Pink Martini (crítica)

Jam Albarracín | 26.07.2008 - 17:44 | Críticas

Pink Martini en Lorca (foto: Pedro Teruel)PASIÓN ON-THE-ROCKS

Qué lindo concierto, qué bello escenario, qué magnífico sonido. La verdad es que siempre resulta un placer acudir a Espirelia porque es como los amigos de verdad: nunca te fallan. La Fortaleza del Sol se yergue imponente y lo del sonido es digno de galardón: no hay otro lugar donde los conciertos suenen tan magníficamente. Mi felicitación a su director, Ginés Bayonas, extensible al equipo técnico.

Empiezo generoso, seguramente influido no sólo por el espíritu del festival lorquino, sino también por la clase y amabilidad desprendidas del brillante concierto de Pink Martini, la orquesta de Portland liderada por Thomas Lauderdale y encabezada por China Forbes. Sus directos son invitaciones a una lujosa fiesta en la que predominan las sonrisas, la sofisticación y las bebidas exóticas. Nada que ver 'salsas rosas', de esos no dejarían entrar a ninguno.

No por conocidos los ingredientes, el cóctel resulta menos irresistible: la elegancia de las orquestas de los años 40, la frivolidad de la lounge music de los 50, unas gotas de music hall, un tercio de latin jazz -cosecha mambo y boogaloo-, unas rodajas de música sinfónica sin almidonar y raspaduras de score cinematográfico. Se le añaden hierbas aromáticas de medio planeta -cantan (y se inspiran) en inglés, francés, español, portugués, italiano, japonés y hasta en árabe- et voilà: Pink Martini. ¡Quiero otra copa!

Sonidos ‘vintage’ para una propuesta moderna; sabores conocidos para un plato de paladar único y personal. Que les hagan un hueco en la ONU, tal vez no solucionen conflictos, pero seguro que aportan un toque de armonía y cordialidad. Me fío más de esta China. Su repertorio, igualmente generoso, estuvo formado casi a partes iguales por canciones de sus tres álbumes. Comenzaron mostrando sus mejores galas, a las primeras de cambio Anna -la de "chica, dónde vas"- y su primer gran éxito, Sympathique -qué delicia escuchar eso de "je ne veux pas travailler"-.

También sonaron en la primera mitad la curiosa Mar desconocido, ("como una canción de un filme de Almodóvar, con un vals de Chopin en el interludio", me siento incapaz de mejorar la definición del propio Lauderdale) y la cinematográfica Amado mío, con Rita Hayworth y Glenn Ford en el recuerdo.

El concierto se mantuvo incandescentemente vivo durante sus 100 minutos, con su sonido evocador, sus trompetas con sordina, sus percusiones moderadas, sus solos de cello y trombón, sus incursiones en el legado español (Andalucía, del maestro Lecuona), la voz precisa y sin alardes de Forbes, su elegante vestido negro y los trajes exquisitamente desabrochados de los chicos de la orquesta. Tócala de nuevo, Tom. Y tocaron la preciosa Una notte a Napoli y dijeron adiós con Brazil, de Ary Barroso.

Después de esta degustación de 'pasión-on-the-rocks', ¿qué beberemos ahora? No me conformaré con cualquier combinado.

PINK MARTINI (Espirelia)
Formación: China Forbes (voz), Thomas Lauderdale (piano, dirección) y 10 músicos. Lugar: Fortaleza del Sol, Lorca, 24 de julio. Calificación: Muy bueno.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...