Alondra Bentley - Sugar Lady

Jam Albarracín | 11.02.2013 - 23:47 | Críticas

Alondra Bentley en directo [Foto: Inma Gómez]¿Se imaginan que en este mundo nuestro occidentalizado, urgente, competitivo y voraz existiese una máquina que al pulsarla convirtiese todo en amable, cortés, poético y delicado? Pues existe, es de carne, hueso y voz de seda y miel y responde al nombre de Alondra Bentley. Una velada suya trasciende el concierto para abrazar el arte en su vertiente más exquisita. Si antes de saltar al césped los jugadores viesen uno de sus directos, Pepe tendería la mano a Messi en vez de pisársela.

Para la presentación de 'The garden room', un término muy inglés que alude a las salas de estar orientadas al jardín, Alondra -en la imagen, de Inma Gómez- se hizo acompañar por una banda sobresaliente en su técnica, originalidad y contención. Esto, la contención, es lo que a menudo define al verdadero gran músico, esa capacidad para mezclar el arreglo preciso con el silencio necesario. Por su parte, Bentley demostró su crecimiento como vocalista: a su brillantez habitual ahora ha añadido un más amplio rango de registros que la muestra más versátil. El encanto que mueve sus alas continúa intacto.

Todos los críticos hemos señalado el mayor acento americano de su nuevo álbum pero, sin dejar de ser cierto, en directo esto se aprecia puntual, casi anecdótico. La trompeta de Andreu dispara en algún fraseo al desierto, antes que al rancho, pero Alondra sigue sonando tan 'british folk' como unas Vashti Bunyan y Sandy Denny escapadas de un cuento y debidamente actualizadas. Es la campiña inglesa que la vio nacer la que deja rastros en su precioso vestido sonoro. A su infancia murciana aludió con cariño, pero prometí no escribir sobre este (simpático y algo freak) episodio.

El disco objeto de presentación acaparó, lógicamente, el grueso del concierto, si bien con espacios para su debut ('I feel alive', la despedida con 'Giants are windmills', ese 'Sugarman' que habita en el cajón de su ropa interior), para su disco dedicado a los niños (la pizpireta 'Heaven is waiting', acerca del momento en que los deberes dejan paso al juego) y hasta para una canción ('Recipe for a home sweet home') de la banda sonora que ha escrito para 'Buscando a Eimish', el recién estrenado filme de Ana Rodríguez Rosell. Incluso en el bis se permitió recordar, con excelencia, a la Marilyn Monroe de 'Río sin retorno' en la sensual 'Down in the meadow'.

Lo apunté al inicio: comienza el concierto y tu rostro dibuja una sonrisa que no se borrará hasta bastante después de finalizado el mismo. Debiera recibir subvención del Ministerio de Sanidad, aunque tal como pintan las cosas, casi mejor dejarlo estar. La sensación de cariño, de devastadora ternura, se desliza entre las armonías de esa maravilla que es 'Spring rhyme', con su ritmo doble; de 'The garden room', con la acústica de Xema a modo de pedal steel; de la encantadora 'Don't worry, daddy'; de la refrescante 'My sister and me'.

Todo dirigido, coronado, por ese regalo del cielo que es la voz de Alondra Bentley. De la misma Murcia, España. Es un término desgastado, pero se llama magia. Y es tan difícil de encontrar... 

 

Concierto: Alondra Bentley. Formación: Alondra (voz, guitarra), Xema Fuertes (guitarras, banjo, batería, voces), Caio Bellvesser (contrabajo, bajo, voces), Pepe Andreu (trompeta, fliscorno) y Nacho Ruiz (piano, teclados, guitarra). Lugar / Fecha: Sala Miguel Ángel Clares del Auditorio Víctor Villegas, 9 de febrero de 2013. Calificación: Exquisito.

 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...