Jerez, Delhi: Puente aéreo

Jam Albarracín | 15.11.2011 - 10:40 | Críticas

Anoushka en CartagenaSuele decirse en los mentideros del arte contemporáneo que cuando se tiene el concepto, se tiene (casi) todo. Axioma exportable a ciertos ámbitos de la world music, en los que hará falta otro aspecto primordial: la interpretación. En el concierto del domingo en el Cartagena Jazz se daban las dos premisas, de modo que la conclusión sólo podía llegar en clave ganadora. Detesto las matemáticas, pero a veces tienen razón.

Anoushka Shankar es una sobresaliente tocadora de sitar, tan virtuosa como eficaz, y el concepto a exponer resultaba bien atractivo. Tras mestizar anteriormente con jazz o electrónica, la británica delinea ahora el puente entre la música hindú y el flamenco y su supuesta (y argumentada) relación paterno-filial. Demasiado bueno como para errar, más allá de su veracidad y rigor, que al final todos los caminos conducen al hombre de las cavernas, quien con dos palos y una piedra inventó el rock and roll.

Ausente en el concierto pero clave en esta historia es Javier Limón, productor del disco que la sustenta ('Traveller'), autor de buena parte de sus temas junto a Shankar y productor a su vez del disco de Sandra Carrasco, cantaora de emotiva voz que aportó sus inflexiones vocales en algunos fragmentos del show y que fue la encargada de abrir la velada, interpretando una muestra de su recién estrenado trabajo.

La actriz principal, el eje sobre el que gira todo, es en cualquier caso y de manera indudable una Anoushka tocada con pantalón rosa fucsia y sentada descalza en su tarima nodriza desde la que decide paso e itinerario, ya sea por los espejismos de las mil y una noches, ya por el camino que lleva hasta los floridos patios de Andalucía.

Sin llegar a adentrarse del todo en ellos, bien es cierto. Hay música hindú -exótica siempre, subyugante a ratos-, hay interacción -los momentos más valiosos y hasta admirables-, pero no llega a haber verdadero flamenco, aunque sí brillantes pinceladas como en la estupenda 'Si no puedo verla'.

Dividido en dos partes y con buen acompañamiento percusivo -estupendo solo de El Piraña, sensacional repertorio de Trevarajah-, Anoushka Shankar ofreció un concierto interesante, razonablemente variado en su vertiente rítmica, de notable virtuosismo instrumental y con pinceladas de verdadero arte. En un concierto se debe valorar lo que hay antes que añorar lo que no, pero aún así eché en falta más diálogo entre sitar y guitarra, entre música hindú y flamenco, vaya.

Es una delicia ver tocar a Anoushka, quien por cierto se despidió con una pieza de su padre, 'Charu keshi', pero me queda la sensación de que Jerez y Delhi siguen estando alejadas, de que este puente entre culturas está construido sobre terreno no tan sólido. Puente aéreo como demandan los tiempos, acaso.

XXXI CARTAGENA JAZZ
Concierto: Anoushka Shankar. Formación: Anoushka Shankar (sitar), Sanjeev Shankar (shehnai), Kenji Ota (tanpura), Pirashanna Thevarajah (percusión  hindú), Melón Jiménez (guitarra flamenca), Israel 'Piraña' (cajón) y Sandra Carrasco (voz). Lugar: Nuevo Teatro Circo, 13 de noviembre. Calificación: Interesante.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...