The Excitements - Ni revelación, ni fiebre: ortodoxia

Jam Albarracín | 13.10.2013 - 10:26 | Críticas

The Excitements en el Teatro Circo MurciaTe guapeas un poco y sonríes al espejo. Has quedado con tu chica, te diriges al centro. Vas a ver un concierto y, como es en el Teatro Circo Murcia, sabes que estarás cómodo y que el marco será bello. Al salir, compartes tapas y risas con los amigos y al fin regresas a casa. Ha sido una agradable velada, nada para anotar en el bloc de lo memorable, pero mucho mejor que haber visto una peli con explosiones en 'slow motion' o el soporífero España – Bielorusia. El nombre del grupo es The Excitements, tocan rhythm'n'blues y soul. No están mal, no importa si lo olvidan.

Hay artistas que logran hacer de sus limitaciones virtud, a The Excitements les ocurre justo lo contrario. El soul mola y ellos son buenos músicos, pero igual todos sabemos que cuando nos echamos en brazos de un gran concierto de soul ocurren fenómenos paranormales. Entonces recurrimos a conceptos como magia, liturgia, fiebre, trance, revelación. Tópicos, sin duda, pero tan ciertos como ausentes el viernes en el directo de los barceloneses. Su cantante Koko-Jean Davis lo había explicado perfectamente en la entrevista previa a este diario: “El soul no es algo racional, sino una vibración”. Bien, pues no fueron capaces de transmitirla o si lo hicieron llegó muy atenuada. Lo que sí se infirió de su show fue un desmesurado grado de ortodoxia.

Capitaneados por el guitarrista Adrià Gual y vestidos como mandan los cánones del soul -trajes, corbatas estrechas-, The Excitements abrieron el show con el instrumental 'Fat back', para a continuación dar entrada a la diminuta y nerviosa Koko-Jean en 'Take the bitter and the sweet', ambos títulos de su debut-álbum, si bien sería el recién estrenado 'Sometimes too much ain't enough' el que sonaría en su totalidad.

La banda enlaza las canciones y la temperatura comienza a subir con 'Tell me where i stand' y 'Ha, ha, ha'. Koko-Jean -buena garganta, aunque la habitual comparación con Etta James y Tina Turner no deje de bordear la herejía- ha puesto en pie al público y todos bailamos, incluso 'agarrao' con la bonita 'Give it back'. La excitación ya no iba a subir más, ni siquiera lograría mantenerse.

Lo de The Excitements es un ejercicio de estilo -rhythm'n'blues y Stax soul- versado y bien ejecutado técnicamente, que se duele por donde menos debiera: por el alma. No hablo de pervertir o de reinventar el soul, lo estándar de su propuesta no tiene nada de malo. Pero sí su previsibilidad excesiva: a los 30 segundos de cada canción sabes exactamente todo lo que vendrá a continuación.

Y aunque el maestro Lapido cantase que “Un rock and roll son tres acordes, como veis, y aunque pase el tiempo nunca serán seis”, las posibilidades combinatorias y de intensidad de esos acordes son infinitas. Y si hay algún matemático en la sala da igual, gana la música. Creatividad, la llaman. No acudió el viernes.

 

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...