Susana Baca - La noche de la gratitud

Jam Albarracín | 24.07.2013 - 12:09 | Críticas

Susana Baca en La Mar de MúsicasA la salida un tipo me increpó con una de esas frases irreproducibles, todavía no sé bien por qué. Fue un duro retorno a la realidad. Y es que durante dos horas, justo las previas, el mundo pareció un lugar bello y respetuoso, cortés, positivo y amable. A buen seguro porque durante esas dos horas el mundo estuvo gestionado por Susana Baca

Todo es suave y delicado en el universo de la gran dama peruana. Su canto 'hacia atrás', como ella misma lo define, su estampa sofisticada, la gracilidad de sus movimientos, su sonrisa perenne, su interpretación moderada. Alguien debió poner una señal de peligro a la salida, tal es el poder embaucador de su propuesta.

La Mar de Músicas había decidido otorgarle su premio y, en su tercera visita a Cartagena, Susana Baca correspondió como procedía: ofreciendo un magnífico concierto, exquisito en su interpretación, pero también en su diseño y desarrollo. Un concierto de celebración 'ad hoc', en el que fue repatiendo el protagonismo entre sus invitados. Un espectáculo diferente y por tanto único, a modo de agradecimiento al festival y a su público. Éste correspondió como procedía, ovacionando largamente su sobredosis de cariño y sensibilidad. Su voz templada sigue siendo un regalo.
 
Tres canciones no más y al cierre de 'Molino molero', presentación de la primera invitada, la colombiana Andrea Echeverry, de Aterciopelados, grupo cuyos componentes llevan un par de años realizando proyectos en solitario. Disfrazada de esqueleto y tocada con corona y boa rosas, acompañó a Susana en 'Negra presuntuosa' y a continuación la dama le cedió toda la escena para que ofreciera sus reivindicaciones sobre la igualdad de la mujer ('Florence') y su protesta ante la violencia social ('Mamitas'). Echeverry es un cielo, tal cual.

Un magistral solo de percusión a cargo de Manuel Mújica nos devolvió a Susana, más ángel que nunca en la melodía de 'María Landó', tan etérea que nada me hubiera extrañado verla levitar. El recuerdo a Javier Ruibal y su 'Reina de África' la devolvió a la tierra.

Era el momento de Raúl Rodríguez, a quien ya habíamos visto en La Mar, sin ir más lejos en la pasada edición con Juan Perro, y de su mamá Martirio. La onubense demostró hallarse en un momento pletórico, arriba esa peineta y ese abanico, si bien lo hizo más cuando mandó a solas con 'La herida oscura', que cuando acompañó a la Dama de Chorrillos en 'Luz de Luna'. Estupenda, en cualquier caso.

Aún faltaba la gran sorpresa, personalizada en el bailaor Juan de Juan, quien de entrada se marcó un zapateado por cartageneras de los de cortar el aliento. Con enorme presencia, se agradeció su habilidad y potencia de piernas, ahora que parecen llevarse los bailaores pajarillo. Desde ahí hasta el final, más celebraciones, más zapateados, más canciones, más cortesía y más 'we are the world'. Pero no, había otro mundo y estaba fuera. Que nos quiten lo 'disfrutao'.

TROPICALISMO XXI

Antes, el escenario de la Catedral demostró que su devastadora belleza no es siempre sinónimo de idoneidad. Ocurrió con el notable concierto de Lucas Santtana, brasileño talentoso y original, cuya propuesta moderna agradece antes el neón que las ruinas. El suyo es un discurso sostenido sobre guitarras, batería de mano y electrónica diversa -no solo secuenciada-, melódicamente interesante y rítmicamente adictivo.

Con la única compañía de los eficientes Caetano Malta y Bruno Buarque, Santtana es capaz de crear inspiradas canciones que ofrecen una perspectiva actualizada del aquel tropicalismo que inventaran a final de los sesenta Caetano, Gil, Tom Zé y compañía. La intención renovadora, psicodélica y razonablemente experimental sigue intacta, si bien añadiendo dub, electrónica y sensibilidad actual.

Tantos lo han intentado y tan pocos han logrado buen resultado, que la propuesta de Lucas Santtana aumenta su valor. Aunque, insisto, horario y escenario no fueran idóneos para un sonido tan cool. Muy interesante, empero.

LA MAR DE MÚSICAS
Conciertos: Susana Baca / Lucas Santtana. Formación: Susana Baca (voz), Ernesto Hermoza (guitarra, charango), Óscar Huaranga (contrabajo), María Elena Belevan (violín), Hugo Bravo (cajón) y Manuel Mújica (percusión). Invitados: Andrea Echeverry (voz, guitarra), Martirio (voz), Raúl Rodríguez (tres) y Juan de Juan (baile). Lugar: Auditorio El Batel, 22 de julio. Calificación: Exquisito / Notable.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...