Alquimistas de la melancolía

Jam Albarracín | 29.10.2012 - 09:51 | Críticas

 

Stuart Staples [Foto Losanjealous]La situación se advertía propicia, los astros se habían alineado de nuestro lado. Una tímida neblina flirteaba con las luces sobre el asfalto mojado, recordándonos la crepuscular belleza del otoño. La velada inaugural del Cartagena Jazz, cuyo estupendo programa lo hace candidato a mejor festival de programación extendida del año en la Comunidad de Murcia -excepto para los amantes del jazz-, presentaba a los alquimistas de la melancolía: Tindersticks

Pero el arte, como el deporte, a veces muestra su cara veleidosa y los mejores no juegan bien. Era un 1 claro en la quiniela, pero empezamos empatando.

Hay una emoción primaria que llega antes que la razón y aunque ésta nos permita explicar aquella, la primera resulta más reveladora. Desde el principio se advirtió -y más adelante se confirmó- que aquella no sería una de las (habituales) noches mágicas de la banda de Nottingham. La apertura con 'If you're looking for a way out' y 'Sleepy song', canciones ambas compuestas aún en el siglo XX, dieron paso a la primera serie de su última entrega, la no tan brillante 'The something rain'.

Después llegaría uno de los mejores momentos, con la versión de 'Second lovers chance', versión de un original de Townes Van Zandt de 1969. Todo estaba bien pero faltaba ese algo que convierte lo correcto en especial, lo bueno en mágico.

Tocado con chaleco, bigote y canas, hasta me pareció advertir una cierta inseguridad vocal en Stuart Staples, por improbable que parezca. O quizá fuera la falta de intensidad lo que hizo que sus canciones sobre desolación emocional, sobre el crepitar de los sentimientos en soledad, careciesen de esa profundidad necesaria para atravesar la epidermis e impactar en la diana del corazón. Su pop de cámara se apreció elegante, pero careció de misterio. Devino melancólico, pero perdió la suntuosidad dramática. Se apreció bien ejecutado, pero falto de tensión, aspecto este en el que el repertorio tampoco ayudó.

Los analgésicos juegos de guitarras de 'Medicine'; la tristeza de media sonrisa de 'This fire of autumn', con su ritmo menos lento; la hipnótica 'Frozen', aún sin el factor inquietante que en disco le aportan los metales, fueron otros momentos de interés en un directo no obstante excesivamente... normal, sin momentos de clímax.
 
No es que fuera un mal concierto, nada de eso, es que eran Tindersticks. Y de una banda que suele ofrecer directos memorables, de una banda que ha firmado algunos de los momentos más intensos y dramáticos del pop orquestal británico de los últimos 20 años, cabe esperar más. Bastante más. 
 
Concierto: Tindersticks (concierto inaugural del XXXII Cartagena Jazz Festival). Formación: Stuart Staples (voz, guitarras), Neil Fraser (guitarra), David Boulter (teclados), Dan McKinna (bajo), Earl Harvin (batería), Terry Edwards (teclados). Lugar / Fecha: Nuevo Teatro Circo, 24 de octubre de 2012. Calificación: Interesante.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...