Volando vengo (Crítica Kiko Veneno)

Jam Albarracín | 09.02.2014 - 13:14 | Críticas

Kiko Veneno en MurciaHacía tres años que Kiko Veneno no actuaba en Murcia. ¿Qué ha pasado desde entonces? Pues los brotes verdes en diferido que nunca cesan y los impuestos en Cultura luchando contra el recibo de la luz a ver quien copa el 'hit parade'.

Así las cosas, el gremio de teclistas cotiza a la baja; el de coristas, saxofonistas, violinistas y otros 'músicos raros' anda al borde del ataque de nervios; y el de percusionistas directamente pasó a engrosar las filas de los desahuciados. ¿Quién acaba sufriendo todo esto? Pues usted, querido lector que gusta de la música en directo. Y por extensión y por centrar el asunto, Kiko Veneno. Su Banda del Retumbe nunca fue tan escueta: guitarra, bajo y batería. Superhéroes de barrio.

El concierto fue correcto, estuvo bien. Que eso en Kiko Veneno puntúe más que un notable de muchos otros, no evita la realidad. Y fue solo correcto seguramente por lo discreto del acompañamiento -sus habituales Caramés y Jimmy más el 'delinqüente' Ratón-, pero igual porque como buen sevillano -sí, como los vascos, los de Sevilla también nacen donde les da la gana- Kiko es muy de atrapar la musa, de moldear la chispa del momento, de sublimar el instante. Y el viernes le falló un poquito ese poder de seducción. Que estuvo bien, ya digo, pero esa magia que con frecuencia le acompaña se mostró un tanto esquiva.

El público disfrutó y salió contento. No era para menos con un repertorio como el esgrimido. Algunas canciones de su último disco, destacable pero de difícil traslación al directo, junto a otras de su extensa maleta entre las que no faltó el ramillete de clásicos. De entre las primeras me gustó la que titula el disco, 'Sensación térmica', la perezosa 'Solo con palabras', con ese habitual romanticismo venenoso que es puro costumbrismo suburbial (“Solitario / el sol se iba escondiendo / muy despacio / detrás de la tapia”), así como 'Mala suerte': siete breves duras historias, bien reconocibles algunas, que finalizan con la frase 'mala suerte' como eufemismo de injusticia. La interpretó con tal intensidad que hasta creo que se puso de mal vino.

Del resto, pues qué les voy a contar, algunos títulos hablan por sí solos: 'Memphis Blues', 'Echo de menos', 'Dice la gente' -con ese puntito africano que lo acerca al soukous-, 'Joselito', la despedida en las nubes con la coreada 'Volando voy' y hasta una canción de su primer disco de 1977 como Veneno a secas, 'Los delincuentes'. Todas más que buenas, todas bien tocadas con los músicos embutidos en sus salpicados monos de la línea 'working class'.

Que no tuviera su noche más inspirada no quiere decir que su concierto no mereciera el aplauso. Como también lo merece la gestión del Teatro Circo Murcia, desde hace tiempo el único espacio público con una programación musical de calidad en la Región. Insisto, el único: mirar la cartelera del Romea, El Batel o el Víctor Villegas -¡con lo que ha sido éste!- conlleva un inevitable tratamiento intensivo con H&S.

 

KIKO VENENO
Formación: Kiko Veneno (voz, guitarras, armónica), Diego Pozo 'El Ratón' (guitarras), Juan Ramón Caramés (bajo) y Jimmy González (batería). Lugar / Fecha: Teatro Circo Murcia, 7 de febrero 2014. Calificación: Interesante.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...