Quique González - Crónicas de motel

Jam Albarracín | 17.06.2013 - 07:55 | Críticas

Quique González en MurciaCarreteras secundarias, botas polvorientas, mecedoras en el porche, amores de paso fugaz, predicadores y tragos solitarios. Conocidas crónicas de motel de tipos duros con corazones rotos. Escenas con denominación de origen tan americano como la salsa barbacoa, pero igualmente tan asumidas que a nadie resultan extrañas. Es sobre esas partituras-autopistas sobre las que Quique González maneja su carro de tres guitarras, eficaz base rítmica y melodías de sencilla seducción. 

Lo hace con corrección, entrega y honestidad, pero sin brillantez. Sin innovación ni error. Sin genialidad ni sorpresa. Así transcurrió el concierto de presentación en Murcia de 'Delantera mítica', con un auditorio casi lleno de un público encantado de estar ante el máximo exponente español del folk-rock americano. Curioso: si al día siguiente tocase John Hiatt en una sala e Ismael Serrano en otra, casi todos irían a ver al segundo.

Siempre se apela al resbaladizo concepto de la honestidad -algo también muy típico del rock americano- para referirse a González, pero todos lo aceptamos como válido. Sus canciones estructuralmente son básicas: estrofas, puente, estribillo y un verso clave que tiende a repetirse cual letanía final. Argumentalmente tampoco hay mayor misterio:  historias de amor y carretera en las que el protagonista finalmente acaba mordiendo el polvo. Y literariamente se trata de una sucesión de tópicos del rock and roll salpicados, ahora sí, por algunas frases logradas.

Tampoco hablamos de un gran cantante -su manera de arrastrar las palabras remite a Dylan-, pero lo cierto es que el global de todo acaba funcionando muy bien, quizá porque Quique lo esgrime con credibilidad, con suficiente grado de emotividad y con un buen acompañamiento. Músicos notables tocando acordes sencillos: una combinación ganadora.

Le costó al madrileño, no obstante, conquistar el Víctor Villegas. El sonido excesivamente FM del inicio impedía entender sus letras y la gente se lo afeó a gritos al técnico de sonido quien, dos broncas del respetable más tarde, por fin acabó dando con la mezcla adecuada. Casi una anécdota en un concierto de más de dos horas, iniciado en clave rock con hasta cuatro canciones de su última entrega ('La fábrica', 'Parece mentira', '¿Dónde está el dinero?' y 'Viejos capos') y que progresivamente se afianzó en esos territorios de medios tiempos folk en los que tan cómodo se encuentra.

En realidad fue ahí donde se desarrolló el grueso de su directo, con un hueco a solas para interpretar su adaptación al castellano de 'Is your love in vain?' de Bob Dylan (¡que buena!) y 'Pequeño rock and roll'. Retomada la electricidad en la recta final, adiós al bostezo con 'Kamikazes enamorados', 'Suave es la noche' y 'Hotel Los Angeles'. Despedida, vuelta al ruedo y un bis de cinco temas iniciado con su último single, 'Tenía que decírtelo'. 

Quique González es como el algodón de Don Limpio: no engaña. Su propuesta no es original, pero tiene buenas canciones -no me olvido de 'Pájaros mojados', momento álgido del show- y las interpreta con convicción. Suficiente. Bien, incluso.
 
Concierto: Quique González. Formación: González (voz, guitarras, armónica), Pepo López (guitarras, violín, voces), Eduardo Ortega (guitarras, voces), Boli Climent (bajo, voces) y Edu Olmedo (batería). Lugar / Fecha: Auditorio Víctor Villegas, 14 de junio 2013. Calificación: Interesante.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...