Señor Coconut + Orchestre National de Barbès + Café Tacuba (crítica)

Jam Albarracín | 08.07.2008 - 16:19 | Críticas

El impertérrito Señor Coconut: ¡menudo mambo!UN ESTRENO COCONUDO

Con Hiromi, Juanes y Willy DeVille en 50 kilómetros a la redonda, que el auditorio del Parque Torres casi agotase el taquillaje es el primer éxito de la decimocuarta edición de La Mar de Músicas. Una jornada inaugural con tres propuestas (Café Tacuba, Orchestre National de Barbès y Señor Coconut & His Orchestra) diferenciadas en origen y textura, pero con una misma terminal: baila, hermano.

Los mexicanos Café Tacuba tuvieron el honor de esgrimir los primeros acordes de La Mar 08. Era el grupo más conocido de la velada, galardonado y aclamado en Latinoamérica, pero la suya fue la propuesta menos estimulante del programa. Su pop-rock de sonido ochentero no está mal argumentado, resultando más atractivo cuando pinta chilango que cuando muestra su deuda con el pop de la edad de oro española.

Rubén Albarrán y el teclista Emmanuel del Real capitanean con salero y no es menos cierto que el directo fue a más, alcanzando su más alta cota con el acento discotequero de las piezas finales. Agradables pero menores para un festival que tiene en la calidad y la originalidad dos de sus puntos fuertes.

Mucho más sabroso y refrescante resultó el cóctel con hierbabuena de la Orchestre Nacional de Barbès (ONB). Con el público entregado, finalizaron con una curiosa versión de “Sympathy for the devil”, incluida en su nuevo álbum y realizada a modo de agradecimiento a unos Stones que hacían sonar a la ONB justo al finalizar sus shows.

Simpático colofón a su notable concierto, aunque musicalmente estuviese muy por debajo de títulos como la conocida “Poulina”, un juego de palabras que remite al hachís y con la que iniciaron su concierto; la cadencia reggae de “Salam”; la pulsión rock de la acelerada “Civilisé”; la reivindicativa “Résidence”, no obstante esgrimida con aire de fiesta popular; el ska ferial de “Wawa” o la hipnótica atmósfera dance de “Alawi”. Todo ello siempre mezclado con un aroma inconfundiblemente Magreb, ya sea desde la infusión rai, la bastela chaabi, la fritanga zouk o la ensalada gnawa. Bien sabroso y peculiar, lo de la ONB.

Claro que para peculiar el cierre en el Castillo Árabe a cargo del impertérrito Señor Coconut y su improbable orquesta de mambo esquizoide. Con el venezolano Argenis Brito como cantante y maestro de ceremonias, los ‘coconudos’ montaron tremendo party llevándose a su terreno canciones a priori imposibles.

¿Era posible imaginar a Daft Punk (“Around the world”), Eurythmics (“Sweet dreams”), Prince (“Kiss”), el gélido minimalismo electrónico de los germanos de los ochenta Trio (“Da da da”), Sade (“Smooth operator”) o Kraftwerk (“The mirror”) bailando mambo?

Pues por Cartagena deambuló su espíritu, junto al de Uma Thurman, en la fiesta más chic que alguien llegó a imaginar. ¡Hasta tuve la oportunidad de ver el primer solo de ordenador de mi vida! Eso sí, mucho mejor cuando guapeaban por mambo y chachachá que cuando se tiraban a la verbenilla del merengue y el guaguancó, aunque lo hicieran a la insólita cuenta de los Doors, de Michael Jackson o de Deep Purple. Bailar para creer.

CAFÉ TACUBA / ORCHESTRE NATIONAL DE BARBÈS / SEÑOR COCONUT & HIS ORCHESTRA
Jornada inaugural de XIV edición del festival La Mar de Músicas. Lugar: Auditorio Parque Torres / Castillo Árabe. Calificación: Interesante / Notable / Notable.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...