Tom Smith que estás en los cielos

Jam Albarracín | 21.10.2013 - 10:13 | Críticas

Editors en directoEl cielo tornó de color vino, las mascotas corrieron a refugiarse y hasta una avioneta rasó el vuelo más de lo aconsejable. El público guardó un silencio impropio en un concierto de rock y la piel comenzó a practicar el juego del erizo. Los británicos Editors ofrecieron en el BUM Estrella de Levante un espectáculo avasallador, una ceremonia de rock imponente, sin duda uno de los mejores conciertos del año en la Comunidad de Murcia.

Tendemos a hacerlo ante la actual avalancha de producción discográfica: sintetizamos ideas genéricas que asumimos como válidas aun sabiendo que son imprecisas. La relativa a Editors es que sigue siendo un grupo de gran envergadura, pero que sus dos últimos discos han bajado en relación a los dos primeros. Error no forzado. Y demostrado el viernes donde mejor se aprecia, en directo. Es cierto que han perdido algo -solo algo- de urgencia y desesperación juvenil, pero la han permutado por una mayor elegancia, versatilidad formal y excelencia expresiva. Se llama evolución, ambición creativa -no repetir fórmulas- y en su caso ha sido tan coherente como al fin acertada.

A las pruebas me remito. Claro que 'Bullets', 'Someone says' o esos dos trallazos que son 'Munich' y 'The racing rats' constituyeron momentos celebrados en un concierto de continuo tono alto, pero fueron incluso superados por la grandiosidad de 'Honesty' -hubo que agitar a la gente para que pidiese otra, pero porque salir del éxtasis cuesta-, la profundidad de 'A ton of love', la psicodelia iluminada de 'In this light and on this evening' y un bis que hubiera justificado todo un concierto: 'Bricks and mortar' -pura hipnosis, el momento álgido de la velada-, un 'Nothing' de cocción lenta y asfixiante crescendo continuo, y el cierre final con la 'neworderiana' 'Papillon', de versión extendida y final improvisado. Sencillamente glorioso.

El de Editors es un ejercicio de romanticismo abrumador. La decepción de la vida esgrimida desde el amor. Con un excelso Tom Smith que parece surgido de un poema de Lord Byron, declamando su pasión de manera dramática, épica, intensa. Izándose sobre el piano en una oscura escena de luces de contra y siluetas inquietantes. Y luego está esa voz, todavía no declarada ilegal, que convierte en verdad absoluta cualquiera de sus frases de barítono (“Al final todo lo que puedes esperar / es que el amor que recibas compense el dolor que has sufrido”, canta en 'Bones'). Como el agua salada en las heridas, el concierto de Editors resultó doloroso y curativo: excelente.

Con anterioridad, Varry Brava ofreció un directo con mal sonido y buena actitud. Salieron con una copa de más, cometiendo algún error inusual pero poniendo a bailar a la concurrencia con su 'glamour de outlet' y su frenético pop-muelle. Estos chicos tienen groove. Y también sentido del humor (“Mamá, soy demasié” se leía en un cartel mostrado por el teclista-crack Aaron Sáez). Para el final invitaron a Lofelive, el productor del momento, con la versión italiana de su hit 'Calor', mientras que con 'No gires' tocaron el cielo. Perdón, el suelo, que es donde acabaron todos tirados. Óscar Ferrer y compañía justificaron la máxima que dice que un concierto debe ser una ocasión singular e irrepetible. Aunque esta vez también mejorable técnicamente. 

Todo lo contrario de Dorian, tan correctos como introducir un CD en el estéreo y tan planos como una tabla de planchar. Alguien debiera regalarles una vajilla: para ser artista es imprescindible haber roto algún plato. Con decorado de esoterismo pre Juan Salvador Gaviota, el de los barceloneses se mostró como una suerte de pop de autoayuda de grado tan elemental que produce sonrojo. Es casi imposible diseñar sucesiones melódicas tan evidentes y ultrabásicas, mientras que las letras de sus canciones resultan la prueba más concluyente del fracaso de la LOGSE. El problema va más allá de su aburrimiento infinito y de su inmovilismo triangular, pues. 

Menos mal que después Editors nos dejó su gran buqué para el recuerdo, haber en el que también se debe anotar la gran respuesta de un público -en su mayoría muy joven- que casi llenó el recinto y que demostró su buena disposición para disfrutar de una propuesta, la de los británicos, brillante pero que requiere de una escucha activa para ser degustada con precisión. Po cierto, los belgas Balthazar abrieron la velada muy temprano. 

En el debe del BUM Estrella de Levante voy a situar las pantallas laterales. Uno espera de un concierto con pantallas que éstas emitan otra cosa que no sea un bombardeo continuo de publicidad. Este es un mundo comercial, pero hay límites. De hecho y con buen criterio, Editors obligó a apagarlas durante su concierto.

 

BUM Estrella de Levante 2013
Conciertos: Editors / Dorian / Varry Brava / Balthazar. Lugar: Plaza de Toros de Murcia, 18 de octubre. Calificaciones: Excelente / Elemental / Divertido / Sin calificar.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...