Gregory Porter - Hipster Jazz

Jam Albarracín | 25.07.2013 - 11:25 | Críticas

Gregory Porter en La Mar de MúsicasEl parco en palabras Wynton Marsalis lo había elogiado sin mesura, tras su paso por el Jazz at Lincoln Center. En Estados Unidos -reside en Nueva York- ha logrado revolucionar todos los esquemas del jazz-soul, sus dos únicos álbumes tienen nominaciones Grammy y en Europa ya ha logrado un nº1 en iTunes y Amazon, gracias sobre todo a británicos y franceses. En La Mar de Músicas, quinta escala de su primera gira española, Gregory Porter confirmó, si cabe aumentadas, todas las expectativas. 

Hoy en día es improbable encontrar en todo el planeta jazz un vocalista con un registro tan portentoso. Su concierto solo admite un calificativo: soberbio. El mejor hasta el momento de un festival cuyo programa hacía albergar bastantes dudas y que se está confirmando como mejor de lo esperado. Nat King Cole y Marvin Gaye le otorgarían sus bendiciones.

Después de disfrutar de su directo, no me extraña que Greg Porter esté acaparando tantos elogios y atención. En disco es bueno, pero es en directo donde verdaderamente se revela su excepcionalidad. Su voz adquiere dimensión absoluta, como si hubiera altavoces hi-fi colocados por todo el recinto, y su canto, dotado de un registro de medios-graves diseñado por Dios, deviene con esa fluidez y naturalidad solo al alcance de los más grandes. Su garganta, capaz de hacer parecer sencillo lo improbable, es como la pierna derecha de Iniesta. 

Gregory Porter es además el autor de la mayoría de un repertorio en el que también hubo espacio para adaptaciones de temas de Nat Adderley -el hermano de Cannonball- ('Work song'), de Horace Silver ('Señor Blues') y del 'Quizás, quizás, quizás', de Osvaldo Farrés aunque cantado -en buen castellano- al modo de su admirado Nat King Cole. La banda que le acompaña, la misma del disco con el añadido del espectacular saxofonista Satoh, no solo es técnicamente excepcional, sino también harto elegante. Auténticos hipsters, término que desconozco por qué ahora se asocia a cierto tipo de indie gafapasta, pero cuyo origen viene del hot jazz. Trajes caros, pose elegante, clase a raudales. Y más jazzie, bastante más, que en CD.

Greg afirmó sentirse algo nervioso ante su primera gira española, pero a juzgar por como sonaron 'Be good', 'I fall in love so easily', '1960 what' o el adelanto de su próximo trabajo 'Liquid spirits', miente casi tan bien como canta. Anoten el nombre y si tienen ocasión no se lo pierdan: Gregory Porter. El gran triunfador de La Mar de Músicas 2013 y lo escribo asumiendo que apenas cruzamos el ecuador del festival.    

AY, MARI CARMEN

Y eso que la mayoría del público había acudido para ver a Buika, ahora residente en Miami y candidata a merendarse un mercado americano cuya crítica ya la trata muy bien. La mallorquina ofreció un concierto de formato muy escueto -voz, piano y cajón- pero aun interesante y con momentos inspirados. Su registo no es amplio, en sus modulaciones nunca hay 'decrescendos' -todas son gritadas hacia arriba- y en definitiva no cabe decir que técnicamente sea una buena vocalista. Pero tiene algo importante capaz de restar significancia a todo lo demás: poder. Un poderío muy gitano, más que flamenco a secas.

Eso, su condición cada vez más notoria de icono homosexual -desde el inicio de 'Sueño con ella' hasta lo explícito en 'No habrá nadie en el mundo' (“cuando tu vuelvas niña, te como a besos / y volaremos alto donde las nubes van despacio / despacio va mi boca sobre tu cuerpo / tan lento que seguro se pare el tiempo”), y una bendita locura que parece dominarla casi desde el inicio hacen de sus directos algo especial. Ni bueno ni malo en sí mismo, pero propio y peculiar. Y esto sí puntúa a favor, aunque personalmente se me hacía raro escuchar a veces al piano imitando a una guitarra. 

Buika acabó ('Cruz de olvido', a la salud de Chavela Vargas) mejor que empezó, acaso por la imposible competición con el monstruo anterior, tal vez porque su vaso de a poco se fue vaciando, quizá porque canciones como su versión de 'Santa Lucía', de Miguel Ríos, no sean ni de lejos de lo mejor de su repertorio. Con 'El último trago' -Chavela de nuevo- el asunto empezó a encauzarse. Después llegaron 'Mi niña Lola', 'Mentirosa', con esos tumbaos al piano tan del gusto latino-Miami, 'Ojos verdes'... Y todo el mundo acabó enmarañado de copla y bolero pasionales y con alma gitana. Y es que Concha Buika traza más sabroso cuanto más 'Mari Carmen' se pone.
 
LA MAR DE MÚSICAS
Conciertos: Gregory Porter / Buika. Formación: Gregory Porter (voz), Chip Crawford (piano), Aaron James (contrabajo), Emanuel Harrold (batería) y Yohsuke Satoh (saxo alto). Lugar: Auditorio Parque Torres, 23 de julio. Calificación: Excelente / Interesante. 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...