La rave de Sevilla (Crítica Pony Bravo)

Jam Albarracín | 25.02.2014 - 10:50 | Críticas

Pony Bravo en directo [Foto: Tono Cano]Dudo que los tiempos estén cambiando realmente, pero no deja de resultar agradable comprobar la expectación generada por el concierto de dos grupos de propuesta atípica y con señas de identidad cultural propia: los sevillanos Pony Bravo, consolidados en la élite del indierock español, y unos Crudo Pimento que ofrecen un discurso febril y enraizado, pero bien alejado de aquella Murcia que un día se promocionó como hermosa e inculta.

Desde su rol de teloneros, Raúl Frutos e Inma Gómez ofrecieron un directo atropellado pero aun interesante. Midieron mal pero cayeron bien. No era espacio para bromas, que no se entendían y que esgrimían sin convicción, pero la suya sigue siendo una propuesta poderosa y sin apenas parangón en nuestro país. Desde su escueta instrumentación de construcción propia, Crudo Pimento mostaron su seductor primitivismo ilustrado en temas como 'Tic tac toc', 'La fin du monde' o esa 'Cumbia de muertos' con la que se despidieron en plan pasacalles dixieland desde el patio de butacas. Molde único.

Amantes por igual de la música de Talking Heads, Manolo Caracol, Fela Kuti, Lee Perry, Triana, el tropicalismo o el krautrock, Pony Bravo han sido capaces de lograr un discurso en el que se aprecia la huella de todos los citados pero que suena tan personal, brillante, cautivador y rotundamente propio como en su día lo hiciera Radio Futura. Incluso Pablo Peña, un auténtico crack, me recordó en su implicación y en sus movimientos a Luis Auserón. No se parecen formalmente, desde luego, pero algo más en su espíritu libre, inteligente y renovador. 

Les costó una cuarta hacerse con el espacio (“esto de tocar en un teatro impone”), pero tras varias piezas de discos previos y algún ajuste de sonido, definitivamente agarraron la manija con la envolvente 'Cheney', una magnífica canción de corte hipnótico, bajo repetitivo y texto demoledor: “cowboy de mierda que todo lo puede” es lo más suave que llaman al exvicepresidente de EEUU.

A partir de ahí todo marchó ya sobre ruedas. Su marcada vertiente política no obstante queda ligeramente matizada en directo, pese a la contundencia verbal de piezas como 'Eurovegas' o 'Zambra de Guantánamo', para acabar imponiéndose una sensación de placentero mantra que invitaba al cimbreo vacilón y al vuelo moderadamente drogado.

La bailable 'El político neoliberal' (“vótenme porque mi rumba está buena”) aumenta sus prestaciones en directo, constituyendo un momento álgido del concierto, como también lo fue su versión de Devo ('Whip it'), el cierre oficial con 'La rave de Dios', así como un magnífico bis de corte más electrónico rematado con ese subidón recitado que es 'Mi DNI'.

Que Daniel Alonso mantenga un tono notoriamente andaluz en sus melodías es otro factor que aporta personalidad y puntúa a favor. Que se parezca a Jim Morrison ya es más casual.

 
 
Concierto: Pony Bravo + Crudo Pimento. Formación: Daniel Alonso (voz, teclados), Pablo Peña (bajo, guitarra), Darío del Moral (guitarra, batería, bajo) y Javier Rivera (batería, guitarra). Lugar / Fecha: Teatro Circo Murcia, 22 de febrero 2014. Calificación: Notable.

Videoteca

VideotecaAquí podrás ver los diferentes videoclips que recibimos de los grupos de música de la Región de Murcia. No te lo pierdas.

Ir a Videoteca...

Fonoteca

FonotecaEscucha todas las canciones de los diferentes grupos murcianos que nos mandan a murciarock.com. Para todos los gustos. 

Ir a Fonoteca...