El registro Leao

Jam Albarracín | 23.05.2012 - 11:19 | Críticas

Rodrigo LeaoSin guitarras portuguesas, sin apenas referencias al fado, estimulante en la pureza de su aire sonoro, desbordante de calidad y emoción y con lleno absoluto. Así se saldó el primero de los tres 'conciertos por la tolerancia', que a su vez ejercía como ariete de apertura del festival Murcia Tres Culturas. Rodrigo Leao ya no admite márgenes sonoros o geográficos: su música, en origen y destino, es patrimonio de la humanidad. O al menos de la humanidad europea.

Magníficamente arropado, el compositor lisboeta dedicó su generoso concierto a desgranar, aunque no solamente, las piezas de su última entrega discográfica, un 'A montanha mágica' en donde rebaja la gravedad de trabajos previos. Para su composición miró hacia su infancia y parece que encontró bellas estampas que sabiamente ha sabido plasmar en unas canciones que transmiten luz y tranquilidad, sensaciones no necesariamente alegres pero siempre tocadas por un halo esperanzado, positivo. Música que reconforta el espíritu y que, pese al título, nada tiene que ver con la densa novela de Thomas Mann.

Como en el disco, el concierto se abrió con 'A praia do norte', bello instrumental con cierto aire naíf inspirado en el pueblo cercano a Lisboa donde veraneaba de niño. Es uno de los numerosos registros ofrecidos durante la actuación. O precisaré mejor: en realidad se trata de un único registro, el registro Leao, en el que nada limita y todo suma.

Desde el pop a la música clásica, pasando por el folk, el tango -mucho tango a la Piazzola-, algún aire de vals ('Tardes de Bolonha'), gotas de su primeriza filiación minimalista ('O navio farol'), bandas sonoras imaginarias ('Ventozela' es pura imagen de romántica melancolía cinematográfica), alocado espíritu francés de principios del XX ('La fête') y, de acuerdo, algún detalle con denominación de origen, sin fado y limitados a 'As Ilhas dos Açores' y 'Alfama', con la acordeonista Celina da Piedade a la voz. Por cierto que esta última pieza, de su época en Madredeus, hace recordar lo opuesto en las evoluciones de Leao y el cualitativamente minimizado grupo de Teresa Salgueiro.

Ambrosía

Me dejo para el final al invitado Scott Matthew, a quien podría resultar chocante que Rodrigo concediese tanto protagonismo -cuatro canciones, entre ellas las dos finales-, pero es que después de escuchar 'In the end', original del australiano e incluida en la banda sonora de 'Shortbus', y muy especialmente esa maravilla que es 'Terrible dawn', ni siquiera resulta extraño que se permitiesen interpretarla dos veces.

Con su peculiar timbre vocal -que ya pudimos disfrutar el pasado septiembre en la pequeña del Víctor Villegas-, Scott más que cantar directamente exhala emoción. Busquen sus discos si les gusta Rufus Wainwright o Antony Hegarty, porque este chico es grande.

Seis altos focos blancos disparando sofisticada sobriedad y abajo Matthew llorando vocalmente la canción que Leao dedicó a la muerte de su madre: “Los únicos brazos que me esperan / el único beso que saborearé / amanecer terrible, no me hagas despetar”.  De conjuntivitis emocional, oiga. Uno de los momentos del año.

 

 

Concierto: Rodrigo Leao, concierto inaugural del festival Murcia Tres Culturas. Formación: Rodrigo Leao (teclados, guitarra, bajo), Rui Vinagre (guitarra eléctrica), Celina da Piedade (acordeón, metalófono, voz), Viviena Toupikova (violín, teclados), Bruno Silva (viola) y Tony Gomes (violoncello). Artista invitado: Scott Matthew (voz). Lugar / Fecha: Teatro Circo Murcia, 21 de mayo de 2012. Calificación: Magnífico.

 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...