El concierto fue todo lo ameno que permite una música nada sencilla y que no tiene la melodía entre sus mayores objetivos. No obstante lo fue, divertido aunque denso; melódico aunque plagado de rupturas y disonancias. Con abundante swing y poco ensimismamiento. Con momentos simpáticos, casi cómicos, un poco de dibujos animados. Todo ello sin bajar el listón de una calidad sin listón perceptible.

El repertorio no resulta relevante: unas variaciones sobre 'Tea for two', una pieza compuesta por Douglas e inspirada en Rava (“un héroe para mí”) cuando aún no se conocían, sonidos de banda sonora... Cada pieza resultaba lo suficientemente larga y sin embargo en continua evolución como para conformar microcosmos en sí mismas. Y, claro, fraseos de trompeta para enmarcar. Ora a cargo de cada uno de los tres espadas, ya jugando entre ellos y alcanzando momentos de una brillantez extrema.

¿Creía que las trompetas sonaban a trompetas? Sólo las humanas, no las que, como fue el caso, parecían provenir del espacio exterior. No tengo claro si fue un concierto o un encuentro en la tercera fase.


 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...