Alela Diane (crítica)

Jam Albarracín | 23.07.2008 - 22:46 | Críticas

ES LO QUE TIENE EL FOLK
Alela Diane: me pareció ver un lindo gatito
Alela Diane
es una joven estadounidense de 25 años, de Nevada City (California), convertida en la penúltima sensación del folk americano gracias a The pirate’s gospel, un bonito disco de canciones sobre el desarraigo y el desamparo. Su actuación en La Mar de Músicas, donde se presentó sin más compañía que la de su guitarra de palo, suponía su debut en nuestro país. Gustó, pero no cautivó.

Alela se define como una artista visual, pero pese al poder de evocación de la música, un cantautor depende en buena medida de sus textos, máxime si se presenta instrumentalmente tan desnuda como lo hizo en Cartagena. Existen opciones para superar la barrera idiomática, pero Diane aún no las sabe manejar bien.

Hablo de comunicación, poder escénico, intensidad en la interpretación. Vamos, que no es Dayna Kurtz, precisamente. Subsanables pecadillos de juventud que, a día de hoy, lastran un tanto su propuesta de cara a un público no anglosajón, si bien en Francia está obteniendo un gran reconocimiento.

Las suyas son canciones lindas, creíbles, esgrimidas con una voz moderadamente profunda. Canciones basadas en una sencillez formal no exenta de belleza. Menos ácida que Larkin Grimm, menos atrevida que Joanna Newson, seguramente con algunas influencias similares a sus coetáneas: la música tradicional norteamericana, Joni Mitchell, Buffy Sainte-Marie…

POCO DESGARRADOR
Alela Diane
se muestra como un diamante aún por pulir, que de momento brilla más en disco que en directo. La linealidad, tanto compositiva como especialmente interpretativa, de buena parte de su repertorio, es otro factor a mejorar.

Diane desprende un indudable aroma hippie, es lo que (a veces) tiene el folk. Canta sobre la naturaleza, sobre sus pies -como paradigma del viajero desarraigado-, canta a los bosques, al océano y a la hierba -como paradigma de la libertad-, a su mamá y al mismo hecho de cantar. Incluye un par de tradicionales (The cuckoo, Katty cruel) y hasta le canta a su gato, lo cual suena muy tierno pero poco desgarrador.

En cambio, cuando se arranca por The riffle muestra lo que podría llegar a lograr si deja de embelesarse con su propia linealidad ensimismada. El concierto apenas duró 45 minutos, más dos canciones como bis. No fue tacaño, era lo que procedía ante auditorio y propuesta tan escuetos. Alela Diane se mostró como un proyecto a tener en cuenta. Hoy sólo es interesante, mañana tal vez sea grande.

ALELA DIANE (La Mar de Músicas)
Formación: Alela Diane (voz, guitarra acústica). Lugar: Patio de Armas, 22 de julio. Calificación: Interesante.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...