Apoteosis Maná [crítica]

Jam Albarracín | 11.09.2011 - 10:31 | Críticas

Fher durante el concierto de Maná en Murcia [Foto: Israel Sánchez]Y entonces Fher Olvera traza un par de estratégicos nudos y ahí se viene, recorriendo el escenario, ondeando unidas las banderas de México y España, “el país con más cojones del mundo”, mientras la banda perfila los acordes de 'Clavado en un bar'. La rebosante vieja Condomina emite su veredicto final con un eufórico bramido. Aún quedan los bises y dos horas antes la banda de Jalisco ha iniciado su espectacular show con 'Lluvia al corazón'. Supongo que no es descabellado hablar de apoteosis en el concierto inaugural de la gira española de Maná, 'Drama y luz'. No hay flancos débiles: si te gustan sus canciones, te encantará su directo.

Maná debía confirmar en su primera escala española -y europea, no hay más citas en los dominios de Merkel feat. Sarkozy- la condición estelar que les había llevado a arrasar en su gira previa por Estados Unidos. Ahí es nada colocar el 'sold out' cuatro noches consecutivas en el Staples Center de L.A. (donde juegan los Lakers, aforo: 20.000). Aquí no encontrarían tantos compatriotas, pero sí rendidos fieles.

Deben merecerlo: el show es inmaculado; el sonido, nítido y poderoso. El repertorio está bien equilibrado, con ventaja de hits ante temas de su última entrega. El escenario presenta dos grandes pantallas laterales que siguen los movimientos de los músicos, mientras el fondo emite decorados ad hoc en clave LED. Cuando interpretan 'Latinoamérica', la letra de la canción se lee en colores de diferentes banderas; cuando suena 'Sor María', el escenario torna en catedral.

Precisamente es en esta canción, y en la previa 'El espejo', cuando entra a escena una sección de cuerda. Todas chicas, de conservatorios cercanos (Almería, Cieza, Murcia). Solventan bien la papeleta, pese a conocerse en el día y apenas ensayar a la tarde. Algo más nervioso se apreció a Juan Carlos Hernández, el guitarrista murciano que rasgueó en 'Me vale' por cortesía del concurso convocado en Spotify. Y suelta es como se mostró María José, del mismo Javalí Viejo, al ser invitada a bailar con Fher 'Vivir sin aire' en el set ubicado en el centro del estadio, desde donde interpretaron -un tanto a la Rolling Stones- varias canciones cerca del final. Entre ellas la ranchera 'Te solté la rienda' del gran José Alfredo Jiménez, “el Jim Morrison mexicano”, según Fher.

Y así fue deviniendo el concierto: variado, ameno y siempre tocado con la inconfundible aureola del 'first class'. El definitivo adiós llegó en loor de multitudes con los acordes de 'El muelle de San Blas' y tampoco faltaron la emotiva 'Paloma' -compuesta en recuerdo de la madre de Fher- ni reconocidos hits multiplatino como '¿Dónde jugarán los niños?' -en acústico y con introducción de corte ecologista-, 'Oye mi amor' -donde se aprecia nítida la influencia inicial de The Police-, 'Cómo te deseo', 'Mariposa traicionera', 'Eres mi religión'... Y por supuesto el show (mejor que solo) de batería de Álex, quien no sólo es un excelente baterista sino que además su instrumento tiene peso en las canciones, mucho más allá de marcar el ritmo.

Con su rock suave y supermelódico, con su espectáculo bien diseñado y con su   solvencia escénica, capaz de aunar grandeza y simpatía -camiseta de la selección española de fútbol incluida-, Maná consigue que tras 140 minutos de canciones de amor -el 90% lo son-, nadie acabe empalagado. Es como el secreto mejor guardado de París: llueve 325 días al año, pero nadie en su sano juicio dejaría de visitarla.
 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...