El hábito, el monje y Patti Smith

Jam Albarracín | 19.11.2012 - 16:24 | Críticas

Patti Smith en directo en Cartagena [Foto: Pablo Sánchez del Valle]¿Se puede celebrar una misa sin vino? ¿Hacer rock sin guitarras eléctricas? Como el hábito no hace al monje, la respuesta probablemente sea sí, pero no me negarán que un fraile vestido de Zara no rebaja un poco el impacto de su mensaje. O como dicen por la huerta: es lo mismo, pero no es igual. La icono del rock Patti Smith llegó a Cartagena para ofrecer un concierto que tuvo poco de rock. Y no solo por su formato semiacústico.

Una precisión: amo a Patti Smith. Un concierto menor suyo es mayor que el mejor de la mayoría. Pero por mucho que Fernando Alonso conduzca mejor con un turismo que otros con un F-1, fútbol es fútbol y Opel Corsa es Opel Corsa. Patti Smith se presentó con tejanos y botas, chaleco y chaqueta negras, camisa blanca por fuera y escupiendo a la tarima, pero con el folk anidado entre su desmadejado cabello. Seguramente el formato condicionó el repertorio y, a su vez, éste la actitud. Su interpretación de 'Because the night' en clave fuego de campamento resultó tan elocuente que me hizo llorar. No todo el concierto fue así, empero.

El show dio inicio con los acordes de 'April fool', de su nuevo álbum 'Banga', del que sonaron cinco de las quince canciones que conformaron el repertorio de la velada, para continuar con la bonita 'Redondo Beach'. A propósito de 'Fuji-San' -una canción inspirada en el cataclismo de Japón- recordó la importancia de cuidar el medio ambiente, mientras que 'Dancing barefoot' sonó demasiado amortiguada. Ofreció 'Maria' a la fallecida Schneider y dedicó a su admirado Roberto Bolaño bellas palabras y la mejor interpretación de la noche: un 'Beneath the southern cross' tenso, hipnótico y turbador. Cualidades que siempre han adornado la mejor música de Smith y que volverían a repetirse en la esperada 'Gloria', con la que se despidió.

Antes había sonado 'Peaceable kingdom' y, vaya, justo así fue su concierto: apacible. Amistoso, entrañable, puro buen rollo. Pero, sinceramente, prefiero a una Patti más guerrera, más nocturna, más NY. Más bañada en esa maldita poesía punk que la hizo grande. Llegó el bis y sonaron la poderosa 'Dream of life' y los ladridos (literales) de 'Banga', pero no 'People have the power'. De manera poco comprensible, sobre todo dadas las actuales circunstancias sociales y a su presencia en la calles de Madrid -donde sí la interpretó- en las manifestaciones del pasado miércoles. Le hizo guiños (recitó la primera estrofa durante otra canción), tal como ocurriera en su anterior visita en 2010 a La Mar de Músicas, donde tampoco la tocó pero, aquella vez sí, ofreció un soberbio máster de puro rock nervioso e impaciente.

O tal vez solo fuera otro gesto de coherencia, porque en realidad el concierto tuvo muy poco de 'power'. Aun así el publico salió entusiasmado y con motivo: no todos los días se tiene enfrente a la mujer más influyente de la historia del rock.

Concierto: Patti Smith (XXXII Cartagena Jazz). Formación: Patti Smith (voz, guitarra acústica), Lenny Kaye (guitarra acústica), Jay Dee Daugherty (batería), Tony Shanahan (bajo, piano) y Jackson Smith (piano, guitarra acústica). Lugar/Fecha: Auditorio El Batel, 16 de noviembre de 2012. Calificación: Bien.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...