Till Brönner / Chano Domínguez - Los contrastes del jazz

Jam Albarracín | 11.11.2013 - 20:43 | Críticas

Till Brönner en CartagenaAlemania fue la gran protagonista de la tercera jornada del festival Cartagena Jazz, saldada con aforo completo, merced a dos propuestas tan diferenciadas entre sí que  cuesta creer que pertenezcan al mismo estilo: jazz. Pero tanto la WDR Big Band de Colonia, que acompañó a Chano Domínguez en el estreno nacional de su último proyecto aún inédito discográficamente, como el sensacional Till Brönner, justifican el jazz. Desde postulados casi antagónicos, esto sí.

El de Brönner fue el discurso del jazz entendido como el lenguaje de la libertad. De la inspiración y la búsqueda de la magia del momento, de la interacción -impresionantes los diálogos entre la trompeta de Till y el saxo de Magnus Lindgren- y el riesgo de la mano alzada, de crear el camino sobre la marcha. Hubo momentos verdaderamente sublimes dentro de un concierto de trazo siempre elegante, tanto en su apartado acústico como estético.

Huyendo radicalmente del efectismo para centrarse en la búsqueda de esa volátil chispa que convierte lo humano en divino y lo bueno en genial, el pintón Brönner y su exquisito combo lucieron como unos auténticos hipsters del jazz (el término original viene de ahí: indie gafapasta no es hipster, es indie gafapasta), en un directo de ambiente relajado, fluido, exquisito y moderno: aunque la inspiración pueda partir de la segunda oleada del cool jazz o del soul jazz del sello CTI, la propuesta de Brönner tiene el inequívoco sabor de lo actual. De hecho en no pocos momentos del concierto, era sobre bases cercanas al pop desde donde crecían las oleadas de puro jazz de los germanos.

Till Brönner centró su concierto en las piezas que conforman su último álbum, de título homónimo y el primero exclusivamente instrumental en casi diez años, si bien prescindiendo de las cuerdas y dotando al teclado de Jasper Soffers de un gran poder armónico -sin apenas solos- para dar el rol solista a los metales. Desde 'Will of nature' y 'FFH' hasta 'Gibraltar', su astuta versión del tema de Freddie Hubbard, la sensación de estar disfrutando de algo especial fue creciendo hasta el fraseo final. Gran concierto.

 

LA SEGUIRIYA SINFÓNICA

Aunque el lenguaje utilizado fuera el del jazz, el de Chano Domínguez y la orquesta de la radiotelevisión de Colonia tuvo mucho más que ver con un 'opus' sinfónico: buenos músicos leyendo una (desigual) partitura. Se trata de un concierto escrito por el pianista gaditano, orquestado por el norteamericano Vince Mendoza -presente en Cartagena- e interpretado por la WDR -camuflada de big band de metales pero en la práctica una orquesta jugando su papel-, con el añadido de un cuadro flamenco que puso la nota más entonada al recital. En especial el cantaor Blas Córdoba y el bailaor Daniel Navarro, aquí sobre todo por la feliz manera de integrar la percusión de su taconeo en el sonido global.

Chano Domínguez ha compuesto esta obra basándose en diferentes pilares que sostienen cada pieza. Desde aquél rock progresivo-sinfónico andaluz de los 70 que vio nacer al Chano músico, hasta el flamenco, los aires cubanos, el latin jazz y algún acento de BSO de peli de espías. Se utilizan las formas del jazz, pero el espíritu no es el del mejor jazz. Todo suena correcto, poco se advierte brillante. No es lo mejor que ha hecho Chano. Merece verse, en todo caso.

 

XXXIII CARTAGENA JAZZ
Conciertos: Till Brönner / Chano Domínguez & WDR Big Band. Lugar: Auditorio El Batel, Cartagena, 9 de noviembre. Calificación: Muy bueno / Interesante.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...